Compartir
Contenidos contratados por la marca que se menciona

'Volver'

'Volver'
Guardar
6 Comentarios
Publicidad

‘Volver’ se entrega con el ejemplar de El País el domingo 23 de enero. Se puede consultar el resto de títulos, fechas y zonas de lanzamiento en el primer post del Club El País.

‘Volver’ (2006) ha sido la película que ha tenido mayor repercusión mundial, tanto de crítica como de público, de la exitosa carrera de Pedro Almodóvar. Después de su descubrimiento internacional con ‘Mujeres al borde de un ataque de nervios’ y el Oscar a ‘Todo sobre mi madre’, ‘Volver’ logró la mayor taquilla que jamás haya tenido un film de Almodóvar – 85 millones de dólares, frente a los 67 de ‘Todo sobre mi madre’ y los 59 de ‘Hable con ella’ –, confirmando que el interés a nivel mundial creado por la obra del director manchego, lejos de ser una moda pasajera, era un fenómeno plenamente consolidado.

Como el propio título indica, ‘Volver’, el decimosexto largometraje del cineasta, es una sobre el reencuentro: con la que fue su primera musa, Carmen Maura – protagonista de su ópera prima ‘Pepi, Luci, Bom y otras chicas del monton‘—, con Penélope Cruz, con el universo femenino, con la comedia y con sus recuerdos de infancia en La Mancha.

Lo que nos cuenta ‘Volver’

Raimunda (Penélope Cruz) es una madre joven, emprendedora y muy atractiva, con un marido en el paro y una hija (Yohana Cobo) en plena adolescencia. Es una mujer muy fuerte, pero a la vez muy frágil emocionalmente. Desde su infancia, guarda en silencio un terrible secreto.

Su hermana Sole (Lola Dueñas) se gana la vida con una peluquería ilegal. Su marido la abandonó, yéndose con una clienta. Desde entonces vive sola.

Un domingo, Sole llama a Raimunda para decirle que una vecina del pueblo, Agustina (Blanca Portillo), le ha comunicado por teléfono que su tía Paula ha muerto. Raimunda adoraba a su tía, pero no puede ir al entierro porque, momentos antes de recibir la llamada de su hermana, ha encontrado a su marido muerto en la cocina, con un cuchillo clavado en el pecho. Su hija le confiesa que lo ha matado ella porque el padre, borracho, la acosó insistentemente.

Sole se desplaza sola al pueblo. Entre las mujeres que la acompañan en el duelo escucha rumores de que su madre (Carmen Maura), que murió en un incendio con su padre, volvió del otro mundo para cuidar en los últimos años a su tía Paula, que estaba enferma. Las vecinas hablan con naturalidad del «fantasma» de la madre.

Cuando Sole vuelve a Madrid, después de aparcar su coche, escucha unos ruidos procedentes del maletero. Una voz le pide que lo abra y la deje salir, que es su madre. Sole no tiene otra opción que convivir con el fantasma materno e integrarlo en el trabajo de la peluquería.

La muerte no existe

Pedro Almodóvar confiesa que ‘Volver’ es la película en la que aborda de forma más decidida el tema de la muerte. El director declara que, ante el dolor y la ansiedad que la desaparición de todo lo vivo llevaban años produciéndole, el director decide abrazar, como si de un duelo se tratase, toda la cultura manchega acerca de la muerte. En ‘Volver’, vemos una tierra en la que vivos y difuntos conviven sin estridencias: los muertos parecen no morir nunca, siguiendo presentes en la vida cotidiana.

En palabras del propio cineasta, «la principal vuelta de ‘Volver’ es la del fantasma de una madre, que se aparece a sus hijas. En mi pueblo estas cosas pasan, (me he criado oyendo historias de aparecidos), sin embargo yo no creo en las apariciones. […] No se me ha aparecido mi madre, aunque como he dicho he sentido su presencia más cerca que nunca […] ».

«A pesar de mi condición de no creyente, he intentado traer al personaje (de Carmen Maura) del más allá. Y la he hecho hablar del cielo, el infierno y del purgatorio. Y, no soy el primero en descubrirlo, el más allá está aquí. El más allá está en el más acá. El infierno, el cielo o el purgatorio somos nosotros, están dentro de nosotros, ya lo dijo Sartre mejor que yo».

Regreso actrices

El regreso de dos actrices

Una de las mayores expectaciones que suscitó ‘Volver’ fue el reencuentro entre Carmen Maura y Pedro Almodóvar, dieciséis años después de ‘Mujeres al borde de un ataque de nervios’. Su elección obedecía a que el director la consideraba la actriz perfecta para interpretar la secuencia más difícil de la película: un monólogo de seis minutos en el que la madre explica a su hija las razones de su muerte y de su vuelta.

Cuenta Almodóvar que «de nuevo, volví a sentir esa complicidad sagrada con Carmen, esa maravillosa sensación de estar ante un instrumento perfectamente afinado para mis manos. Todas las tomas fueron buenas, y muchas de ellas extraordinarias. […] Desde ‘Mujeres…’ hasta el “monólogo de Volver” Carmen no ha cambiado como actriz, y descubrirlo ha sido maravilloso. No ha aprendido nada porque ya lo sabía todo, pero mantener ese fuego intacto a lo largo de dos décadas es una tarea admirable y difícil que no podría decir de todos los actores con los que he trabajado».

Penélope Cruz, ya se había ganado la admiración de Almodóvar con su pequeño papel en el prólogo de ‘Carne trémula’. En esta ocasión encarna a una mujer mezcla de Sofía Loren y Claudia Cardinale que, para el realizador manchego, «pertenece a la misma estirpe que el personaje de Carmen Maura en ‘Qué hecho yo para merecer esto?!’, una fuerza de la naturaleza que no se arredra ante nada. Cuando se pone, Penélope posee esa energía arrolladora, pero Raimunda también es una mujer frágil, muy frágil. Puede (y debe, por guión) estar furiosa y al instante derrumbarse como una niña indefensa. Esta desarmante vulnerabilidad es lo que más me ha sorprendido de Penélope-actriz, y la rapidez con que puede conectar con ella».

El estilismo de su personaje, en claro homenaje al cine italiano, se basó en faldas estrechas, rebecas, despeinados, escotes pronunciados y un solo elemento postizo: «El culo. Estos personajes son siempre mujeres culonas y Penélope está demasiado estilizada. El resto es todo corazón, emoción, talento, verdad, y un rostro al que la cámara adora. Como yo».

Volver

Huir del género. Referencias

El cine de Almodóvar siempre ha sido rico en referencias, y rara vez ha ocultado las obras que le influyen. Tal es el caso de ‘Matador’ con Oshima, ‘Todo sobre mi madre’ con John Cassavetes o ‘Mujeres al borde de un ataque de nervios’ con Nicholas Ray.

En ‘Volver’, sin embargo, Almodóvar realiza una película todavía más híbrida que las citadas, que no se adhiere tanto a las convenciones del melodrama o la comedia como otras de su filmografía. A una opción costumbrista, opone surrealismo. A las escenas más dramáticas les añade comedia. Y, muy especialmente, rehuye todas las convenciones del cine fantástico a la hora de retratar las apariciones de Carmen Maura. Antes bien, rueda dichos momentos sin pirotecnia visual de ningún tipo. Sus referentes, en este caso, serían Bergman, Buñuel o Tourneur.

Otras fuentes confesadas por Almodóvar fueron Hitchcock y Wilder: «Me gusta ‘Rebeca’ […] y ‘Vértigo’. Y ‘Sunset Boulevard’ [‘El crepúsculo de los dioses’], donde el protagonista que flota muerto en una piscina, habla de sí mismo cuando estaba vivo como de un fantasma, atrapado en los deseos de otro fantasma […]. En general no me gustan las películas de miedo con fantasmas (M. Night Shyamalan), ni las películas con ángeles, ni con presidentes de Estados Unidos salvando continuamente el mundo».

Almodóvar y Penélope Cruz

Rodando en la Mancha

Vinculado en un primer momento a Madrid, la tierra manchega ha ido ganando, película tras película, más peso en la filmografía de Almodóvar. Tanto si se trata de viajes específicos a ésta (‘La flor de mi secreto’, ‘¡Átame!’) como de la presencia de sus gentes (especialmente los personajes interpretados por la propia madre del director). En el caso de ‘Volver’ estamos ante uno de esos paisajes que se convierten en otro de los protagonistas.

«Adoro la austeridad de estas calles, el suelo empedrado, las ventanas de hierro negro, sin macetas, limpias de cualquier tipo de adorno. El zócalo oscuro. […] Oír hablar a Chus Lampreave es oír a mi madre, los barquillos (repostería local) que les entrega para el camino a Lola Dueñas y a Penélope Cruz los ha hecho mi hermana María Jesús, y el pisto. Cuando tengo alguna duda llamo a mi otra hermana, Antonia, que guarda los recuerdos de nuestra infancia intactos. […]. Mi madre le dejó como herencia el respeto a todos los ritos sociales, religiosos, familiares y vecinales de la Mancha profunda».

«Todo es ficción [continúa Almodóvar], de todos modos en ‘Volver’. Pero el mejor modo de contar la ficción (al menos, para mí) es vestirla de realidad. […] Siento que ahora puedo dialogar directamente con la película que hago. Éste no es un sentimiento endogámico ni nostálgico, pero ahora acepto con mayor naturalidad que las películas son mi vida y que proceden (y a veces la preceden) de ella».

Volver

La música

Almodóvar rara vez efectúa modificaciones en su equipo técnico. Pepe Salcedo (montaje) o José Luis Alcaine (director de fotografía), entre otros muchos, son figuras habituales en su cine: se trata de figuras que, a lo largo de los años han sintonizado con las intenciones del director a la perfección.

En dicho grupo cabría situar al músico Alberto Iglesias. Para ‘Volver’, Almodóvar le puso como referencia una canción que cantaban las mujeres de su pueblo mientras iban a lavar la ropa al río. «Le canté los fragmentos que recordaba a mi fiel Alberto Iglesias y me descubrió que era un tema de la zarzuela ‘La rosa del azafrán’. En mi incultura, nunca hubiera imaginado que aquella música celestial fuera una zarzuela. De esta manera, el tema ha pasado a ser la música que acompaña los primeros títulos de crédito».

A dicha banda sonora de Alberto Iglesias se une una versión del tema ‘Volver’, interpretado por Estrella Morente, hija del recientemente fallecido renovador del flamenco Enrique Morente.

La Mancha en

La crítica internacional ha dicho

  • «Una historia madura y contada de forma muy bella sobre la familia y los fantasmas que nos acechan» (Empire).
  • «El humor y la emoción llegan a lo más alto, como lo hace el reparto, incluida Cruz» (BBC).
  • «Una película emotiva y bellamente desarrollada, plena de imágenes memorables y de chistes, que se desliza sin un solo segundo desperdiciado a lo largo de sus 121 minutos» (The Guardian).
  • «Un enriquecido entretenimiento fantástico de uno de los maestros del cine» (Hollywood reporter).
  • «Pedro Almodóvar ha vuelto a hacer una película que va más allá del camp para entrar en el terreno del humanismo sabio y lujoso» (New York Times).
  • «Una experiencia profundamente entretenida que atrapa a nuestros corazones tanto como a nuestro hueso de la risa» (Washington Post).

Se pueden leer más críticas siguiendo este enlace.

Publicidad

También te puede gustar

Ver más artículos