Compartir
Publicidad
Cómic en cine: 'Batman v Superman: El amanecer de la Justicia', de Zack Snyder
Críticas

Cómic en cine: 'Batman v Superman: El amanecer de la Justicia', de Zack Snyder

Publicidad
Publicidad

Pregunta retórica: ¿Se puede hablar de decepción cuando las expectativas hacia una película son prácticamente inexistentes? 'El hombre de acero' ('Man of Steel', Zack Snyder, 2013) y sus más que irregulares resultados —una impresión refrendada hace no mucho por una tercera revisión del filme— arruinaron hace tres años casi por completo la posibilidad de que pudiera esperar algo de un título que, a priori, debería haber hecho temblar como un flan de la emoción al chaval que creció deseando ver en la gran pantalla a Batman y Superman repartiéndose mamporros como panes.

Desafortunadamente y, como digo, derivado de lo poco que disfruté de aquél nuevo acercamiento al superhéroe por excelencia —así, a secas, sin especificar editorial—, ni el anuncio de que las aventuras de Superman continuarían en la gran pantalla con el cara a cara con el caballero oscuro, ni el hecho de que el filme que se estrenaba ayer fuera a suponer la piedra sobre la que se asentará el futuro del universo cinematográfico de DC, supusieron para el que esto suscribe noticias con las que llevar el "hype" a los extremos que se han vivido por la red en los últimos meses.

Torpedeada desde el principio

Batman V Superman 1

(MÍNIMOS SPOILERS)

Seamos claros, y seámoslos desde el principio: si vas a rodar una cinta de dos horas y media de duración es porque tienes entre manos un guión que justifica, más allá de cualquier posible duda, cada segundo de proyección. Porque, como en alguna ocasión se ha hablado en estas mismas líneas, duración y épica no van cogidas de la mano, ni mucho menos. Lamentablemente, Snyder debe haber pensado justo lo contrario, y su apuesta, la que termina costándole que la cinta raye a los niveles que lo hace, es de esas de "cuanto más, mejor". Y nada más lejos de la realidad.

Tomemos como ejemplo el arranque del filme: a la innecesariedad de que vuelva a insistirse en el origen de Batman —en serio, cuántas veces más tendremos que ver la misma escena desde diferentes ángulos— sigue una de las mejores secuencias de la cinta, una de ritmo modélico que expone ya de forma precisa las motivaciones de Bruce Wayne para querer tumbar a Superman. No hace falta más. De hecho, insistir lo que se insiste en lo que se expone desde aquí hasta el enfrentamiento de facto termina por jugar a la contra, desdibujando hasta lo indecible el conjunto.

Batman V Superman 2

Pero no nos adelantemos. Ya en la reproducción de la demolición de Metrópolis a la que asistíamos hace tres años vista a pie de calle y bajo la óptica de Wayne comienzan a divisarse problemas que la cinta no hará más que agravar conforme vaya discurriendo el metraje. Problemas que comienzan como una malformación anómala que anida en lo equivocado de sus diálogos y que poco a poco va adquiriendo aspecto de tumor de mano de una acción que transita de forma deslavazada, fragmentada, presentando personajes y líneas argumentales con una torpeza inaudita.

Sin querer entrar en detalles que puedan ser considerados spoilers en toda regla, baste con decir que acompañado de tres o cuatro fugaces miradas al reloj, y algún que otro bufido de exasperación, el cadaver exquisito que es todo este estirado primer tramo de 'Batman v Superman : el amanecer de la Justicia' ('Batman v Superman : Dawn of Justice', 2016) evidencia, y lo hace de forma alarmante, una flagrante y despersonalizada mediocridad por parte de un director que narra con desgana, de forma atribulada y poco clara y que sigue creyendo que, si algo no tiene garra, con meterle ralentí queda solucionado.

Marear la perdiz

Batman V Superman 7

La falta de ideas visuales de Snyder — atención a la persecución con el Batmovil y a cómo queda puesta en ridículo por cualquiera de las que Nolan filmó para su trilogía de Batman— queda subrayada, marcada en negrita y con un tamaño de fuente algo mayor por un guión errático que, perpetrado de nuevo por David Goyer, y firmado también por Chris Terrio, parece querer evitar a toda costa mantener una cierta dignidad; una cualidad ésta cuya ausencia queda puesta de manifiesto por el que, sin duda, es el peor personaje de toda la producción: Lex Luthor.

Preso de una verborrea incontenible que pronto es percibida como una cháchara insustancial revestida de falsa importancia de la que resulta por momentos imposible entresacar nada —y ahí tenéis resumido todo lo que en la cinta precede al clímax— el megalómano encarnado con paupérrimos resultados por Jesse Eisenberg saca de quicio a cada intervención, desde su casual y poco carismática presentación hasta ese más que previsible final que se le reserva a la némesis por excelencia de El Hombre de Acero.

Batman V Superman 3

Con tan solo algún instante puntual que valorar de forma positiva, lo cierto es que Henry Cavill no es que lo haga mucho mejor. Antes bien, sus muy anchos hombros se muestran aún más inefectivos que en 'El hombre de acero' para cargar con el carisma que necesariamente debería desprender Superman —te añoramos, Christopher— y la "cara de palo" que arrastra durante toda la función complica sobremanera la ya de por sí compleja empatía con el superhombre de enormes poderes.

Por encima de ambos —aunque no a mucha distancia, la verdad— queda el Batman de Ben Affleck, convincente sobre todo por su imponencia física ya que, de nuevo por mano del guión, su cruzada, intereses y motivaciones queden puestas al servicio de convertirse en mero títere del juego de poder que plantea Luthor. Y vale, Gal Gadot no queda del todo mal como Wonder Woman, pero su personaje es otro que, unido a la ristra de secundarios —lo de Lois es de risa, aunque no tanto como lo de Perry White—, están ahí como igualmente podrían no estarlo. No sé si me explico.

'Batman v Superman : el amanecer de la Justicia', instantes dispersos

Batman V Superman

A la combinación de todo lo todo lo anterior, y recalcando de nuevo la exasperación y el tedio que hace presa del espectador durante los cien minutos que separan el arranque de lo que realmente interesa de la acción, no pueden hacer frente los instantes sueltos en los que se atisba ese algo más que debería haber atesorado la cinta. Un algo más que encabezan los guiños hacia los lectores y lo que será el probable futuro de DC en la gran pantalla —a no ser que el presente filme se despeñe por la taquilla— y que, cuando explota con toda su furia, es demasiado tarde...y muy ruidoso.

Y no me refiero solo a ruido auditivo, que también, sino a lo apabullante de una set-piece descomunal de cerca de media hora que, sin conseguirlo, pretende equilibrar la balanza del escueto interés que ha despertado todo el metraje previo: para muchos, entre los que desearía haberme contado, poder ver lo que se ve proyectado en esos minutos será la realización de un sueño largamente acariciado; pero a los que no se dejen engañar por trucos de pirotecnia, hará tiempo que lo endeble del sustrato base habrá puesto en tela de juicio cualquier futuro envite.

Batman V Superman 6

Decía al comienzo que no podía hablar de decepción por cuanto no había ninguna esperanza puesta en las posibilidades de la cinta. Pero creo que el término bien podría ser usado para expresar lo profundamente decepcionante que resulta la experiencia de ver 'Batman v Superman'. Una decepción que no puede ser tapada ni por lo impecable de su factura técnica ni por el deseo de que haya más tras la fachada de falsa épica de un filme que, a la postre, desconoce el verdadero alcance del término.

Queda por saber si Warner cumplirá su objetivo económico —que es de lo que va realmente todo esto— y respaldará el plan que debería arrancar con el rodaje de la Liga de la Justicia en poco menos de un mes; o si, por el contrario, este mastodonte de 250 millones de dólares hundirá de forma definitiva las aspiraciones de la Distinguida Competencia de poder hacer frente a La Casa de las Ideas. Visto lo visto, en Marvel pueden respirar muy tranquilos.

Otra crítica en Blogdecine | 'Batman v Superman: El amanecer de la justicia', misión cumplida (crítica sin spoilers)

Temas
Publicidad

También te puede gustar

Publicidad
Publicidad

Ver más artículos