Sigue a Blogdecine

Borgninedead

En la noche del domingo fallecía a causa de un fallo renal el actor Ernest Borgnine a la edad de 95 años. Estaba acompañado de su esposa e hijos en el hospital Cedar-Sinai en Los Angeles.

De procedencia italiana, Borgnine empezó el el cine a principios de los años 50, década en la que participó en películas tan importantes como ‘De aquí a la eternidad’ (‘From Here to Eternity’, Fred Zinnemann, 1953), ‘Johnny Guitar’ (id, Nicholas Ray, 1954), ‘Veracruz’ (id, Robert Aldrich, 1954), ‘Conspiración de silencio’ (‘Bad Day at Black Rock’, John Sturgues, 1955), y sobre todo ‘Marty’ (id, Delbert Mann, 1955), una de las pocas películas en las que tuvo un papel protagonista, y por la que se alzó con un merecido Oscar al mejor actor principal.

Su peculiar rostro le llevó a interpretar infinidad de personajes secundarios, siendo uno de esos actores que ennoblecieron, por así decirlo, a los secundarios, logrando en muchas ocasiones estar por encima de los principales. Borgnine tenía es capacidad, destinada sólo a unos pocos, de dar vida a hombres llenos de sensibilidad y bondad, o también al mayor hijo de perra que uno podría encontrarse. Tras participar a las órdenes de directores como Delmer Daves o Richard Fleischer, en la siguiente década destacó en películas como ‘Barrabás’, de nuevo de Fleischer, ‘El vuelo del Fénix’ (‘The Flight of the Phoenix, 1965), ‘Doce del patíbulo’ (‘The Dirty Dozen’, 1967), ambas de Aldrich, quien le tuvo como uno de sus actores fetiche, o la imprescindible ‘Grupo salvaje’ (‘The Wild Bunch’, Sam Peckinpah, 1969).

‘La aventura del Poseidón’ (‘The Poseidon Adventure’, Ronald Neame, 1972) —probablemente la mejor cinta sobre catástrofes— y ‘El emperador del norte’ (‘Emperor of the North Pole’, Robert Aldrich, 1973) fueron dos de los trabajos más importantes del actor en la década de los 70, al lado de títulos como ‘Convoy’ (id, Sam Peckinpah, 1978) o ‘El abismo negro’ (‘The Black Hole’, Gary Nelson’, 1979), film de ciencia ficción injustamente infravalorado. En los 80 destaca en la mítica ‘1997: Rescate en New York’ (‘Escape from New York’, John Carpenter, 1981) y poco a poco las películas en las que participa no poseen la calidad de títulos de antaño, sin duda en consonancia con los nuevos tiempos en Hollywood.

Uno de sus últimos trabajos fue en la pasable ‘Red’ (id, Robert Schwentke, 2010), y personalmente destaco su interpretación en el segmento dirigido por Sean Penn para la película sobre los atentados a las Torres Gemelas ‘11-09-01’, una joya de 11 minutos de duración que impresiona entre otras cosas por la sentida interpretación de Borgnine.

No dejó de trabajar ni un sólo de sus días, y su marcha ayuda a la extinción de una clase de actor de madera muy distinta a los de hoy día. También se va un trozo de mi infancia. Hasta siempre Ernest.

Vía | El País

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

31 comentarios