Sigue a

Sinister

Ya que el 1 de noviembre es fiesta, los estrenos de esta semana, se adelantan al miércoles, día que llegará a las pantallas ‘Sinister’ (2012), de Scott Derrickson. Se trata de una cinta de terror, protagonizada por Ethan Hawke, en el papel de un escritor de libros que explotan el morbo de asesinatos ocurridos en pequeñas localidades.

Las ideas en las que se basa la premisa terrorífica de ‘Sinister’ no suponen ninguna novedad con respecto a otras propuestas del género: tenemos monstruos de corta edad, películas caseras encontradas, asesinos en serie, sangre, un ático polvoriento, violencia familiar… La coctelera se agita y el resultado sale bastante airoso, pero más que por cualquiera de los aspectos siniestros, por el retrato humano que realiza la cinta, al cual contribuye en gran medida la intervención de Hawke.

Las desdichas de un escritor

Ayer comentábamos lo difícil que era creerse a un actor concreto como novelista. En este caso, aunque la película no se centre en ese retrato, pues su pretensión principal va por otro lado, y aunque el protagonista sea un autor de nulo prestigio; comprendemos mucho mejor sus cuitas y dificultades, ya que la creación del personaje es mucho más rica y certera. El lujo de contar con Ethan Hawke para una de terror no solo reporta la opción de colocar un nombre célebre en el cartel, sino también la posibilidad de penetrar con habilidad en la mente del protagonista.

Sinister

En ese aspecto costumbrista y humano, encontramos también algún problemilla, pero de importancia nimia. Ya costaba creerse en 1980 a una mujer que acompaña, junto a su hijo pequeño, a su marido a un hotel desierto sin más propósito que el de estar allí mientras él escribe –todo el mundo sabe a qué película me refiero–. Transcurridas más de tres décadas, resulta directamente inverosímil. Por mucho que pueda embaucar el atractivo de Ethan Hawke, una madre con hijos no sería tan indolente o tan ingenua como para no informarse acerca de la casa a la que se va a mudar y más conociendo a su hombre, que ya le hizo la misma jugarreta en otras ocasiones.

Pasamos por alto que la situación sea forzada porque da pie a uno de los más memorables diálogos de la cinta, aquel en el que James Ransone como el agente Tal y Tal –quizá el mejor personaje del conjunto porque introduce un humor que le sienta bien a ‘Sinister’– le dice al escritor que esa es una conversación en la que no le gustaría estar presente. La discusión matrimonial tan temida, cuando finalmente se produce, está muy bien interpretada, especialmente por parte de Hawke, que reacciona con total realismo ante las increpaciones de su esposa, interpretada por Juliet Rylance.

El asesino de los chistes malos

(Posibles spoilers) Las latas de Super 8 que se encuentran en el ático están etiquetadas con frases que indican momentos de la vida familiar. En inglés, esas expresiones, sirven como juego de palabras que remite a la forma de morir las víctimas. “Hanging out” significa “pasando el rato”, pero literalmente se podría traducir como “colgando en el exterior”. Y así con todas. Es muy gracioso también el momento en el que aparecen otras cintas que llevan una pegatina donde pone “montajes extendidos”, como si fuese un guiño al mercado del DVD.

Sinister

Si todavía estáis a tiempo, recomiendo que no veáis el tráiler, ya que en él se desvela información que se dará muy avanzada la película. Pero incluso para quienes no lo vean, el misterio se menciona desde el inicio y casi queda resuelto nada más empezar. Esto fastidia el clímax: no se finaliza con la sensación de que se ha desvelado una intriga, no hay secuencia de mayor intensidad en lo que se refiere al aspecto de thriller –es decir, de misterio– del film. Por otra parte, el que hayamos visto los elementos con los que se crea el miedo en muchas otras películas, es otro de los factores que malogran la posibilidad de que el final sorprenda.

De la misma forma, también se echan de menos más momentos aterradores. Resulta que una de las imágenes más espeluznantes que se distribuyen entre el material promocional, pierde por completo la capacidad de espantar cuando se ve en contexto. Si no veis el tráiler, además de los spoilers, os ahorraréis una decepción, ya que el avance es más terrorífico que la película en sí. Derrickson, quien también firma el guion, opta por guardarse la truculencia y sacarla solo en los momentos imprescindibles, lo cual le honra, ya que apuesta por la creación de atmósferas y por un terror elegante. Pero claro, cuando por fin aparecen las criaturas, su efecto ya se ha diluido. Es decir, el film se va manteniendo bien según avanza, pero todo ese progreso no lleva a una conclusión satisfactoria.

Sinister

Por lo tanto, concluyo que como película de terror ‘Sinister’ funciona de forma correcta o cumplidora, pero poco más. Sin embargo, como retrato de personajes alcanza un alto nivel. Una realización elegante y atmosférica la separa de las propuestas de bajo presupuesto. Cuenta con ciertos hallazgos y por escenas se va disfrutando muy bien, pero quizá si se piensa en ella como conjunto sea más difícil considerarla una gran película. Dentro de las propuestas de terror, quizá sea una de las opciones más válidas del año, pero en lo que se refiere al cine de todos los géneros, queda en la mitad de la tabla.

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

8 comentarios