Síguenos

Tres mujeres y un plan

A pesar de su título español, ‘Tres mujeres y un plan’ no es una película de Ozores o de Alfredo Landa. Hablamos de ‘Mad Money’, un film protagonizado por Diane Keaton, Queen Latifah, Katie Holmes, que son las tres mujeres, y Ted Danson, que es su plan… no, el plan consiste en robar disimuladamente algunos de los billetes que se reciclan en el banco en el que las tres trabajan como asistentas. Danson es el marido de Keaton y el que desencadena todo cuando, al perder el empleo, la deja a ella llena de deudas y con la amenaza de tener que vender su lujosa casa.

Dirige Callie Khouri, basándose en un guión que ha pasado por muchas manos: las de Glenn Gers, John Mister, Terry Winsor y Neil McKay. ‘Tres mujeres y un plan’ se estrena el 10 de octubre.

Aunque no se puede englobar ‘Tres mujeres y un plan’ en ningún otro género que el de la comedia, el film no tiene demasiada gracia, pero no por falta de ingenio, sino porque no la busca. Existen sus momentos, casi siempre en boca de Queen Latifah, pero en general se centra más en los robos.

El subgénero de atracos de bancos, donde sí encaja mejor, en general me suele atraer porque da pie a películas muy divertidas en las que se trazan planes sobre planos, se utiliza la inteligencia, etc… algo así como el subgénero de fuga carcelaria. En ese sentido, ‘Tres mujeres y un plan’ es interesante porque presenta un modo de robo diferente al que solemos ver: algo hecho muy poco a poco, sin retiradas grandes y sin llamar la atención. Pero hasta aquí llegaría lo bueno que se puede indicar sobre el guión de este film.

Huelga decir que las actrices son lo mejor de la película. Mi admiración hacia Diane Keaton es enorme y, a pesar de que últimamente elige algunos proyectos no demasiado acertados, sus personajes siempre tienen algo. Queen Latifah es una actriz genial que borda sus papeles dotándolos de mucha personalidad. Ambas intérpretes están muy por encima de la calidad de ‘Mad Money’. Ted Danson también aporta un carisma importante en este film para dar un toque masculino. Katie Holmes es la más floja, en un papel de mujer alocada y despreocupada que no le pega demasiado, pero es válida. Algunos de los secundarios, como el jefe de seguridad o el dueño del bar donde se reúnen las atracadoras son igualmente buenos hallazgos.

El guión sigue al pie de la letra la fórmula y, por ello, no posee ninguna capacidad para innovar ni sorprender. El resultado de un guión tan formulario es que no se puede decir que la película sea mala, pero se va viendo sin demasiado enganche hacia la trama, sin demasiada curiosidad por cómo acabará, sin especial empatía con ningún personaje, etc…

Ya en su momento comparé este film con ‘El palo’, película de Eva Lesmes con guión de Luis Marías, protagonizada por Carmen Manura, Malena Alterio, Maribel Verdú y Adriana Ozores. La norteamericana tiene la pretensión de incluir una crítica social que se centra de forma clara en la custodia de los hijos de Latifah, madre soltera. Pero se profundiza muy poco en este sentido, ya que las tres mujeres viven bien, pero simplemente podrían vivir mejor. En la española los personajes marginales tenían una situación de la que era más necesario salir. Como era un guión menos formulario, se atrevía a ir más allá y, por lo tanto, calaba más hondo.

Hay un detalle que no sé si es que han querido pasar por alto porque de otra forma no habría guión o si es que realmente funciona así: los billetes que se destruyen porque ya están usados y sucios supongo que tienen un número de serie. Sería lógico que el banco apuntase esos números de serie de los billetes retirados para que, si alguien pagase con ellos, pudiesen detectar un robo o una falsificación. En la película no se menciona nada al respecto. Puede ser que habitualmente no lo hiciesen, pero cuando comienzan a sospechar de estas desapariciones sí que creo que sería una resolución lógica.

Callie Khouri, la directora de ‘Tres mujeres y un lío’, es guionista de ‘Thelma y Louise’. Si buscamos con detenimiento los parecidos entre ambos films, se puede encontrar, aparte del obvio protagonismo femenino, SPOILER una sensación de irreverencia en la que, aunque las malhechoras finalmente paguen por sus delitos, la película se pone de parte de ellas, les da la razón. FIN DEL SPOILER.

‘Tres mujeres y un plan’ más que mala, es una película prescindible, innecesaria. Ni siquiera diría que vale la pena para pasar un buen rato porque no es especialmente cómica. Quizá alquilada en DVD, como acompañamiento para el café de la sobremesa, sea donde mejor encaje.

Más información en Blogdecine sobre ‘Tres mujeres y un plan’.

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

3 comentarios