Compartir
Publicidad
'Veteran. Por encima de la ley', la superioridad de los coreanos
Críticas

'Veteran. Por encima de la ley', la superioridad de los coreanos

Publicidad
Publicidad

Desde hace unos años a esta parte, si me da por comparar a cineastas estadounidenses con coreanos, dentro del injustamente infravalorado cine de acción, creo que me decanto por la cinematografía de Corea del Sur. Por todo. Por historias muchos más interesantes. Por atrevidas. Por los actores. O por la ejecución de las muchas veces brillantes secuencias de acción. ‘Veteran. Por encima de la ley’ (‘Beterang’, Ryoo Seung-wan, 2015) fue la película más taquillera el año pasado en Corea.

Irónico cuanto menos, ya que el nombre del director —con un currículum en el que se encuentran películas como ‘The City of Violence’ (‘Jjakpae’, 2006) o ‘The Berlin File’ (‘Bereullin’, 2013)— se ha incluido en una lista negra, al lado de otra serie de artistas, y por la que se solicita al Ministerio de Cultura que no se les ayude en ningún proyecto. Casi nada. Y mientras se inicia otra caza de brujas más y la película ha reventado taquillas, en nuestro país se estrena directamente en DVD y Bluray.

Beterangf2

Lo cierto es que la presente es mucho mejor que el anterior hit del director, ‘The Berlin File’, una mediocre intriga de acción que era más aburrida que otra cosa. Con ‘Veteran’. Por encima de la ley’ —dichosos títulos españoles— la cosa cambia bastante. La intriga se convierte en un caso digno de Sherlock Holmes, al menos por cómo visualiza Seung-wan la solución del mismo. Además posee un punto de denuncia que enriquece, en cierto modo, una sencilla historia de policías y ladrones.

De la comedia policiaca al thriller dramático

Por supuesto, el film toma referencias estadounidenses. Lo hace evocando la época por excelencia del (sub) género: los ochenta. Cierto tono humorístico, presente en películas como ‘Superdetective en Hollywood’ (‘Beverly Hills Cop’, Martin Brest, 1984) —la risa del protagonista, por ejemplo—, se encuentra en casi toda la primera mitad del film. Algunos gags resultan desconcertantes, pero otros son geniales, caso del delincuente que mientras huye corriendo se le pone a la altura la furgoneta de la policía hasta que aquél se cansa. Sorprendentemente, el tono en la segunda mitad cambia.

Beterangf3

La comedia simplemente desaparece, mutando al tono serio de la propuesta, aquel que además engloba la mayor parte de las secuencias de acción. De hecho el film se reserva para el tramo final las mayores dosis de espectacularidad, uniendo una deslumbrante persecución y pelea cuerpo a cuerpo, verdadero clímax emocional del relato. El villano recibe su merecido, el bien triunfa, y la crisis económica en el subtexto posiciona a un espectador sensible al que no le queda más remedio que abrazar el film.

Del elenco destaca, cómo no, el actor que da vida al policía. Hwan Jun-ming, visto en films como ‘New World’ (‘Sinsegye’, Park Hoon-jung, 2014) o ‘The Unjust’ (‘Boo-dang-geo-rae’, Ryoo Seung-wan, 2010), compone a la perfección un personaje visto miles de veces. Un policía guasón, decidido, con cierto punto irreverente, rebelde, que le hace destacar entre sus compañeros. Tanto en la faceta cómica como en la seria, el actor se luce. Pronto le veremos en la magistral ‘El extraño (The Wailing)’ (‘Goksung’, Nan hoon-jin, 2016), de la que hablaremos próximamente.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos