Sigue a

Durante el rodaje de 'Somos gente honrada'

Ya os comenté hace un par de semanas que me he puesto como objetivo el intentar que conozcáis más la obra de alguno de los directores que estrene una película cada semana a través de los cortometrajes que hayan rodado con anterioridad. En esta ocasión le ha llegado el turno a Alejandro Marzoa —en la imagen dando instrucciones a Paco Tous durante el rodaje de ‘Somos gente honrada‘ (2013)—, cuyo primer largometraje llegaba este pasado viernes a los cines de toda España. Además, en esta ocasión os traigo una sesión triple de cortos, ya que a continuación podréis ver ‘Padre modelo‘ (2009), ‘Cucharada‘ (2010) y ‘Amistad‘ (2010).

Antes de entrar en materia, me gustaría recordaros que ya os hablamos por aquí de ‘Temporada 92-93‘ (2007), ópera prima de Alejandro Marzoa centrada en el último partido de la temporada del Celta de Vigo, en el cual se juega su supervivencia en la primera división del fútbol español —curioso que esta temporada viniese a pasar prácticamente lo mismo—. Marzoa nació en Vigo el 20 de marzo de 1979, comenzando sus estudios cinematogáficos en la ESCAC en el 2002, graduándose años después en la especialidad de Dirección de fotografía. Poco después de acabar sus estudios dio el salto al mundillo con este cortometraje que recibió multitud de premios.

He de reconocer que ni recuerdo cuándo fue la última vez que mis padres se pasaron a recogerme a la salida del colegio, no sé si por tener plena confianza en mí o porque apenas tenían tiempo para ello. Es por ello que no empatizo mucho con el punto de partida de ‘Padre modelo’, donde el ausente progenitor del chaval protagonista se deja caer por su colegio, dándose cuenta de que es el marginado de la clase. Eso sí, las cosas no tardarán en complicarse aún más. ‘Padre modelo’ también cosechó varios premios, pero a años luz de los conseguidos por su ópera prima, quizá por algunos detalles del mismo bastante proclives a suscitar polémicas en una sociedad cada vez más dominada por lo políticamente correcto.

Una de los principales festivales españoles de cortometrajes es el Notodofilmfest —ya os hablé un poco más al respecto cuando comentamos por aquí la última obra de Rodrigo Cortés— y Marzoa participó en el mismo en su edición de 2010 con ‘Cucharada’. Su premisa es que una joven pareja —siempre es un placer ver algo en lo que aparezca Leticia Dolera— está viendo un piso con la intención de comprarlo, pero a la chica le surge una duda trascendental bastante curiosa sobre el nivel de compromiso que hay entre ellos. ¿Vosotros os comeríais eso si a cambio conseguís salvar la vida de vuestra pareja?

Marzoa volvió a colaborar en ‘Amistad’ con Miguel de Lira, el protagonista de ‘Padre modelo’ y que también acabó participando en ‘Somos gente honrada’, en esta historia en la que varios amigos han salido a tomarse unas copas. La fiesta y el jolgorio pronto comparte también espacio con sus miserias personales y finalmente acaban yendo a tomarse la última a su lugar de trabajo, ya que uno de ellos es uno de los jefes y tiene las llaves para poder entrar cuando quiera. El problema es que las cosas no tardan en desmadrarse y en hacerse ciertas revelaciones que lo complicarán todo aún más. No me estaba gustando demasiado, pero ‘Amistad’ va ganando interés a medida que avanza su reducido metraje.

¿Cuál es vuestro favorito? Yo tengo problemas para elegir y afortunadamente es porque todos ellos me han gustado en mayor o menor medida y por motivos bien diferenciados. Lo que sí tengo claro es que me alegra que Marzoa haya tenido la oportunidad de dar el salto al largo con ‘Somos gente honrada’, película que espero ver más temprano que tarde, arrepintiéndome ahora muy mucho de no haber acudido a su pase de prensa cuando tuve la ocasión.

¿Alguno de vosotros la ha visto ya o entra al menos en vuestros planes el hacerlo en pantalla grande? Que sería una pena que un director con el talento demostrado por Marzoa en estos cortometrajes goce de un recibimiento tan tibio como el que me temo que va a tener su salto al largo con ‘Somos gente honrada’. También es evidente que cada vez más cuesta pagar los algo excesivos precios de una entrada de cine sin una certeza aparente de que la película vaya a gustarnos, ¿pero hay alguna que realmente nos lo pueda garantizar?

Vía | Alejandro Marzoa

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

1 comentario