Sigue a Blogdecine

Invasor, Fernando Marías, Daniel Calparsoro

Aunque en los últimos años está algo de capa caída, realizando, principalmente, televisión, Daniel Calparsoro gozó de una inmensa fama hace apenas una década o dos. Durante los años noventa recibió la aclamación del público más joven por el acercamiento al cine que escogió. Aportaba una visión supuestamente novedosa, con una manera de rodar enérgica –muy basada en la steady-cam– y rompedora dentro del adocenado cine español, lo cual, como ya se sabe, siempre se recibe con los brazos muy abiertos, quizá más de lo que dicta la lógica. Films como ‘Salto al vacío’, ‘Pasajes’, ‘A ciegas’, ‘Asfalto‘… se encumbraron muy por encima de sus méritos. Pero, como suele ocurrir con estos fenómenos, su estrella brilló brevemente y ya entrado el siglo actual, Calparsoro se vino abajo vertiginosamente.

En la década de 2000, realizó ‘Guerreros’, ‘Ausentes’ y, tras comenzar una andadura televisiva con ‘El castigo’, rodó ‘La ira’ en 2009, para continuar con ‘La vergüenza’ y ‘La ley de las ánimas’, telefilmes o miniseries que recreaban historias reales, pero no por ello menos terroríficas que las que se suelen inventar para la ficción.

Ahora, por fin, parece que regresa a la gran pantalla, con una producción digna de la fama que tenía en sus comienzos. El día 2 de noviembre arrancó en Canarias el rodaje de ‘Invasor’, un thriller, con altas dosis de acción, cuyo guión ha sido escrito por Javier Gullón y Jorge Arenillas, a partir de la novela homónima de Fernando Marías. Alberto Amman, Antonio de la Torre, Karra Elejalde e Inma Cuesta componen el reparto.

Pablo es un médico militar español, destinado en una misión internacional, que, tras un atentado que casi le cuesta la vida, regresa a casa convaleciente. Al recuperar la memoria de lo ocurrido, Pablo sospecha que le están escondiendo información sobre las circunstancias del atentado y, a pesar de la presión de los altos mandos, se niega a secundar la versión oficial, poniendo en peligro su seguridad y la de su mujer y su hija.

El argumento no suena nada mal y Fernando Marías, que también ha sido guionista y ha visto otras de sus novelas trasladadas al cine, es un autor con una gran imaginación, que siempre encuentra historias entretenidas que contar y sabe mantener la intriga y la atención del lector. Si la adaptación se ha hecho con habilidad, es más probable que de aquí vaya a surgir una película muy interesante.

Vía | Por la red.

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

5 comentarios