Sigue a Blogdecine

pixar.jpg

Aviso: Actualización forzosa debido a que hemos tenido que quitar el vídeo del corto porque no podemos colgar contenidos ajenos.

Supongo que ya le habréis dado al play (los pocos que habréis llegado a tiempo de verlo aquí, sino, hacedlo por favor empleando el link al final del post), y habréis terminado de disfrutar de esta joya antes de poneros a hablar conmigo. En caso contrario, primero hacedlo, y luego leedme, porque voy a hablar sobre ella sin tapujos, en una crítica que se adelanta varios meses a la aparición de este delicatessen audiovisual. Pero antes que nada me gustaría dar las gracias a Antonio Toca, pues sin él no hubiera podido, primero, verla y disfrutarla yo mismo, y segundo, poder ofrecerla a vosotros y hablaros de ella.

Cuando un grupo de artistas puede justificar por si solo la existencia de una grandísima compañía productora y distribuidora que durante décadas ha sido la principal exportardora al mundo de productos de animación, estamos hablando de una proeza. Ya tocará en su momento hablar de ‘Up’, que tiene la ambición, nada menos, que de superar ‘Wall-E’, que ya el verano pasado se nos antojó insuperable. De momento detengámonos en el corto que lo acompañará en cines: una conmovedora historia de amistad y de lealtad.

Este cortometraje comienza con un plano soberbio, que es toda una inspiración en cuanto a ritmo (esa condenada característica invisible de la que hablábamos hace poco) y a planificación, y termina con un golpe de efecto de puro genio que le redime a uno de tanto mal narrador de futuros apocalípticos y demás directorcillos que deberían dedicarse a otra cosa. Los protagonistas de esta historia son dos auténticos perdedores con los que uno congenia desde el primer plano, lo cual, si uno es consciente de la dificultad que supone, ya le avisa a uno de lo que va a poder visionar.

partly-cloudy.jpg

Los cortometrajes son sólo una categoría menor de narración siempre que sus autores se sientan limitados por el soporte. También es cierto que, al ser animación, y animación de gran presupuesto en este caso, la imaginación del artista no tiene ningún encorsetamiento. Pero eso también entraña el riesgo de la dispersión y la falta de dirección. No es el caso. Cierto también que ese regusto Disney está presente en la caracterización de, por ejemplo, las nubes secundarias, que fabrican unos cachorros entrañables.

Pero, aunque lo bordea, la ñoñería nunca hace aparición de forma empalagosa o manipuladora. Muy al contrario, es la base emocional por la que nos dejamos arrastrar y que hace creíble la existencia de dos parias, dos pringados, la nube incapaz de crear algo cariñoso y la cigüeña que, con un estoicismo que logra conmovernos, ha de apechugar con lo que toque. Ahí, el relato se adentra en unas claves de humor muy nítidas: la pareja desastrosa pero que aún así continúa unida. Es decir, lo que ya hacían el gordo y el flaco, y todas las parejas mudas que, desde ellos, han aparecido en el cine.

No hacen falta diálogos, al igual que en aquellas películas mudas, cualquier persona, o niño, del mundo, puede adentrarse en esta historia. Es decir, es totalmente universal. La única pega que se le puede poner es lo poco que dura, pues desearíamos que durase más. Este es el producto de unos narradores en estado de gracia. Ahora la pregunta es: ¿podrá ‘Up’ superar esto? Lo bueno de Pixar es que siempre está dispuesto a sorprendernos de nuevo. No sólo es imposible aburrirse con ellos, también es imposible no aplaudir su ingenio.

P.D. inevitable: De nuevo, gracias a Antonio Toca por su paciencia y por su dedicación a este blog aún ahora que no es parte de él.

Más información | AWN
En blogdecine | Los cortometrajes de Pixar online
En blogdecine | ‘Presto’, un homenaje de gran altura
En blogdecine | ‘Burn-E’, el nuevo cortometraje de Pixar

Vía | Tachnovation

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

30 comentarios