Compartir
Publicidad
'Frente al mar’, el psicodrama de Brangelina
Críticas

'Frente al mar’, el psicodrama de Brangelina

Publicidad
Publicidad

Tras una larga carrera como actriz, Angelina Jolie decidió dar el salto y encargarse de sus propios guiones, así como de llevar la voz cantante en la dirección de sus largometrajes 'En tierra de sangre y miel' ('In the Land of Blood and Honey', 2011) e 'Invencible' ('Unbroken', 2014). Si con las dos películas anteriores hubo diferencia de opiniones entre los críticos de cine, con 'Frente al mar' ('By the Sea') -que supone su tercer proyecto tras la silla de la dirección- los expertos se han cebado a saco, calificándola de pretenciosa, soporífera e irrisoria.

Lo mejor antes de entrar en un sala de cine es olvidar todo tipo de prejuicios establecidos e intentar formarse una opinión propia. Y la mía es que, a pesar de que este no es su mejor trabajo, tampoco es el peor. En todo caso es diferente solo por el simple hecho de ofrecer algo muy alejado de lo que su público habitual esperaría.

Con esta película la realizadora deja de lado los acontecimientos bélicos e históricos que nos relataba en sus dos anteriores cintas para mostrarnos un ejercicio extremadamente personal e íntimo en forma de trágica historia de amor. 'Frente al mar' es el el intento de Jolie-Pitt de recrear aquellas cintas de autor europeo y para ello nos presenta una auténtico drama -que de vez en cuando parece coquetear con la autoparodia- protagonizados por ella misma y por Brad Pitt.

Angelina Jolie-Pitt y Brad Pitt, juntos en pantalla tras 11 años

Frente Al Mar

Hacía que no los veíamos juntos en una película desde que grabaron la película 'Sr. y Sra. Smith' ('Mr. & Mrs Smith', 2005), en la que ambos interpretan a un matrimonio que trata de asesinarse el uno al otro, literalmente. Al final, de tanto odiarse en la ficción llegó el amor a la realidad, pues tras conocerse en el rodaje, se enamoraron y acabaron casándose. Sin embargo, parece que en la gran pantalla están destinados a no llevarse bien nunca…

'Frente al mar' es un filme ambientado en la Francia de los años setenta en el que se nos describe la relación de la pareja estadounidense formada por Roland (Pitt) y Vanessa (Jolie-Pitt), un matrimonio sin hijos que lleva 14 años juntos y una fuerte crisis a sus espaldas. Ambos, en un intento por “desconectar”, emprenderán un viaje por la costa francesa para pasar un tiempo en un tranquilo pueblo costero en el sur del país (en realidad la película se grabó en la isla maltesa de Gozo).

La inestabilidad de su relación se hace patente a través de una química sin palabras: al llegar a la increíble y elegante suite con vistas al mar en la que se van a alojar, comienzan inmediatamente a deshacer el equipaje Louis Vuitton y ninguno de los dos habla ni se cruza una mirada o un gesto de cariño.

La existencial crisis de pareja

Frente Al Mar

Y es que, para esta glamurosa y depresiva pareja la vida se ha convertido en una aburrida rutina, incluso cuando están de vacaciones. No pasa nunca nada interesante: Roland es un escritor frustrado sin nada que le inspire de cara a su próximo libro, por lo que pasará esos días en un pub local de la ciudad, entre borracheras y borradores de texto.

Mientras Vanessa, que es una bailarina retirada, se quedará en la habitación donde se pondrá tibia de pastillas y leerá revistas de moda hasta quedarse dormida. Parece que ninguno de los dos –especialmente ella- soportan estar juntos bajo el mismo techo. ¿El motivo? Tendremos que ir conociéndolo muy poco a poco.

Los sombríos días de la existencia de este matrimonio parecen iluminarse cuando entra en escena una pareja francesa de recién casados, interpretada por Melvil Poupaud y Melanie Laurent, (que ya trabajó junto a Pitt en 'Malditos bastardos' - 'Inglourious Basterds', 2009). Estos dos llegarán al pueblo para disfrutar de su luna de miel y se alojarán en la habitación contigua a la de Roland y Vanessa.

Con los vecinos llegarán los cambios

Brad Pitt en

Su llegada supondrá un punto de inflexión a la cansina rutina, ya que mientras Roland está fuera, Vanessa descubrirá un agujero en la pared a través del cual puede ver lo que pasa en la habitación de sus vecinos. Ella comienza a espiarles mientras los otros dos se revuelcan y este hecho le recordará inevitablemente sus días más felices con Roland.

Cuando Roland se entera de la existencia de este agujero, aprovechará para tratar de reconectar con su esquiva mujer, convirtiéndose ambos en una especie de voyeurs que disfrutan juntos del espectáculo. Esto parece ser, tristemente, la única complicidad que les une. Pero Vanessa pretende ir más allá…

Jolie-Pitt intenta navegar hasta el fondo de la psique de una mujer y demostrar como un hecho traumático –del cual no sabemos nada hasta el final, aunque se nos dan pequeñas pinceladas durante el metraje y el espectador más hábil se da cuenta enseguida- puede hacer mella y destruir completo una, e incluso varias, relaciones amorosas. El inmenso sufrimiento del personaje de Vanessa es palpable en todo momento en su intensa y trastornada mirada, resaltada aún más con el uso (o abuso) del maquillaje.

'Frente al mar', una apuesta demasiado arriesgada

Frente Al Mar

En cuanto a nivel técnico no hay nada malo que decir, el filme resulta bastante estimulante tanto para la vista como para el oído. Tanto el vestuario, como la fotografía de Christian Berger, y la música de Gabriel Yared (junto a algunas canciones de Serge Gainsbourg) resultan trabajos encomiables y consiguen mejorar el emplazamiento de la película al comienzo de los años setenta.

'Frente al mar' es una película arriesgada, con una carga emocional brutal. La temática que aborda es muy complicada y si ya de por sí no era fácil llevarla a cabo sin resultar frívolo o superficial, quizá la inexperiencia de Jolie como directora ha hecho que el resultado no estuviese a la altura de lo que muchos esperaban.

La cinta tiene partes que despiertan interés mientras que otras resultan tremendamente aburridas. Es cierto que es un proyecto muy vanidoso, con una trama que se alarga demasiado por el simple deseo de la directora de jugar con el espectador y hacerle elucubrar. Su desarrollo puede resultar agotador, el guión es escaso en cuanto a diálogos…

Pese a todo, creo que esta película es un ejercicio interesante de analizar. Lo cierto es que solo una estrella tan poderosa e influyente como Angelina podría haber creado una criatura tan extravagante como 'Frente al mar'. Sin lugar a dudas no dejará indiferente a nadie: la amarás o la odiarás.

Lo mejor: Los aspectos técnicos, como la música y la fotografía. Lo peor: Puede resultar larga y a ratos aburrida

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos