Sigue a

peter jackson bad taste

Ahora que se aproxima la noche de Halloween nos llueven las ofertas para hacernos pasar miedo. Por supuesto, opciones cinematográficas tenemos hasta decir basta, pero como ya el año pasado repasé algunas de las mejores películas de terror que había visto, en esta ocasión denostamos la calidad, que no el interés, para darle protagonismo al terror bizarro.

Muchos dirán que este tipo de cine no merece ni reseñarse, pero la selección propuesta es un compendio de curiosidad, terror, gore, cintas extrañas, historias inverosímiles y un culto al cine de serie Z. Hecho con sinceridad, imaginación y muchas ganas de dar miedo. O al menos perturbar al espectador. Y lo consiguen. Así que preparados (y abstenerse estómagos remilgados).

‘La casa de los 1000 cadáveres’ (‘House of 1000 Corpses’, 2003)

El excéntrico Rob Zombie hizo su homenaje (y debut) al cine de terror bajo su particular perspectiva. Es decir, desfasada, trash, repleta de referencias visuales y clásicas del género y, por supuesto, el resultado es una alegoría del gore. Como es lógico la historia no asusta: estudiantes perdidos en una zona rural buscando al Dr. Satán y se topan con una familia un tanto sádica. Una cinta de culto y que bien merece una revisión.

‘El más allá’ (‘E tu vivrai nel terrore’, 1981)

Para muchos es el máximo exponente del cine de terror del clásico Lucio Fulci, también conocida como ‘The Beyond’, es al menos, otro título de culto repleto de jugosas escenas violentas, muy del gusto del realizador italiano. Aunque muchos denosten a Fulci y su cutrez, lo cierto es que disponía de una obsesión y a la vez personal visión sobre lo que realmente genera terror y miedo. Y esta película es buena demostración. Zombies, espíritus, un hotel encantado, fuerzas sobrenaturales,… con una puesta en escena muy original y bizarra. Abundante dosis de gore vestido de surrealismo. Acojonante. Y esencial.

‘2000 maníacos’ (‘Two Thousand Maniacs!’, 1964)

Durante mucho tiempo bien considerada, hoy en día se queda completamente light, esta cinta escrita y dirigida por Herschell Gordon Lewis es un buen ejemplo de serie B con el gore como protagonismo y casi fundacional del género. De nuevo la historia no es especialmente original, pero suficiente para poner a sus protagonistas en el escenario y desatar el terror más visceral. Me encanta la introducción advirtiendo que lo que vas a ver no es para todos los ojos. Recordemos: 1964.

‘El asesino del taladro’ (‘The Driller Killer’, 1979)

Abel Ferrara se labró un cierto prestigio en el género gracias a este trabajo. Gore de mal gusto pero con el sello de Ferrara y con escenas realmente impactantes, bizarras que dan como resultado una película tremendamente curiosa. Eso sí, aquí de presupuesto nada así que la imaginación y abundante sangre es lo que prima. Por supuesto, es una película muy deudora de Lucio Fulci. Y la historia, pues muy estimulante para almas oscuras: un artista en crisis que pierde la cabeza a base de bien y cuya locura le hace suceder episodios de lo más sangrientos con un taladro. Tremenda.

‘Basket Case’ (1982)

Escaso presupuesto y mucha violencia. Una película bestial y que vivió una gran popularidad llegando a continuar en un par de secuelas (mucho más olvidables). Sin embargo, no esperen una historia muy elaborada: un tipo que tiene a su hermano siamés en una cesta. ¿O es un monstruo? Todo lo demás ya se pueden imaginar. Cutre hasta decir basta. Bizarra al máximo, de principio a fin.

‘Phantasma’ (‘Phantasm’, 1979)

Reconozco que fue la película que más miedo me dio cuando era un crío. No debí verla porque me dejó muy traumatizado. Con el tiempo me reconcilié con ella y la disfruté al máximo (dentro de lo que se puede). Tiene escenas impresionantes. La historia es bien simple, tras un entierro un joven intrigado entra en la funeraria siguiendo a un tipo misterioso. Hoy en día provoca más risa que espanto, pero su estética es un buen ejemplo de cine de terror bizarro. Dio para una saga, pero esta cinta de ínfimo presupuesto merece un vistazo. Esa bola asesina… es inolvidable.

‘Society’ (1989)

Este subproducto es obra de Brian Yuzna, conocido por ser el productor de la exitosa ‘Reanimator’, que dirigió Stuart Gordon y con el cual crearon algunas otras películas dignas de un museo del horror cinematográfico. Yuzna se estrenó como director con este film trash nada desdeñable. Eso sí, no apto para todo los estómagos. Y encima, esta historia de una familia muy peculiar de la alta sociedad de Beverly Hills intenta ser una crítica social. Eso sí, nada de sutilezas.

‘El ciempiés humano’ (‘The Human Centipede’, 2009)

Nada recomendable para después de una suculenta cena. Esta película reciente ha encontrado un hueco en esos listados de películas más asquerosas y abyectas de la historia del cine. El caso es que es un largometraje de una crudeza tan bizarra que daña a la vista. La historia es tremebunda: comprobar como el sádico y desquiciado doctor Heiter quiere crear un ciempiés humano en plan boca-culo. La víctimas: dos turistas americanas y uno japonés. Muy bizarra.

‘Mal gusto’ (‘Bad Taste’, 1987)

Tenía que incluirla. Peter Jackson nos dejó esta pequeña joya bizarra como experimento y encima se destapó como actor con dos papeles. Bueno más bien por falta de presupuesto, al fin y al cabo es una cinta realizada entre amigos. La historia es un sinsentido de lo más curioso: una pandilla de extraterrestres que invaden un pueblo de Nueva Zelanda y quieren convertir a sus habitantes en hamburguesas. Llegan unos paramilitares para defenderlos y la situación desemboca en un enfrentamiento gore.

‘Nekromantik’ (id, 1987)

Y ya que estamos con mal gusto, nada mejor que terminar con esta cinta alemana, controvertida en su momento. Con momentos absolutamente bizarros, esta película, que tuvo una secuela, cuenta con la necrofilia como primer plato. De lo más escabroso y enfermo que he visto, pero eso sí, convincente en lo que busca: inquietar.

Hasta aquí el paseo por el terror bizarro. No estaría mal que montarse una sesión especial en la noche de Halloween con algunos de estos títulos. Miedo asegurado. Aunque luego, es recomendable reconciliarse con algo de buen cine con “mayúsculas” para recuperar el aliento.

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

50 comentarios