Compartir
Publicidad
'Zootrópolis', estupenda en todos los aspectos
Críticas

'Zootrópolis', estupenda en todos los aspectos

Publicidad
Publicidad

Títulos como ‘Hermano oso’ (‘Brother Bear’), ‘Zafarrancho en el rancho’ (‘Home on the Range’) o ‘Chicken Little’ hicieron que muchos dejáramos de confiar en Disney. Por suerte, la compañía no tardó en enderezar el rumbo y actualmente pasa por quizá la mejor racha de toda su historia gracias a los tres últimos títulos estrenados hasta ahora: ‘¡Rompe Ralph!’ (‘Wreck-It-Ralph’), ‘Frozen, el reino del hielo’ y ‘Big Hero 6’.

Durante meses la duda había estado en saber si ‘Zootrópolis’ (‘Zootopia’) iba a ser capaz de mantener el nivel o si sería un paso atrás para la compañía. Por mi parte, tenía serias dudas, ya que parecía que no iba a ser más que un simpático pasatiempo, pero una vez vista tengo que admitir mi error, ya que es una estupenda y muy divertida película que además no comete el error de sacrificar el desarrollo de la historia en beneficio de su (muy) efectivo humor.

Todo encaja en su lugar

Escena Pelicula Zootropolis

Lo primero que me gustaría aclarar es que ‘Zootrópolis’ mantiene la línea habitual de los clásicos Disney de recalcar de forma notable la moraleja de la historia –en este caso es que las apariencias engañan-. Sin embargo, lo hace de una forma inteligente, ya que está bien ligado tanto a la evolución argumental como a la de los propios personajes sin que nunca parezca algo forzado o redundante.

El gran responsable de que eso suceda es el guion de Jared Bush y Phil Johnston, ya que logra crear una historia que avanza con fluidez y contiene el suficiente suspense como para que uno sienta interés por su resolución. Además, contiene muchos momentos divertidos, pero no abusa de ellos –otros habrían abusado muchísimo de los perezosos-, ya que tampoco necesita de ello al tener el ingenio como para que crear más sin romper el ritmo.

Escena Zootropolis

Por si fuera poco, el libreto tiene la suficiente cantidad de giros como para ir sorprendiendo constantemente al espectador y que la aventura de los dos protagonistas jamás decaiga. Todo ello sin renunciar a seguir explorando la simpática dinámica que se establece entre ellos ya desde su primer encuentro. Como es obvio, todo va encaminado a que sean grandes amigos, pero se llega a ello de forma natural a través de la propia investigación.

Sí que es cierto que en lo narrativo no es una apuesta revolucionaria –aunque se agradecen ciertos detalles oscuros inhabituales en los clásicos Disney-, pero nada tiene de malo apostar abiertamente sobre algo conocido si luego sabes cómo sacarle jugo. La cuestión es que ‘Zootrópolis’ tiene desparpajo de sobra para que como mínimo uno pase un rato de lo más entretenido, pero es que también sabe cómo mantenerte intrigado.

’Zootrópolis’, diversión de primera categoría

Protagonistas Zootropolis

Otro detalle que enriquece el universo de ‘Zootrópolis’ es que el apartado visual está muy cuidado -¿la mejor animación de un clásico Disney hasta la fecha?-, desde el acierto del encantador diseño de los personajes, donde también es un acierto el optar por respetar una escala de tamaño según el animal que sea, hasta la propia ciudad en la que transcurre la mayor parte de la acción, donde nada es dejado al azar y todo luce de maravilla.

Además, la animación es muy expresiva y dinámica, sintiendo uno a los personajes como algo real en lugar de una creación más o menos afortunada, pero también el escenario transmite un inesperado realismo que nos ayuda a sumergirnos más en la historia. Por si fuera poco, la parte de acción realmente resulta emocionante sin que parezcan pequeños islotes narrativos que no encajen con el resto.

Tampoco me olvido de la personalidad tanto de los protagonistas como del resto de secundarios, ya que todos ellos tienen algo que aportar a la historia y nunca dan la sensación de ser un mero recurso narrativo para que la historia progrese correctamente. Además, incluso los más marcados por el tópico –en realidad todos lo están en mayor o menor medida- llegan a caer simpáticos y uno recibe con agrado cada una de sus apariciones.

Imagen Zootropolis

Sin embargo, nada sería lo mismo sin el gran trabajo vocal de Ginnifer Goodwin y Jason Bateman como la coneja Judy y el zorro Nick, tanto por lo bien que se complementan entre sí como por el hecho de que logran elevar a sus personajes por encima de su propia descripción sobre el papel, donde a veces se coquetea con perder ese maravilloso equilibrio del que hace gala la película. Uno realmente llega a entender sus sentimientos y desea que acaben triunfando.

Y es que al final sigue siendo una película animada de Disney, por lo que no faltan los intentos por tocar la fibra sensible del espectador. La clave está en no incidir más de la cuenta en ello, reservándolos para los momentos adecuados, ya sea porque es necesario para seguir perfilando a un personaje o porque surge a partir de la adecuada evolución de la historia, y es que también es increíblemente eficiente como thriller.

En definitiva, ‘Zotrópolis’ es una gran sorpresa que ofrece diversión de primera tanto a través del humor como creando una historia interesante que te mantiene interesado hasta el final. Todo ello con una impecable animación, personajes con encanto y un guion mucho más ingenioso y elaborado de lo que podría parecer a simple vista. No os la perdáis, que además es muy superior al otro prescindible estreno de esta semana del que ya os he hablado.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad