Síguenos

joseph gordon-levitt

A pesar de su juventud, el rostro de Joseph Gordon-Levitt es bien conocido. Y la razón es obvia, empezó en esto de la interpretación siendo un niño y con 15 años saltó a la fama en una popular serie de televisión (‘3rd Rock form the Sun’, estrenada en España como ‘Cosas de marcianos’). Pero pronto su carrera como actor estuvo plagada de títulos independientes, donde se ha forjado un nombre y ha logrado respeto y admiración para ser uno de los actores con más proyección en Hollywood, donde ya ha participado y suena en grandes producciones.

Sin duda, Joseph Gordon-Levitt es un actor a tener en cuenta y que tiene la virtud de tener estrella. Le podemos llamar suerte, inspiración, saber estar en el sitio adecuado o simplemente la irrupción de un talento para el cine que le viene en la sangre. No en vano con su corta edad, 29 años, ya ha conocido lo que es dirigir (el corto ‘Sparks’) y tiene en cartera títulos muy sonados que elevaran aún más su fama.

Ha sido comparado con Heath Ledger, quizás por pertenecer a su misma generación y disponer con tanta juventud suficiente bagaje como proyección de futuro. Con él coincidió en ‘10 razones para odiarte’ (1999) pero algo más de una década despues, Ledger ya no está y su paralelismo (e incluso un cierto parecido físico) siguen acompañándole. Incluso puede que dentro de una misma saga exitosa: Ledger triunfó póstumamente con ‘El caballero oscuro’ haciendo del villano de turno y Joseph Gordon-Levitt ya suena como el próximo enemigo del hombre murciélago en la tercera entrega que Christopher Nolan ya está gestando.

Joseph Gordon-Levitt: irrumpe como estrella televisiva y luego en cine indie

Pero a pesar de ser hoy en día un actor bien considerado, tampoco es que su carrera haya sido un camino de rosas. Es cierto que le acompañó la suerte, la popularidad y aparecer en varias comedias televisivas y algún que otro título cinematográfico, pero eso precisamente fue para él un lastre. O al menos no le ayudó demasiado como persona, porque siempre cuenta en sus entrevistas que durante su adolescencia odiaba que fuera reconocido como una celebridad y rehuía de su status. Él mismo se calificaba de “niñato neurótico” y más cuando su rostro era portada de revistas para adolescentes. Algo que obviamente no resulta fácil de asumir cuando tienes mayores aspiraciones.

Por suerte, esta etapa pasó y él supo reconducir sus intereses e inquietudes. Entró en la Universidad de Columbia, estudió historia, literatura y desarrolló una profunda afinidad con todo lo francés (apasionado de la literatura, el cine y el arte). A pesar de todo, Joseph Gordon-Levitt abandonó los estudios para volcarse en su carrera como actor, eso sí, siendo mucho más selectivo con las producciones en las que participaría.

Y parece que tomó una excelente decisión, puesto que recorrió el circuito de cine indie con fortuna y buen tino. Ahí están sus trabajos meritorios en ‘Manic’ (2001), interpretando a un adolescente violento que acaba recluido para institución mental y ‘Oscura inocencia’ (‘Mysterious Skin’, 2004), de Gregg Araki, donde se mete en el papel de un homosexual trastornado convencido de que de niño fue abducido por extraterrestres. También consechó cierto éxito con ‘Brick’ (2005) con la que logró críticas muy positivas y fue ya calificado de estrella emergente a la que no perder de vista. Y no podemos olvidar la curiosa ‘The Lookout’ (2007) con la que demostraba su estilo en un papel nada fácil: un actor comedido, nada tendente al histrionismo y que sabe personificar el interior de sus personajes.

El salto a las grandes producciones

Ya en 2008 participa en ‘Killshot’ una producción más ambiciosa acompañando a un reparto de estrellas como Mickey Rourke, Diane Lane o Rosario Dawson, pero cuyo resultado artístico no es muy satisfactorio. Algo similar ocurrió con ‘G.I. Joe’ (2009), ya entrando en el terreno de las grandes producciones, pero sin brillar en exceso. Al menos supo conocer de nuevo el aplauso con ‘(500) Días juntos’ (2009) una comedia con la que consigue algunos premios, menciones e incluso nominación al Globo de Oro. Un paso importante que viene a justificar su ascendencia y su irrefrenable ascenso al estrellato, que ha sabido corroborar en uno de los éxitos del pasado verano: ‘Origen’.

Y de su futuro sólo podemos decir que su nombre seguirá encabezando carteles de importantes films y su figura va camino del lugar destinado a las grandes estrellas. Así pronto le veremos en ‘Live With It‘, una tragicomedia donde interpreta a un joven que supera el cáncer, también en ‘Premium Rush’ un thriller de acción, ‘Looper’ thriller de Ciencia Ficción junto a Bruce Willis y la rumoreada participación como Enigma en la, aún sin título oficial, tercera entrega del ‘Batman’ de Nolan.

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

47 comentarios