Sigue a Blogdecine

iron man 3


Tony Stark (Robert Downey Jr.) se enfrenta a la amenazante presencia del Mandarín (Ben Kingsley) y para ello deberá contar con la ayuda de sus inseparables Pepper Potts (Gwyneth Paltrow) y Rhodes (Don Cheadle). Además, la presencia inquietante de un antiguo conocido (Guy Pearce) hará tambalear su vida tras el duelo en Nueva York con los alienígenas y los Vengadores.

Era difícil. Díficil pero no imposible. Shane Black lo ha conseguido: ha filmado la mejor película oficial de superhéroes. La única que es divertida, convincente, carismática y veloz. La única que, yendo un paso más allá de la película gigante de Joss Whedon, no es que se parezca a un tebeo sino que se trata de un gran tebeo de Marvel.

No resulta difícil imaginar qué referentes tenía el maravilloso Black para rodar esta película. Se habla, y con justicia, del tebeo Extremis que escribió Warren Ellis y con el cual el maravilloso Iron Man adquirió, de un modo natural y casi irremediable, el tono de merecido thriller tecnológico con derivas felizmente cyberpunk que merecía toda su mitología.
iron man 31
Sin embargo, y a tenor de los tráilers, yo no he dejado de pensar en ‘El caballero oscuro: la leyenda renace’ (The Dark Knight Rises, 2012) al ver esta última entrega que se convierte en la más sólida y brillante de la trilogía, también la más talentosa y mejor construida.

No tanto porque sea una película seria y épica, sino porque se trata de una parodia, absolutamente directa, a toda la mitología erigida por Christopher Nolan. Y es que Black, con un giro de guión maravilloso que no pienso desvelaros, construye al Mandarín como una gran broma a costa de los nolanitas y de su tendencia a equiparar con peligrosos terroristas del mundo real lo que no dejan de ser simples villanos de opereta de un tebeo para críos. Aún gustándome, y siendo de los pocos, el cierre nolanita, admito que esta gran broma final de Marvel es el típico codazo que se daba ya en las páginas de los tebeos.

De paso, garantiza una reacción política, al convertirse esta en una película sobre como se hacen y se construyen los discursos públicos y como es posible intervenir en ellos y quienes lo hacen y a costa de qué intereses. Y todo ello sin que el argumento deje de girar alrededor de una gran resaca de la nochevieja de 1999…..¿Se puede estar más inspirado?

Hay demasiadas sorpresas, demasiado humor, demasiada grandeza (¡ojo a la secuencia poscréditos!), demasiado talento y demasiada brillantez como para volver a ver cualquier película oficial (insisto en lo de oficial: otro cantar son las películas fuera de cánones) de superhéroes con los mismos ojos. Si esto es un cierre, tiene sentido dado que lo mejor de la saga está aquí, ampliado y mejorado.

Porque esto es cine espectáculo de primer nivel, con homenajes auto-conscientes a guiones de su director, como ‘El último Boy Scout’ (Last Boy Scout, 1991) reescrita en clave bufa y superheroica en una secuencia que hará aplaudir a los seguidores o ‘Arma Letal’ (Lethal Weapon, 1987) con, otra vez, la buddy movie y el miedo personal como motor de la trama.

Y, cosa rarísima en el cine actual, es una película en la que teniendo tres set pieces de impresión, absolutamente magníficas con un trabajo brutal de Weta e Industrial Light & Magic, los mejores momentos son de personajes interactuando. La odisea final de Stark garantiza un aluvión de carcajadas y un tono absolutamente bienvenido de gran cine de acción de los años ochenta.
iron man 2
En el fondo, esto es cine de espías hiper-paródico con toques de película de polícias ochentera: poco le importa al director que haya superhéroes dado que comprende las dinámicas esenciales de un gran guión, y nada le impide dejar de comprender, gracias a la colaboración de Drew Pearce en el guión, que los villanos deben ser felizmente indestructibles.

Y es que, igual para Pitbull, para Tony Stark o Shane Black lo que importa es que no pare la fiesta. Ben Kingsley, más cerca de Borat que de Heath Ledger, o Rebecca Hall son magníficas adiciones para un cásting que vuelve a estar perfecto.

Otra crítica en Blogdecine: ‘Iron Man 3’, sobredosis de entretenimiento

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

50 comentarios