Compartir
Contenidos contratados por la marca que se menciona

'Mentiras y gordas'

'Mentiras y gordas'
Guardar
5 Comentarios
Publicidad

‘Mentiras y gordas’ se entrega con el ejemplar de El País el domingo 13 de febrero y el 27 de marzo (según la zona). Se puede consultar el resto de títulos, fechas y zonas de lanzamiento en el primer post del Club El País.

Desde el mismo momento de su presentación, la película ‘Mentiras y gordas’ dirigida a la par por Alfonso Albacete y David Menkes levantó una sonada polémica. Mezclar sexo y drogas en una historia coral protagonizada por una generación de jóvenes garantizaba que se hablase y mucho sobre ella. Además, causó gran revuelo y despertó curiosidad por contener un reparto repleto de las estrellas jóvenes más en boga en la televisión en ese momento. Desde la joven y bella Ana de Armas a Maxi Iglesias, Mario Casas, Yon González o Ana Polvorosa hasta los más contrastados Hugo Silva y Alejo Sauras.

Con producción de Gerardo Herrero y guión del dúo de directores junto a Ángeles González-Sinde, actual ministra de Cultura, ‘Mentiras y gordas’ apostaba por retratar a una generación actual donde el sexo, las drogas, la fiesta y los excesos pasan factura.

El argumento de ‘Mentiras y gordas’ y la polémica

‘Mentiras y gordas’, como hemos señalado, se centra en un grupo de jóvenes que se encuentran en pleno descubrimiento de la vida y buscan en sus relaciones la solución a algunos de sus problemas. Son jóvenes que viven con intensidad el delirio nocturno, que se cruzan, relacionan en playas, discotecas, bares y terrazas donde la música y la diversión sin freno son las protagonistas.

Este panorama cambia y muestra su otra cara cuando el sol aparece y con él llega el bajón, la cruda realidad y afloran los sentimientos desenvueltos de la euforia. Así, la historia se desarrolla en tres días de un caluroso verano en Alicante con sus respectivas noches donde los protagonistas descubrirán que sus vidas no pueden serguir siendo las mismas.

mentiras y gordas 2

A pesar de la juventud de todo el reparto, no mostraron en ningún momento sintieron miedo a las críticas, porque como comentó Ana de Armas en la presentación del film:

Estamos preparados para cualquier cosa desde el instante en el que aceptamos embarcarnos en esta historia, desde la primera lectura del guión. Halagos y desprecios forman parte de este trabajo

Sin embargo, a pesar de que los comentarios negativos hacían hincapié en el hecho de tratar de forma tan contundente el tema del sexo y las drogas en los jóvenes, las declaraciones vertidas se centraron en dejar claro que esto era algo que debía quedar en segundo plano y que lo realmente importante era los sentimientos y las relaciones entre ellos en la historia.

Aunque, el propio Yon González destacaba precisamente la presencia de los temas que despertaron polémica como parte importante para entender la historia:

Que salga mucho sexo, mucha droga, todo eso me parece un acierto, porque invita a la reflexión sobre las consecuencias nefastas de los excesos. Cada vez hay más descuidos, la gente se excede a muchos niveles, y deberíamos tomar muchas precauciones al respecto

Una pareja de directores y guionistas de larga trayectoria conjunta

La producción de ‘Mentiras y gordas’ llevó el rodaje a los estudios alicantinos de Ciudad de la Luz, un espacio que se ha ganado el prestigio internacional por ser uno de los mejores emplazamientos para los rodajes cinematográficos en exteriores. Hoy en día, se ha convertido en uno de los mejores platós europeos y en el que Hollywood ya se ha fijado por sus excelentes condiciones.

En Alicante, los directores Alfonso Albacete y David Menkes plasmaron la que es aún su última película juntos. Una aventura conjunta que comenzaron en 1996 y que ha dado títulos como ‘Más que amor frenesí’, ‘Atómica’, ‘Sobreviviré’ o ‘Entre vivir y soñar’, con la que también participó Ángeles González-Sinde en el guión.

mentiras y gordas 3

Para llegar a lo que fue ‘Mentiras y gordas’ pasaron cuatro largos años de preparativos y una dura búsqueda de financiación, además de que lo que se perfiló en un principio como una comedia juvenil se transformó en un drama de unos jóvenes refugiados en la fiesta, el sexo y las drogas que enmascaran sus vidas y que evidencian las mentiras con las que sobreviven y a las que se tienen que enfrentar. Como explicó Alfonso Albacete en su estreno:

Es una película en la que los espectadores van a poder ver a sus estrellas de televisión en papeles muy arriesgados; hablando de la mentira a través de la verdad.

Por su parte, Menkes detallaba más:

No pretendíamos hacer propiamente una película generacional, queríamos hablar de individuos que aún están en plena transición, en medio de un viaje a ninguna parte concreta, con sus confusiones, sus problemas, sus sentimientos y su futuro incierto. Necesitábamos que cada uno de los personajes fuera reconocible en su lado más humano, que fueran antihéroes urbanos en busca de su otro yo. No queríamos en ningún momento olvidarnos del humor y que fueran los propios personajes los que a través de sus complejos e inseguridades nos dieran las claves para comprenderlos, aún perteneciendo a otra generación. Deseábamos también que todos utilizaran la mentira como parte importante de sus vidas, que se mintieran a sí mismos sobre lo que realmente sienten y evidentemente lo hicieran también los unos con los otros. Nos interesaba ir desvelando los secretos de Paz, Carola, Carlos, Sonia, Toni, Nico, Marina y Leo poco a poco hasta desnudarlos emocionalmente.

Las jóvenes estrellas: de la televisión al cine

Con excepción principal de Hugo Silva, cuya carrera profesional ya discurría en la gran pantalla (combinada con conocidos trabajos televisivos), el resto del elenco de jóvenes estrellas de ‘Mentiras y gordas’ venían de triunfar en sendas series de televisión que las han encumbrado en poco tiempo. Y sobre todo han conseguido que sus rostros fueran bien conocidos.

Como el caso de Ana de Armas y Yon González protagonistas de ‘El Internado’, Mario Casas (junto a precisamente Hugo Silva) en ‘Los hombres de Paco’, Ana Polvorosa en ‘Aída’ y Alejo Sauras en ‘Los Serrano’. El reparto de jóvenes estrellas se completaba para el film con Maxi Iglesias (‘Física o Química’), Marieta Orozco, Duna Jove y Miriam Giovanelli. No demasiado populares para el público en general pero sí rostros idolatrados por los más jóvenes y que conforman una generación que ha conseguido enorme presencia y fama en muy corto plazo de tiempo. Hasta el punto que las carreras cinematográficas de ellos se han encaminado tras ‘Mentiras y gordas’.

mentiras y gordas cartel

La música

En una cinta así, dirigida a un público joven, la música no podía dejarse en un segundo plano, y por ello se contó con un tema principal de Fangoria, titulado ‘La verdad’ en el que habla de la relatividad de las cosas, que se puede creer o no creer y distorsionar la realidad, que normalmente suele ser diferente a aquello que te cuentan, a lo que sucede realmente en la vida.

Así explicaron los directores su elección:

Siempre nos han gustado las letras inteligentes de Nacho Canut que son capaces de hablarte de temas muy cercanos pero al mismo tiempo te hacen pensar y la voz grave de Alaska con esa ironía con la que sólo ella es capaz de interpretar. Fangoria eran perfectos para dar el punto reflexivo que necesitaba la película y así mostrar con más fuerza las situaciones y el estado límite en el que se encuentran los personajes. La melodía a medio tiempo con toques de electrónica encabeza una banda sonora joven y potente encargada a Juan Sueiro y Juan Carlos Molina que ya habían trabajado con nosotros en películas como ‘Más que amor frenesí’ y ‘Atómica’. Con el tiempo han madurado, han crecido como músicos y nos ofrecen junto con Fangoria una visión de lo que es la noche joven actual.

El resto de la banda sonora contiene una colección de canciones y fragmentos musicales creados expresamente para la ocasión y combina distintos estilos desde el rock o el pop al chill out.

Éxito de taquilla de ‘Mentiras y gordas’

Los comentarios vertidos tras su estreno, el 27 de marzo de 2009, se polarizaron, entre los detractores que destacaban la historia como un himno a la frivolidad y los que supieron ver el valor de una mirada honesta a vida actual de los jóvenes, sin más pretensiones didácticas.

Si bien es cierto, que la película consiguió una recaudación muy notable y que el público joven, principalmente, respondió para ver en pantalla grande a sus estrellas televisivas. Así, ‘Mentiras y gordas’ que tuvo un presupuesto ligeramente por encima de los tres millones de euros, recaudó en taquilla 4.282.941,40 euros y se convirtió en la segunda película española más taquillera de 2009, por debajo tan solo de ‘Fuga de cerebros’ y por encima de ‘Los abrazos rotos’ de Pedro Almodóvar. Y la octava de más recaudación global, según el Ministerio de Cultura.

Publicidad

También te puede gustar

Ver más artículos