Sigue a Blogdecine

bigas luna

¡Qué semana más perra para el cine español! Comenzar la semana con la muerte de Jess Franco y Mariví Bilbao y terminarla con la noticia de la desaparición del director catalán Bigas Luna, a los 67 años de edad, tras una larga lucha contra el cáncer.

Director de casi una veintena de películas, a cada cual más especial, descubridor de nuevos talentos, fotógrafo y artista visual…Nos quedamos cortos a la hora de hablar de todo lo que era José Juan Bigas Luna, quien en los últimos años estaba instalado en la localidad de Virgili (Tarragona), donde había creado junto a su mujer una empresa de productos ecológicos. En Blog de Cine queremos hacerle nuestro propio homenaje haciendo un breve repaso a su carrera.

jamon jamon

Con estudios de arquitectura e interiorismo, Bigas Luna llegó al cine en los años 70, primero rodando cortos para terminar realizando su primer largometraje en 1976, ‘Tatuaje’ que no se estrenó hasta 1979, seguida por las controvertidas ‘Historias impúdicas’ (id, 1977) y ‘Bilbao’ (id, 1978), con la que ganó notoriedad a nivel internacional al ser seleccionada en el Festival de Cine de Cannes. A estas, le siguieron ‘Caniche’ (id, 1979), ‘Renacer’ (1981) y ‘Lola’ (1986) y sería tras el estreno de ‘Angustia’ (id, 1987) –su primera película rodada en inglés– y a raíz de la muerte de su productor habitual y amigo Pepón Coromina, cuando decidió alejarse de la silla de director para dedicarse a su carrera como guionista y pintor.

No volvió a ponerse tras la cámara hasta 1990 cuando dirigió una adaptación de la novela de Almudena Grandes ‘Las edades de Lulú’, que obtuvo un gran éxito de taquilla y que le animó a rodar en 1992 una de sus películas más míticas: ‘Jamón, jamón’ por la que se alzó con el León de Plata a la Mejor Dirección en la Mostra de Venecia. ‘Jamón, jamón’ era la prueba irrefutable de que el cine de Luna estaba marcado por una gran carga erótica, al igual que su pasión por la comida –desde entonces todos sabemos que Penélope Cruz es una jamona y sus pechos saben a tortilla de patatas–.

Al año siguiente, su particular visión sobre el erotismo y el ‘macho español’ le volvió a otorgar otro premio, esta vez en Premio Especial del Jurado en el Festival de Cine de San Sebastián por la película ‘Huevos de Oro’ y en el 94, la Mostra de Venecia volvería a premiarle con el galardón al Mejor Guión por ‘La Teta y la luna’.

A estas le siguieron seis títulos más que continuaban reflejando el particular punto de vista del director catalán. Desde la alocada ‘Bámbola’ (id, 1996), que protagonizó la actriz italiana Valeria Marini, pasando por la co-producción entre España, Italia y Francia de ‘La camarera del Titanic’(id, 1997) hasta ‘Voláverunt’(id, 1999) –donde repitiría con Penélope Cruz– y ‘Son de mar’ (id, 2001), basada en la novela homónima de Manuel Vicent. Sus dos últimos trabajos fueron ‘Yo soy la Juani’ en 2006 y una especie de secuela titulada ‘Di Di Hollywood’ en 2010.

yo soy la juani

Además de su prolífica e interesantísima aportación como cineasta, Bigas Luna fue uno de los directores que mejor sabía elegir a sus actores, llegando a ser el descubridor de actores como Javier Bardem y Penélope Cruz –y de como echaban chispas en pantalla hace ya 20 años–, Jordi Mollà o Verónica Echegui.

Una gran pérdida para el cine español, sin duda.

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

12 comentarios