Síguenos

ruinas

‘Las Ruinas’ (‘The Ruins’, 2008) se estrenó en los cines españoles el 18 de abril y desde el pasado 26 de septiembre está disponible en DVD. Basada en la novela del guionista Scott Smith, la película se centra en un grupo de amigos, dos parejas, norteamericanos, de vacaciones en México. El último día conocen a un joven alemán que les habla de una excavación arqueológica en un lugar remoto de la selva mexicana. Convencidos, marchan hacia allí, con la esperanza de ver algo único… pero lo que encontrarán será un verdadero infierno.

‘Las Ruinas’ es, a primera vista, otro subproducto de terror más, donde un grupillo de jovencitos guapos, con las hormonas alteradas, son presa del asesino, monstruo, fantasma o maldición de turno; una sucesión de escenas vacías, protagonizadas por personajes vacíos con el único propósito de incluir muertes sangrientas y algún momento de sexo light. ¿Correcto? Pues casi.

Durante los primeros 20 minutos, la película puede desesperar a cualquiera. Es infumable. Es como un episodio de alguna estúpida serie norteamericana, donde los protagonistas tienen todo tipo de conversaciones absurdas, con diálogos pésimos, mientras la cámara no sabe dónde apuntar, porque, sencillamente, no hay nada en la escena que merezca ningún tipo de interés. Una presentación de personajes realmente mala y cansina.

Afortunadamente, la cosa mejora. Bastante. Una vez superado ese tramo del film, 20 minutos de un total de 85 (increíble, ya digo, que tarden tanto en presentar algo tan simple), ‘Las Ruinas’ se convierte en otra película. Es como si Carter Smith, para su primer largometraje, hubiese tomado como referencia ‘Wolf Creek’, la también ópera prima de Greg Mclean, donde uno podía dormirse hasta que empezaba la acción. A Smith le sale peor que a Mclean (que tampoco filmó una película para dar saltos de alegría precisamente), pero lo cierto es que logra algunos buenos momentos que elevan su producto un pelín por encima de la masa de bodrietes de terror que sólo nacen para morir en un rincón del videoclub.

Desde que los protagonistas se encuentran con el extraño grupo de indígenas armados, ‘Las Ruinas’ pasa de ser un ñoño y vacío episodio de romances veraniegos a una agobiante y sucia pesadilla de sorprendentes acontecimientos. Siguiendo la estela de la mencionada ‘Wolf Creek’, ‘Hostel’ o ‘Turistas’, la película de Smith lleva a un grupo de turistas norteamericanos, que sólo quieren divertirse en un país extranjero, hasta el corazón del infierno. Lo que caracteriza a ‘Las Ruinas’ es que el peligro que acecha a los personajes es una versión más bruta del mismo que usó M. Night Shyamalan en ‘El Incidente’. Hay escenas muy fuertes, desagradables y sangrientas, pero también momentos de gran tensión y más de una efectiva sorpresa.

A pesar de eso, el producto está muerto por dentro. No se pueden perder 20 minutos de esa forma, toda una invitación a apagar la pantalla, ni tener a unos protagonistas tan planos, tan poco carismáticos, diciendo y haciendo tantas chorradas (lo de ir a pedir ayuda a los mismos que antes les han disparado es demencial); mal escritos, mal interpretados y mal dirigidos. Los cuatro turistas estadounidenses están encarnados por Jonathan Tucker (‘En el valle de Elah’), Jena Malone (‘Donnie Darko’), Shawn Ashmore (‘X-Men’) y Laura Ramsey (‘Los amos de Dogtown’). A los cuatro les pasa más o menos lo mismo, tienen personajes tan malos que su trabajo es nulo, y sólo tienen algo de trabajo cuando la trama se vuelve más retorcida. Eso sí, destacar como lo peor a Tucker, que no sólo es incapaz de transmitir nada sino que es como Tobey Maguire pero con cara de aún más tonto, y a Ramsey, que estropea varios momentos muy dramáticos porque ni sabe llorar ni sabe gritar ni nada de nada.

Para una tarde aburrida, si te va el cine de terror y no pides demasiado, ‘Las Ruinas’ puede ser una estupenda oferta. Lo mejor, la bestialidad de algunas escenas; lo peor, le sobran casi todos los diálogos. Habrá que echar un vistazo a lo próximo de Carter Smith para comprobar si ha aprendido de sus errores y mejorado como cineasta.

1

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

3 comentarios