Síguenos

Bruce-Lee-001.jpg

Una estatua de bronce, de tamaño natural, de Bruce Lee ha sido develada en un parque de Mostar, Bosnia, como un llamado simbólico a la paz y a la unión de musulmanes, serbios y croatas.

La estatua fue develada un día después de que se develara otra similar en Hong Kong, con motivo del 65 aniversario del nacimiento del protagonista de Enter the Dragon...

A decir verdad reseño esta pequeña nota, fundamentalmente, por cuestiones nostálgicas. La sola mención del nombre de Bruce Lee me transporta a mi infancia, cuando nos pasábamos días practicando “artes marciales” —que si de “artes” tenían poco, mucho menos tenían de “marciales”—, para emular a Bruce Lee, mientras especulábamos sobre las “oscuras” razones de una temprana muerte que se siempre se nos antojó harto sospechosa.

De modo pues que han develado la estatua del Dragón y horas después le han robado sus nunchuks (no sé cómo traducirlo, pero en mi infancia le decíamos “nunchacus”). El robo, que para algunos podría calificarse de sacrilegio, motivó una pequeña protesta de indignados ciudadanos de Mostar. Me uno a la indignación.

Vía | Boing Boing

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

27 comentarios