Compartir
Publicidad
Cine de psicópatas: 'La noche de Halloween', el mal en su estado más puro
Críticas

Cine de psicópatas: 'La noche de Halloween', el mal en su estado más puro

Publicidad
Publicidad

'La noche de Halloween' ('Halloween') ha acabado por convertirse en uno de los títulos esenciales dentro de la historia del cine de terror por muchos motivos, logrando de paso lanzar la carrera de John Carpenter, director, guionista y responsable de la mítica banda sonora que quedó para siempre asociada a la siniestra figura de Michael Myers. Fue además el título que dio inicio a la locura en Hollywood por el slasher, la cual alcanzaría su punto álgido tras el enorme éxito de 'Viernes 13' ('Friday the 13th').

Sin embargo, adjudicar todo el mérito a 'La noche de Halloween' ('Halloween') sería caer en un error, ya que una parte importante del mismo estuvo está en saber unificar varias tendencias del cine de terror de la época, algo que a punto estuvo de lograr varios años antes la muy estimable 'Navidades negras' ('Black Christmas'), pero fue aquí donde alcanzó su máxima expresión. Luego llegarían los sucedáneos más o menos inspirados -y mucho más sangrientos-.

La importancia de 'La noche de Halloween'

Michael Myers La Noche De Halloween

Si nos fijamos fríamente en los principales detalles que hacen que 'La noche de Halloween' sea considerada por muchos como la película que dio nacimiento al slasher, lo que nos encontramos son aspectos que en su práctica totalidad ya habían sido utilizados con anterioridad por alguna otra muestra de cine de psicópatas.

La música asociada a la presencia amenazante del psicópata ya la encontramos en 'M, el vampiro de Düsseldorf' ('M'), el uso de los planos subjetivos desde el punto de vista del asesino en 'El fotógrafo del pánico' ('Peeping Tom'), la predisposición a matar a personajes activos sexualmente y/o que consuman drogas en varios giallos -como en 'Torso, violencia carnal' ('I corpi presentano tracce di violenza carnale')-, al igual que la juventud de las víctimas y la predilección por atacar a mujeres.

Además, la utilización de una máscara para ocultar el rostro del asesino y para ejercer como representación del mal puro nos lleva a 'La matanza de Texas' ('The Texas Chain Saw Massacre'), una película con varios puntos de contacto con el slasher sin llegar a serlo realmente y que también tiene en común con 'La noche de Halloween' el hecho de ser mucho menos sangrienta de lo que algunos recuerdan y que, aunque de formas diferentes, tienen uno de sus grandes ejes en la creación de una atmósfera angustiosa.

Escena La Noche De Halloween

La única duda -ojo, spoilers en este y el siguiente párrafo- sería lo que representa el personaje de Jamie Lee Curtis, ya que hasta ahora no era para nada raro que una mujer fuese la última en tener que hacer frente al psicópata, pero la supervivencia de estos personajes se producía porque alguien llegaba al rescate en el último momento o porque simplemente conseguía escapar antes de que el asesino acabase con ella.

Eso no sucede en 'La noche de Halloween', dando así inicio a la figura de la final girl, un personaje clave del slasher por su importancia como única fuerza que puede acabar con el asesino. El problema es que aquí sí que hace frente a Michael Myers -lo normal hasta ahora era simplemente intentar huir con mayor o menor fortuna-, pero no es ella la que lo derrota, de ahí que no lo tenga del todo claro.

Sin embargo, 'La noche de Halloween' sí que sabe integrar todos esos recursos para crear una base sólida que los títulos posteriores utilizarían con pequeñas variaciones y un gran éxito popular, o al menos así fue hasta que los productores abusaron tanto de la fórmula que el público fue perdiendo el interés. Veamos ahora cómo consiguió John Carpenter establecer unos mínimos comunes, aunque eso no fuera realmente lo que buscaba.

El hombre del saco se llama Michael Myers

Son varios los momentos de la película en los que un personaje se refiere a Michael Myers como el hombre del saco, ese ser que representa todos los temores infantiles y que no tiene una forma definida, ya que varía según la mitología de cada zona. Lo curioso es que en 'La noche de Halloween' cumple esa función, pero el objetivo de su furia homicida no son los niños, sino un grupo de adolescentes cuya actitud se ha desviado de los estándares de buena conducta, lo cual es cierto que incluye el acto sexual, pero reducirlo todo a eso es una visión demasiado simplista.

Los que hayan visto la película seguro que recuerdan especialmente la excelente secuencia de apertura rodada desde el punto de vista del asesino. Hay dos detalles en los que Carpenter se muestra especialmente inspirado: El primero es que sea un plano subjetivo de entrada, no dejando otra salida al espectador que identificarse con el personaje y el segundo está en el uso de la música y el sonido.

Acoso Michael Myers

La primera se utiliza de forma milimétrica para resaltar la sensación de suspense, mientras que lo segundo sirve para añadir importancia a la máscara como algo más que una forma de esconder su rostro -lo habitual en los giallos-, un elemento en el fondo innecesario durante estos primeros minutos, ya que la víctima conoce al asesino y además no tardamos en ver su rostro -algo que sólo volverá a suceder fugazmente, algo hasta innecesaria dado el acercamiento a Myers aquí-

Además, Carpenter logra asociar con facilidad la máscara del asesino como una forma de deshumanizar al personaje para convertirlo en un ser que parece vivir únicamente para matar. Esto es algo que también se subraya a través del diálogo, pero afortunadamente no se exceden en ello, ya que era muy fácil caer en la redundancia.

Donde sí que quizá se alargue la acción más de la cuenta en el proceso de acoso por parte de Michael Myers -algo que luego se recuperaría en varios títulos, destacando la aún reciente 'It Follows' por el gran manejo que hace de ello-, ya que bien pronto vemos que las calles de Haddonfield apenas son transitadas durante el día y varios son los momentos en los que podría haber atacado sin problema.

Imagen La Noche De Halloween

A estas alturas puede resultar hasta tópico la forma en la que Carpenter aviva la tensión con su banda sonora y también habrá espectadores que se sientan un tanto decepcionados porque los crímenes no sean especialmente elaborados y encima sean bastante escasos en número, pero es que precisamente una de las bases de 'La noche de Halloween' es intentar explorar al máximo la historia sin caer en el recurso de optar por mantener la atención del espectador mediante la muerte.

Aquí lo que prima es el suspense, parte en la que, como ya comentaba, quizá se extiende más de la cuenta, pero eso hace que todo resulte bastante orgánico cuando los acontecimientos se precipitan. Cierto que uno se pregunta cómo el cuerpo de policía puede ser tan inútil -aunque sin llegar a los extremos de 'Navidades negras'-, pero su presencia es obligada para que el suave toque sobrenatural de Michael Myers, el cual iría a mucho más en las posteriores secuelas, mantenga siempre los pies en el suelo.

En definitiva, 'La noche de Halloween' es la película que asentó las bases del slasher y además creó a Michael Myers, uno de los psicópatas cinematográficos más míticos de la historia. Personalmente siempre me ha dejado una ligera sensación de amargura, probablemente porque lo que aquí hizo Carpenter se repitió tantas veces a posteriori que incluso puede llegar a parecer poca cosa para los que simplemente busquen una orgía de sangre.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad