Síguenos

Imagen del cortometraje 'El vendedor de humo'

Este pasado domingo se anunciaron los ganadores de la XXVII entrega de los premios Goya. Fue una gala en la que primó el repartir los premios para dejar contentos al mayor número posible de artistas, pero eso fue algo que no tuvo especial importancia en las categorías dedicadas a los mejores cortometrajes del año. En el apartado animado triunfó ‘El vendedor de humo’ (Jaime Maestro, 2012), obra que ahora os traigo para que podáis valorar por vosotros mismos.

En principio no tendría mayor importancia que lo ya casi anecdótico de haber conseguido llevarse el Goya para casa, pero en él puede verse una esperanza en el futuro de la animación en nuestro país. ¿El motivo? Pues porque ‘El vendedor de humo’ fue realizado por completo por alumnos de la escuela valenciana de cine PrimerFrame, donde Jaime Maestro, director del cortometraje, ejerce como profesor. Y es que ‘El vendedor de humo’ surgió como trabajo de final de curso, por lo que no es descabellado pensar que los implicados en el mismo aún tienen mucho por mejorar y que, con los medios adecuados, pueden ayudar a que maravillas como ‘Arrugas’ (Ignacio Ferreras, 2011) o grandes éxitos como ‘Las aventuras de Tadeo Jones’ (Enrique Gato, 2012) dejen de ser anomalías dentro del cine español.

Como ya habréis podido ver, ‘El vendedor de humo’ sigue a un misterioso comerciante llega a un apartado pueblo, pero los habitantes del lugar no muestran especial interés en las proezas de las que es capaz hasta que ayuda a un niño. Todo cambiará a partir de entonces, pero es posible que sus obras no sean tan maravillosas como parecen a simple vista. No es que sea un cortometraje que vaya a marcarnos, pero sí que ‘El vendedor de humo’ es una pieza muy simpática con un buen acabado visual que bien merece seis minutos de nuestro tiempo, ¿o no?

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

13 comentarios