Sigue a Blogdecine

'Forajidos de Leyenda',

El excelente director y productor Walter Hill rindió homenajea a uno de los grandes, Sam Peckinpah, en este western, ‘Forajidos de Leyenda’ (The Long Riders, 1980) realizado en la mejor etapa de su carrera, la cual vivió sus mejores momentos entre finales de los 70 y finales de los 80. Hill es el responsable de algunos títulos míticos como ‘The Warriors’ o ‘Calles de Fuego’, dos de sus films más famosos aunque un servidor se queda con las estupendas ‘Driver’ y ‘La Presa’.

Con ‘Forajidos de Leyenda’ se atrevió con un western, género que no estaba precisamente en su momento más álgido, sino más bien todo lo contrario. Rescató la leyenda del bandido Jesse James y todos los que le rodearon y filmó un film preciso que narra las andanzas de un grupo de atracadores de trenes y bancos, formados por tres familias de hermanos, siendo todos ellos encabezados por Jesse James, el hombre más buscado por la justicia. Todos son protagonistas, sin que la película se decante por alguno en concreto, algo que la aleja totalmente de las anteriores versiones sobre el mítico bandido, dándole un nuevo enfoque y tratamiento a la historia.

Para ello Hill cuenta con actores que son hermanos en la vida real, interpretando a su vez a hermanos en la ficción. James Keach y Stacy Keach, que además son productores del evento, dan vida a los hermanos James, compenetrándose de maravilla, y llevando en la parte final el peso de la función. Lo cierto es que muy probablemente estemos ante las dos mejores interpretaciones de los hermanos Keach, dos actores más bien mediocres, pero que aquí están totalmente entregados a la causa. Dennis Quaid y Randy Quaid dan vida a los hermanos Miller, quizá con los que menos se para el director, y en el caso del primero no podemos decir que esté como para echar cohetes, sobre todo teniendo en cuenta lo excelente actor en que se convirtió más tarde. David Carradine, Robert Carradine y Keith Carradine dan vida a los hermanos Younger, y como siempre, Keith sobresale por encima del resto, aunque en el caso de David hay que decir que sorprende, y un poco menos en el caso de Robert. Sea como fuere, se nota que todos se lo han pasado en grande, y alcanzan unos niveles de compenetración que pocas veces se ha visto en tantos personajes juntos en una película.

Por supuesto en el caso del cobarde Robert Ford y Charlie Ford, Hill también contó con dos hermanos en la vida real. Concretamente Nicholas Guest y Christopher Guest, que como todos sabéis tiene su vital importancia en la historia de Jesse James. El film sólo se centra en estos dos personajes sólo en ese punto vital que todos conocemos, sin entrar en demasiados detalles, y ni siquiera dando a entender que Robert Ford y Jesse James tuvieran algún tipo de relación. La película no pretende en ningún momento hablar de eso, ya que lo que le interesa es el grupo, sus correrías y su cabalgada final, visto con cierto tono crepuscular sin cargar demasiado las tintas.

Walter Hill dirige con enorme eficacia, logrando casi en su totalidad el hablar de todos los personajes sin necesidad de darle a uno más importancia que a otro, salvo en sus momentos finales y por motivos muy evidentes. De esta forma, la película funciona perfectamente como film coral, por así llamarlo, uno de sus mayores aciertos, además de lo bien filmada que está, sobre todo en sus escenas de acción. Con respecto a esto último conviene resaltar todo el tramo final, donde ya el homenaje a Peckinpah es clarísimo. Ese tiroteo excelentemente coreografiado, donde Hill utiliza el ralenti, emulando así algunos de los mejores momentos del director de ‘Grupo Salvaje’ (años más tarde volvería a hacer una operación similar en la maja ‘Traición sin Límite’).

Una película excelente, uno de los mejores westerns salidos de Hollywood en los últimos años, teniendo en cuenta lo poco prolífico del género en las últimas tres décadas, y al que quizá sólo haya que achacarle algunas escenas un pelín forzadas por contener alguna que otra situación que no viene demasiado a cuento, como todo lo que tiene que ver con el personaje de David Carradine y su relación con una prostituta, la cual está resuelta de una forma un tanto precipitada. ‘Forajidos de Leyenda’ está editada en dvd desde hace tiempo, por si queréis echarle un vistazo, y además siempre podréis disfrutar de la excelente banda sonora de Ry Cooder.

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

2 comentarios