Sigue a Blogdecine

bale

‘Rescate al amanecer’ es el título español de ‘Rescue Dawn’ (2006), una película que misteriosamente no llegó a estrenarse en nuestro país, siendo distribuida directamente en DVD tras un considerable retraso. Eso a pesar de que está protagonizada por Christian Bale, dirigida por Werner Herzog y que haya obtenido excelentes críticas, posibilitando esa fórmula publicitaria tan común (y tan fea) que consiste en llenar el cartel de la película de frases entusiastas sobre su calidad (algunas incluso sacadas de contexto). Nada se tuvo en cuenta. Pero es que si además consideramos el nivel de los estrenos que suelen poblar la cartelera, la cosa se vuelve aún más incomprensible.

Dicho esto, no vais a encontrar aquí otro de esos comentarios que ponen la película por las nubes, tengo intención de dejarla en su sitio. ‘Rescate al amanecer’ es un trabajo interesante, pero en general fallido, descontrolado, que será más recordado por las circunstancias de su estreno que por sus aciertos cinematográficos o sus valores artísticos. Es inevitable acordarse de ‘Equilibrium’, que aún permanece inédita en España, elevada a la categoría de obra de culto cuando no deja de ser, simplemente, una entretenida y atípica propuesta de acción y ciencia ficción. Como sabéis, su reparto también está encabezado por el señor Bale; a ver si es que los distribuidores de este país tienen menos idea de cine, y del negocio del cine, de lo que pensábamos.

La película arranca en 1965, cuando Estados Unidos está ya enfrascado en la guerra de Vietnam, pero a Herzog no le interesa mostrarnos el conflicto, sino la experiencia que va a vivir, y sufrir, una persona en particular. Se trata de Dieter Dengler (Christian Bale), un piloto alemán nacionalizado norteamericano que sobrevuela la jungla de Laos durante una misión secreta, cuando su A-1 Skyraider es derribado; Dengler sobrevive al impacto, pero es capturado, torturado (por negarse a denunciar a su gobierno) y finalmente llevado a un campo de prisioneros, donde conocerá a otros que corrieron su misma suerte, algunos de los cuales llevan ya años encerrados. Ahí comienza la aventura de supervivencia de Dieter, que intentará fugarse junto con los amigos que hace en el infernal campamento.

prisioneros

‘Rescate al amanecer’ es la segunda aproximación del realizador alemán a la figura de Dengler, al que ya retrató en su documental ‘Little Dieter Needs to Fly’ (1997). El origen común de ambos hombres interesó en un principio a Werner Herzog, pero lo que le va a importar realmente es plasmar todo lo que le contó el piloto, con quien llegó a tener una estrecha amistad, en una película de ficción donde no estuviera limitado por la fidelidad a los hechos y pueda dar rienda suelta a su imaginación, volviendo a los temas que siempre le han fascinado, por lo que no es difícil encontrar paralelismos con otros de sus trabajos anteriores, siendo quizá más evidente la comparación con ‘Aguirre o la cólera de Dios’; precisamente, el cineasta ha tenido problemas por llevar la historia a su terreno, a pesar de que no se toma licencias artísticas escandalosas, habiéndose creado una campaña de información en contra de su película, por no reflejar lo que ocurrió realmente en ese campo de prisioneros.

La película es una recreación espectacular (la primera vez que Herzog recurre de forma a los efectos visuales, aunque el presupuesto apenas llegaba a los diez millones de dólares) y más cruel de los hechos, reinterpretados por un cineasta que se busca a sí mismo en la historia de Dengler. ‘Rescate al amanecer’ es un drama duro y descarnado, sin concesiones al espectador, con un protagonista obsesionado por una idea, la de escapar y volver a ser libre, a pesar de todo, de la crueldad del entorno y de sus circunstancias, de estar rodeado por la locura y la desesperación; esto, por cierto, da pie a que Jeremy Davies vuelve a ofrecer otra de sus características actuaciones, lo que hace sospechar de su verdadera cordura.

bale-zahnComo puede verse en las fotografías, Werner Herzog contó con unos actores totalmente comprometidos con la película, llegando a ser representados por cuerpos esqueléticos (algo a lo que Bale ya nos tiene acostumbrados), sombras delgadas de unos hombres atrapados en la inmensidad de la jungla; un paisaje hostil y precioso, captado de forma sensacional por la labor fotográfica de Peter Zeitlinger, que nos permite disfrutar de escenarios reales de una forma que parecen sacados de otro mundo, aunque en realidad están en Tailandia. Dice Herzog que Dengler, desde lo alto, veía el mundo de una forma extraña e irreal, como si fuera un sueño. Esto se intenta plasmar en la película, y se logra, pero no con el protagonista en los cielos, sino en la tierra, en ese paraíso que asiste indiferente a su particular odisea.

Es interesante cómo está retratado Dieter Dengler, al que da vida un esforzado (aunque no extraordinario) Christian Bale, un alemán transformado en piloto del ejército norteamericano, porque adora volar, aunque eso le lleva al mismo infierno; a los ojos de Herzog, era un hombre que vivía fuera de la realidad, en su propio mundo, o en su propio cielo. Duane Martin, su mejor amigo en el campamento, interpretado por un convincente Steve Zahn (no tenía ni idea de que este tipo era capaz de actuar bien), se sorprende cuando Dengler le cuenta por qué quiso ser piloto, relatándole una experiencia que tuvo de niño, más cercana a un sueño que a un hecho verídico, cuando un avión de las fuerzas aliadas apareció de pronto surcando el cielo (y lo cuenta Bale, que de niño protagonizó una escena parecida en ‘El imperio del Sol’). Martin le responde: “Eres un pájaro extraño, Dieter. Un hombre intenta matarte y tú quieres su trabajo“.

Los aciertos de producción, de fotografía, del reparto y del propio Herzog al abordar los hechos, se vienen abajo parcialmente cuando la acción se vuelve repetitiva, y nada parece tener sentido, más allá de mostrar lo mal que lo pasan los supervivientes del campamento. El realizador no entiende de sutilezas y se recrea en la miseria de los prisioneros, de una forma que llega a resultar agotadora, aburrida. Tampoco contribuye en absoluto el conocer el verdadero destino del protagonista, que en todo caso es fácilmente deducible por cualquier espectador (creo que hasta en el DVD se sugiere el final), restando emoción a la preparación de la fuga y la posterior travesía por la jungla. ‘Rescate al amanecer’ entusiasmará a los más firmes seguidores de Herzog y de Bale, así como a los espectadores que disfruten de duras historias de supervivencia, basadas en hechos reales, pero al resto, puede que logre incluso tumbarlos, y facilitarles un reconfortante sueñecito.

3

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

9 comentarios