Síguenos

Se ha puesto de moda en los últimos años que diferentes marcas financien un cortometraje a un director de mayor o menor renombre para que así el nombre de ésta figure en los títulos de crédito de la obra en cuestión y obtener un poco más de visibilidad. Es una práctica que siempre preferiré al mero rodaje de spots comerciales más o menos elaborados y en esta ocasión ha permitido a Robert Rodriguez rodar ‘Two Scoops‘ (2013), el cortometraje que ahora os traigo.

Otra de las peculiaridades de ‘Two Scoops’ es que Rodriguez pidió ayuda a sus fans, ya que rodó el cortometraje dejando tres escenas inacabadas para luego completarlas según las sugerencias de sus seguidores. Habrá quien lo vea como una forma barata de conseguir más difusión para ‘Two Scoops’, pero también podemos valorarlo como una simpática experiencia interactiva entre un conocido cineasta y los amantes de su obra.

La historia de ‘Two Scoops’ arranca con dos vendedoras de helado que vieron como su padre desapareció años atrás, pero esto no fue un caso aislado, ya que en los últimos tiempos se han extraviado un montón de personas. Eso sí, las dos heladeras también ocultan otro secreto que os recomiendo descubrir viendo el corto en cuestión. A mí me ha logrado entretener durante los diez minutos que dura, ¿y a vosotros?

Vía | Dread Central

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

10 comentarios