Compartir
Publicidad
FKM 2016 | 'Rendezvous' de Guillermo Julián y Román Santiago Pidre
Críticas

FKM 2016 | 'Rendezvous' de Guillermo Julián y Román Santiago Pidre

Publicidad
Publicidad

Otra de las ópera primas a competición en la octava edición del FKM, Cinema Fantástico da Coruña es ‘Rendezvous’ (2016), film dirigido a cuatro manos por Guillermo Julián y Román Santiago Pidre, que estuvieron presentando la película en el festival. Al final de la proyección explicaron muy por encima —la respuesta del público no invitaba a mucho más— cómo fueron capaces de levantar un proyecto de ciencia-ficción en un país donde no se apuesta por ello.

Y eso es precisamente lo mejor que puede decirse de la película. Que dos chavales, con mucha ilusión y esfuerzo —sobre todo lo primero— se han adentrado en un universo ficticio lleno de referencias. Demasiadas. Conseguir a una actriz como Natalia de Molina para que la protagonice, o el inmenso Celso Bugallo que también estuvo presente y señaló lo fortuito —“la vida es así” afirmó el actor— de su participación en un rodaje que le gustó hacer.

Antes de ‘Rendezvous’, la organización tuvo la idea de hacer sufrir al respetable con un corto titulado ‘Share o no Share’, obra de Juan Hervella-Rego. Una idea sobre el poder y guerras de audiencia de los reality shows. Mal dirigido, muy mal interpretado —con la excepción de un Luis Tosar con cara de “qué coño hago yo aquí”—, pero sobre todo penosamente iluminado y un montaje que da la sensación lo hicieron con una venda en los ojos. Veinte minutos de sufrimiento que no lo compensó demasiado el visionado de ‘Rendezvous’.

Rendezvousf2

El trabajo de Julián y Santiago Pidre peca de lo que suelen pecar muchas de las óperas primas de las dos últimas décadas. Está llena de referencia a las películas de ciencia-ficción que ambos directores aman. ¿Y cuáles son? Pues las que ama todo el mundo. ‘Alien’ (íd., Ridley Scott, 1979), ‘Solaris’ (íd., Andrei Tarkovsky, 1972), ‘Interstellar’ (íd, Christopher Nolan, 2014), algo de Douglas Trumbull, y cómo no, una de las obras maestras de Stanley Kubrick. Luego pequeñas referencias visuales a films de Paul Verhoeven, servidor vio hasta una referencia a la Cannon. Y el homenaje más currado: aquel que indica que lo que estamos viendo no es 'Moon'.

La ilusión no llega

Fuera de las referencias, del lugar común conocido por todo amante de la ciencia-ficción, ‘Rendezvous’ no tiene vida, no interesa ni un solo segundo de su trama, y mucho menos de su puesta en escena. El formato scope se aprovecha —eufemismo de queda bien por las proporciones en sí— para los planos cenitales que tienen lugar en el espacio, pero en interiores se olvidan de él y la planificación termina sufriendo dicha decisión.

Rendezvousf3

Natalia de Molina no tiene protagonismo hasta bien avanzada la película, pero da igual, luego parece salida de otra película diferente. Corre a cargo de los diálogos más absurdos de la cinta, rayando lo ridículo, como su personaje, cuya existencia en el film no es demasiado comprensible. Siendo una actriz conocida es raro, más allá de la fama, que la justificación de su personaje tenga mucho que ver con un escandaloso truco de guion. Como escandaloso es que el film no posea crescendo dramático. Ni clímax. Ni atmósfera. Ni nada.

Ojo. Prefiero este (para mí) bodrio, realizado con ilusión, también con riesgo —han hecho la película que han querido—, atreviéndose con puro cine de género, que muchas películas de este país, financiadas por una de las dos poderosas televisiones, cuyas exigencias de producción rayan lo tiránico. Eso sí, la limitación de presupuesto no puede limitar el talento.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad