Sigue a

rinkysplash.jpg

El argumento de este desternillante cortometraje de Sacha Goedegebure podría resumirse en la venganza de un enorme conejo bonachón, y con sobrepeso, al que sus vecinos de bosque le tocan tanto la moral que no tiene más remedio que reaccionar. Sin duda, un buen punto de partida aprovechado al máximo por el director y sus colaboradores para ofrecernos una historia visualmente muy atractiva, y con momentos de morirse de risa.

Pienso que la principal virtud de este corto, además de su estupenda animación y su tono desenfadado y humilde, es la sensacional caracterización de los cuatro personajes, a cada cual más esperpéntico. Primer trabajo de Goedegebure, no tiene nada que envidiar a los productos de factorías más potentes, y no me extrañaría absolutamente nada que le esperase un futuro más que prometedor. Pero para qué seguir hablando, vean el corto:

Vía | Punto Geek

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

26 comentarios