Compartir
Contenidos contratados por la marca que se menciona

Evento Aliens en Madrid, Jameson Cult Film Club. Te contamos cómo fue

Evento Aliens en Madrid, Jameson Cult Film Club. Te contamos cómo fue
Guardar
1 Comentarios
Publicidad

Atención: Así fue el evento en Madrid, pero los de Alicante y Granada aún están por llegar... ¿No te lo quieres perder? Regalamos 10 entradas de nuestro aforo en este post.

El 26 de Mayo muchos admiradores del filme de 1986 dirigido por James Cameron, 'Aliens' se reunieron en la salida del Metro de Chamartín, en Madrid, y se introdujeron en la U.S.C.S.S. NOSTROMO, a modo de viaje de la memoria, para pasar una noche inolvidable por cortesía del Whiskey Jameson, que congregó allí a medio centenar de personas para hacerles pasar dos horas y pico de miedo y tensión...mientras se relajaban bebiendo una buena copa de whiskey irlandés. El cielo de Madrid amenazaba tormenta antes del anochecer, con vientos helados y nubes oscuras, como perfecto preámbulo para la inolvidable aventura de Ripley y compañía, en el planeta más tenebroso de la historia del cine, el LV-426, hogar involuntario de la terrorífica Reina Alien.

Muchos de los que acudieron lucían en sus cuerpos camisetas con el nombre de la nave SULACO, otros vestían con sus mejores galas, y otros como el que va a cualquier otra sesión de cine, pero todos ellos se giraban una y otra vez, mientras aguardaban en la larguísima cola de entrada, cada vez que desde el dispositivo de descontaminación rugía la atronadora música de la película, y se oían los diálogos más frenéticos de la película. Era tan solo el preámbulo de una noche de fiesta, copas y cine. Y la nave industrial que acogió el evento era perfecta para ello, por su bóveda, por su revestimiento de metal: realmente daba la impresión de que los marines coloniales podían (como así lo hicieron) salir de cualquier esquina. Todos los invitados fuimos, uno a uno, vigilados de cerca por los soldados a la entrada y, a continuación, descontaminados en la primera sala...para descubrir, nada más entrar, a la espantosa criatura parida por el artista HR Giger e inmortalizada en 1979 por Ridley Scott. La imponente figura (por suerte, inmóvil) focalizó de inmediato la atención de los asistentes, flanqueada de sendos huevos y de los “agarracaras”, casi tan terroríficos como él. Magníficamente esculpidos, uno se hacía a la idea de lo que podría ocurrir si fueran reales, y, sobre todo, aumentaban las ganas de ver, una vez más, la secuela James Cameron que había alterado en algunos aspectos este diseño original.

Alrededor del Alien pudimos relajarnos con muy buen ambiente, camareras rápidas y sonrientes, y un buen whiskey. Todo ello con la atmósfera de luces de emergencia y tonos verdes que tan bien conocemos los amantes de la saga. Y la espera se hizo corta y enseguida pudimos entrar, copa en mano, ante la enorme pantalla dispuesta para ver la obra maestra de Cameron. Y una cosa quedó clara desde el principio: el sistema de sonido era de lo mejor. A cada grito, a cada momento de tensión insoportable, los bajos de la nave temblaban y el sistema de sonido nos sacudía como hojas. Fue vibrante. Más aún cuando algunos figurantes nos habían preparado unas cuantas sorpresas a modo de sustos entre el público que literalmente provocaron que varias personas gritaran de terror.

Jameson Cult Film Club durante la proyección de Aliens, el regreso

Y como se trata de una película tan famosa, que todos conocemos tan bien, y que proporciona momentos de subidón tan impresionantes, muchos aplaudían y vitoreaban las secuencias más legendarias. Es decir: puro ambiente de película de culto, que es justo lo que Jameson buscaba. Yo, que he visto 'Aliens' muchas veces, puedo decir que lo pasé en grande, como si la viera por primera vez. Mereció la pena volver al LV-426. A la salida todo eran sonrisas (más o menos la película acaba bien...más o menos), quizá porque la pesadilla había terminado y aún podíamos comentarla con una nueva copa. La mayoría se quedó un buen rato, todos hablando de la Madre Coraje Ripley, de las alucinantes secuencias de acción, de haber pasado un gran rato, en defintiva.

¿Te lo perdiste? Patricipa ya en nuestro concurso de entradas y gana una de las 10 entradas dobles de nuestro aforo para los eventos de Alicante y Granada.

En el club Jameson

Publicidad

También te puede gustar

Ver más artículos