Sigue a Blogdecine

Carteles de La Llamada y Capturing Dad

El festival de Granada Cines del Sur se despidió hasta el año que viene tras proyectarse ayer por última vez los dos títulos más aplaudidos de la sección oficial, ‘Nairobi Half Life’ (Tosh Gitonga, 2012), galardonada con la Alhambra de Oro a la mejor película, y ‘Capturing Dad’ (‘Chichi wo tori ni’, Ryota Nakano, 2012), ganadora del premio especial del jurado y el del público. En este artículo os hablo del estupendo film japonés y de la ópera prima del ecuatoriano David Nieto Wenzell, completando el repaso a los nueve títulos en competición del certamen, cuya séptima edición rendía homenaje a los mil años del Reino de Granada.

‘La llamada’

‘La llamada’ (2012) se centra en un día en la vida de dos personajes, una madre soltera (Anahi Hoeneisen) y su hijo adolescente (Nicolás Andrade); la mujer es publicista y va de un sitio para otro casi siempre con el teléfono móvil pegado al oído, tratando de resolver más conflictos de los que puede abarcar, mientras el chaval la espera en el instituto después de que una profesora haya pedido su expulsión por un incidente durante la última clase del año. La película toca temas interesantes, expone el precio personal y familiar que se debe pagar cuando la vida gira en torno al trabajo, así como la impersonalidad de un mundo cada vez más inmediato y tecnológico, pero lo hace de una forma torpe, superficial e ingenua, resultando un discurso fallido que llega a dejar indiferente.

Uno de los mayores problemas de ‘La llamada’ es que Nieto no está acertado con la dirección de actores, da la sensación de que se está representando una comedia teatral para un público fácil de complacer. A excepción de la protagonista, que está impecable, y la breve pero destacable aparición de la abuela, que da lugar a la mejor escena de toda la película —hablando con emoción sobre los recuerdos—, la labor del resto del reparto deja mucho que desear, se les nota la actuación, el esfuerzo, tanto con los diálogos —suenan recitados de memoria— como con los gestos —sin naturalidad—. Esto hace que el mensaje que el cineasta desea transmitir sea más evidente e inofensivo.

David Nieto tampoco está inspirado con el ritmo ni el planteamiento de los obstáculos. Queda claro que la protagonista está agobiada y tiene prisa pero ese estado de ánimo no se traduce visualmente, a lo que hay que sumar una toma de decisiones bastante discutible —¿por qué esperar a que arreglen el coche en lugar de seguir con el taxi?, ¿no tiene tiempo pero se detiene a charlar con su hermana?—. La trama del hijo parece puesta para criticar el sistema educativo y retratar la adolescencia pero lo que queda es un pobre intento de ganarse al espectador con escenas supuestamente graciosas. Apenas dura una hora y cuarto pero ‘La llamada’ llega a hacerse pesada por lo repetitivo e inverosímil de su desarrollo.

‘Capturing Dad’

Pasamos de uno de los peores largometrajes que competían este año en Cines del Sur a uno de las mejores. ‘Capturing Dad’ es obra de otro debutante, Ryota Nakano, director, guionista y montador de este pequeña, divertida y emotiva historia sobre viejos rencores, lazos familiares, madurez y conflictivos sentimientos. Las protagonistas son dos jóvenes hermanas que reciben el encargo de visitar a su padre en el lecho de muerte. Las chicas no han tenido contacto con él desde hace años y solo la mayor de ellas le recuerda vagamente, pero su madre las obliga a hacer el viaje para despedirse y hacer una fotografía.

El argumento puede hacer pensar en algo serio y lacrimoso, y tiene momentos así —por pura coherencia—, pero la dosis está equilibrada con un sentido del humor afilado y poco convencional, resultando una propuesta sorprendentemente fresca y agradable a pesar de la premisa. Fiel al estilo tradicional de su país, Nakano narra con elegancia, calma y sencillez, huyendo de explicaciones innecesarias —ojo a la presentación de las hermanas o la escena del saco de arroz—, cuidando los detalles y los personajes, que expresan con gestos y miradas lo que no llegan a pronunciar; Makiko Watanabe —mejor actriz de reparto en los premios del cine asiático— y el pequeño Kaito Kobayashi son los que más se lucen. En definitiva, una pequeña joya que recomiendo apuntar por si algún día tenéis la opción de verla.

Conclusión sobre la 7ª edición de Cines del Sur

Cines del Sur en Corral del Carbón

Ante el notable recorte presupuestario —poca publicidad, web descuidada, sin material para prensa, ausencia de los directores…—, y la falta de público en muchos pases —solo se llenó en la inauguración y la clausura—, es inevitable preguntarse si el festival merece la pena. Sin cifras, lo que puedo decir es que como amante del séptimo arte me parece un evento imprescindible. Una inyección de cultura para la ciudad y la oportunidad de ver en pantalla grande trabajos de autores y cinematografías que no suelen llegar ni a las carteleras ni a las tiendas españolas. Creo que fue un error programar ‘Thy Womb’ (Brillante Mendoza, 2012) para el primer día, es de las que espantan, y el acto de clausura fue escandalosamente cutre aunque imagino que los responsables no lo han tenido nada fácil con los medios disponibles. Les agradezco sinceramente el esfuerzo y les deseo mucha suerte para la próxima edición.

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

2 comentarios