Compartir
Publicidad
'Maggie's Plan', la comedia romántica moderna
Críticas

'Maggie's Plan', la comedia romántica moderna

Publicidad
Publicidad

A medio camino entre la comedia romántica convencional y el cada vez más en alza subgénero mumblecore -a ver si un día de estos os hablo de ello, que me parece de lo más interesante-, se sitúa 'Maggie's Plan', el nuevo trabajo de Rebecca Miller. Se trata de la quinta película en su filmografía, y es, sin duda, la más inteligente e interesante de todas ellas. Protagonizada por Greta Gerwig, Ethan Hawke y Julianne Moore, 'Maggie's Plan' llega más de un año después de su paso por el Festival de Cine de Toronto y la Berlinale en 2015.

Con 'Maggie's Plan', la hija del renombrado escritor Arthur Miller se enfrenta a la comedia romántica moderna en la que ser madre soltera es una opción, donde los encuentros y relaciones ocurren de forma accidental e inesperadas y donde a pesar de toda su naturalidad, existe lugar para las situaciones cómicas y ciertamente absurdas.

Enamoramiento accidental

Maggie S Plan1

Maggie Hardin es una neoyorquina de treinta y tantos años, dinámica y práctica, que da clases en la New School y, aunque no consigue encontrar el amor, decide que ha llegado el momento de tener un hijo por su cuenta. Pero cuando conoce a John Harding, un antropólogo con ansias de triunfar como novelista, Maggie se enamora por primera vez y se ve obligada a modificar sus planes de maternidad.

Para más complicación, John está casado infelizmente con Georgette Nørgaard, una brillante académica danesa. Un tenso y complejo trío amoroso sobre el que recibirá consejo por parte de sus amigos, Tony y Felicia -ojito a Bill Hader y Maya Rudolph-, que la ayudarán a tomar perspectiva y a trazar un plan para manipular y cambiar el destino para volver a su sueño original.

Como una especie de 'Emma' de Jane Austen moderna, la Maggie que propone Miller es la heroína contemporánea ideal para la nueva comedia romántica: controla hasta el detalle su propia vida y cuando factores externos lo alteran tratará, de forma inconsciente primero y totalmente adrede después, de continuar con el destino que ella había construído en su mente. No tiene miedo a la soledad y está determinada a conseguir lo que quiere.

Maggie S Plan2

Sin duda, el personaje de Maggie y su forma de actuar ante el enamoramiento accidental -e inesperado dentro de los planes de maternidad de la protagonista-, así como su relación con John y su mujer, es lo más interesante de la propuesta de Rebecca Miller. Su forma de actuar dentro de ese trío en el que la rivalidad se convierte en amistad, el amor en indeseado y lo ignorado en querido.

Una pena que todo este juego de control y accidentes del destino, 'Maggie's Plan' esté realizada en dos partes tan diferenciadas que, inevitablemente, una termina siendo más interesante que la otra. Así, la primera parte en la que conocemos a Maggie y su búsqueda de donante de esperma, a la vez que inicia sus paseos e intercambios intelectuales con John, es la más interesante de la cinta: inevitable compararla con una 'Antes del amanecer' más cómica e insegura.

Por su parte, la segunda parte que desgrana la ya consolidada relación entre Maggie y John, y donde entra en escena la tercera en discordia, la narración se hace más pesada y hasta adquiere un tono diferente que se aleja de la naturalidad de los diálogos iniciales. Hasta el punto en que los personajes de John y su ex-mujer terminan convirtiéndose en marionetas, hecho interesante si no fuera porque en la forma de actuación de sus actores, Ethan Hawke y Julianne Moore también es así.

Greta, Greta, Greta

Maggie S Plan3

A pesar de esta cojera en sus elecciones narrativas y actorales de la segunda parte, hay algo -vale, alguien- que hace que la película valga la pena y es la presencia, siempre magnética, ingenua y determinada de Greta Gerwig. Reina indiscutible del mumblecore, la Gerwig es la viva imagen de la heroína romántica actual y sus balbuceos, su intelectualidad y sofisticación inconsciente, convierten a su Maggie en uno de esos personajes femeninos complejos tan necesarios en el cine actual.

'Mggie's Plan' está lejos de ser una película redonda y falla en varios aspectos clave que impiden que termine de fijarse en el espectador, pero sin duda, es una alternativa refrescante e inteligente a las sosas y olvidables comedias románticas actuales provenientes de Hollywood.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos