Síguenos

‘Phineas y Ferb, la película: A través de la 2ª dimensión'

¡Observen el “Otrodimensionator”! Bueno, en realidad, este es el otro “Otrodimensionator”. El otro dimensionador se ha quedado en la otra dimensión.” (Dr. Heinz Doofenshmirtz).

Cuando anuncié que se estrenaba en cines ‘Phineas y Ferb, la película: A través de la 2ª dimensión’ (‘Phineas and Ferb the Movie: Across the 2nd Dimension’, 2011) no había visto la serie y por ese motivo, la sinopsis me resultaba ridícula. Sin embargo, se me despertó la curiosidad y, desde entonces, he echado un ojo a varios capítulos. Tras entender el humor absurdo y metalingüístico, así como el uso y abuso del despropósito de los que hace gala la serie, he visto la película y he comprendido que lo que resultaba risible era parte de ese humor surrealista.

A pesar de que no hay duda de que los guionistas de la serie son geniales y tienen una desbordante imaginación, confiaba escasamente en que esas historias, que se resuelven en pocos minutos, pudiesen extenderse a un largometraje. Pero la sorpresa que me dio la película fue descubrir que lo consiguen, sin que se haga más lenta o parezca que tiene partes incluidas para rellenar. Los creadores hacen una demostración de que tienen una inventiva sin límites para incluir en la película giros y sorpresas a cada momento. Cierto es que se saltan –por decirlo así– algunas de las normas no escritas de la serie y permiten que ocurran cosas que en la versión para televisión no suelen darse, salvo en excepciones, como que los chicos descubran que Perry es un el Agente P y colaboren con él o que Candace no tenga que dar cuentas ante su madre.

‘Phineas y Ferb, la película: A través de la 2ª dimensión'

Como en ‘Regreso al futuro. Parte II’, los protagonistas viajan a un universo paralelo o segunda dimensión, en el que el Dr. Doofenshmirtz, como el poderoso Beef, ha montado un imperio del mal y domina el área de los Tres Estados, además de tener a su servicio a todos los ciudadanos, incluido Perry el ornitorrinco –lo siento, pero pierde mucho en inglés: “Perry, the platypus”, tiene menos gracia–. Cada uno de ellos encontrará allí a una réplica de sí mismo, pero con una vida diferente. Algunos de ellos ganan con el cambio, especialmente el personaje de Candace de la segunda dimensión, que es una tía muy molona a la que deberían rescatar en alguna ocasión.

Este viaje entre dimensiones permite incluir guiños a películas que, obviamente, no están incluidos para los niños y niñas, sino para los muchos adultos que ven la serie y podrían disfrutar con el film. El Perry malo es igual que Van Damme y Lundgren en ‘Soldado Universal’, Doofenshmirtz saca la máscara de Hannibal Lecter al final y también hay, entre muchas otras, una referencia a la imagen más famosa de ‘El rey León’. Otra de las bromas al respecto es anunciar las dos dimensiones como una forma novedosa de ver el cine, ahora que todo se publicita gracias al 3D. El título de la TV movie, que toma este elemento para convertirlo en su base argumental, es otra muestra de genialidad.

Las constantes de la serie como preguntarse dónde está Perry, decidir lo que se hace ese día, el nombre del invento del Profesor, otrodimensionator… son uno de los motivos de humor de la película, como lo son en cada capítulo, por lo que supongo que es importante conocer el producto antes de ver el telefilm. Tomando estos chistes recurrentes, se consigue el mejor golpe de la película, que es metalingüístico, por supuesto. Me refiero a aquel por el que la niña consigue, según ella, resolver el conflicto al final. También se utiliza la serie como referente cuando son empleados todos los cachivaches pergeñados por los dos niños.

Phineas y Ferb, la película: A través de la 2ª dimensión

‘Phineas y Ferb, la película: A través de la 2ª dimensión’ incluye algunos números musicales, uno de ellos basado en la melodía de la cabecera –la serie me ganó el día que, haciendo zapping, escuché: “Mamá, Phineas y Ferb están haciendo los títulos iniciales“–. Pero no se abusa de la música, con la que les habría sido fácil rellenar minutos sin pensar demasiado, sino que queda en su justa medida. En la canción de los créditos finales, aparece Slash.

La tercera película animada de Disney Channel Original Movies, tras ‘Kim Possible Movie: So The Drama’ y ‘The Proud Family Movie’, que Disney Chanel ya está emitiendo, pocos meses después de su estreno en salas, también ha aparecido en DVD, con muchas escenas y material extra. Como hacía el otro día, más que recomendar ‘Phineas y Ferb, la película: A través de la 2ª dimensión’, me gustaría animaros primero a que veáis la serie a quienes aún no la conozcáis, independientemente de vuestras edades, ya que puede disfrutarse de adulto gracias al humor absurdo y metalingüístico. Y, una vez se conozca, la película puede ser un buen complemento, ya que no adolece de ese defecto común en muchas adaptaciones, que es la evidencia de que se trata de una suma de tramas cortas o una corta estirada. Cuando veo que esta es la serie baluarte del canal, me alegro de pensar que las nuevas generaciones están creciendo con productos audiovisuales así de estimulantes e imaginativos. Lo que me cuesta creer es que sean los mismos que, solo unos años después estén como locos por acercase a cada entrega nueva de ‘Crepúsculo’ y similares. Pero saber que ‘Phineas y Ferb’ es un éxito me llena de esperanzas por el cine y la televisión del futuro.

Mi puntuación:

3

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

25 comentarios