Compartir
Publicidad
Criminal pérdida de tiempo
Críticas

Criminal pérdida de tiempo

Publicidad
Publicidad

Kevin Costner fue una gran estrella a finales de los 80 y principios de los 90, llegando incluso a ganar el Oscar como mejor director. Sin embargo, últimamente parece que ha quedado limitado a roles secundarios que le ofrecen por lo popular que llegó a ser o a personajes protagonistas en cintas de dudoso interés como ‘3 días para matar’ (‘3 Days to Kill’). Eso sí, él sigue aportando toda la convicción posible a sus papeles, incluso cuando son abiertamente absurdos.

En el caso de ‘Criminal’ esperaba que eso cambiara, pues está rodeado de un estimulante reparto en el que sobresalen nombres como Tommy Lee Jones, Ryan Reynolds, Gary Oldman, Gal Gadot o Jordi Mollá. Lo realmente importante ya no es que no haya sido el caso, sino el hecho de que estamos ante un entretenimiento deficiente y carente de personalidad. Una completa pérdida de tiempo pese a los esfuerzos de Costner.

Rutinaria y sin garra

Kevin Costner En Criminal

A estas alturas no le pido a ningún thriller que realmente me sorprenda, pero sí que me entretenga, en especial si cuenta con ingredientes como los de ‘Criminal’, donde el cruce entre cine de acción y de ciencia-ficción parecía bastante apetecible sobre el papel. Además, contaba con un libreto de Douglas Cook y David Weisberg, responsables del guion de la estupenda ‘La Roca’ (‘The Rock’), aún hoy la mejor película de Michael Bay -y la cinta que más veces he revisionado a lo largo de mi vida-. Por desgracia, ahí comienzan los problemas.

‘Criminal’ es una película que parte de buenas ideas para convertirlo todo en un cansino correcalles que jamás explora sus posibilidades. Por lo pronto, todos los personajes están muy mal construidos, en algunos casos alcanzando niveles sonrojantes -aquí pienso principalmente en Gal Gadot- y en otros limitándose a desaprovechar de forma notable a su reparto. No es que los actores se esfuercen tampoco demasiado, por lo que añaden una capa de rutina adicional que lo hunde todo aún más.

Ahí el único que se salva es Costner, en parte porque al menos su personaje tiene algún tipo de evolución, pero también pos por los esfuerzos del actor por dignificarlo. No esperéis grandes alardes -lejos queda del nivel de Mel Gibson en su reciente regreso como protagonista-, pero sí un mínimo de sobriedad y matices que brilla por ausencia en el caso de sus compañeros de reparto -algunos, como un anecdótico Michael Pitt, no van más allá del mero recurso argumental, por lo que poco pueden hacer-.

’Criminal’, avalancha de problemas

Escena Pelicula Criminal

En lo puramente argumental, ‘Criminal’ parece un cruce entre cierto cine de acción de los ochenta con algunos discretos acercamientos a la ciencia-ficción por parte de Hollywood en los 90. Como lo primero se ve beneficiada por un diseño de producción más que digno -eso es algo que Ariel Vroman aprovecha con un trabajo de dirección funcional-, pero carece de cualquier tipo de garra o encanto para compensar sus evidentes limitaciones. Tantas que se queda por debajo de un reciente y deficiente remake que algunos han tildado como el desastre del año.

Como lo segundo, ‘Criminal’ es un absoluto desastre, planteando conceptos llamativos de una forma bastante pobre -el motivo por el que el personaje de Costner es el adecuado para recibir los recuerdos del de Reynolds- y luego desarrollándolo a su conveniencia y con unos recursos que difícilmente podrían funcionar peor -horribles los flashbacks con los que se nos muestra que ha recordado algo del otro yo que le han implantado-.

Al final todo queda reducido a una doble búsqueda por parte del protagonista, por un lado la emocional que le permite a Costner ahondar algo en su personaje –aunque a cambio todo lo relacionado con esa trama roza la vergüenza ajena- y por otro la de la amenaza que lidera un Jordi Mollá que se limita a poco más que hacer acto de presencia y poner cara de villano -tampoco es que pueda hacer mucho más con lo que tiene-. En ese punto se le nota la edad a Costner, pero sigue cumpliendo en lo físico cuando la ocasión lo requiere.

En definitiva, ‘Criminal’ es un thriller en el que no hay nada que rascar más allá de los intentos de Kevin Costner por dignificar una propuesta llamativa sobre el papel, pero que a la hora de la verdad no se preocupa en hacer nada bien. Tampoco es que sea especialmente horrible más allá de no pocos elementos de su guion, pero sí que pronto te cansa por la pereza que exhibe y llega un punto en el que te aburres y simplemente quieres que se acabe cuanto antes.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos