Richard Gere

Richard Shepard es el director de ‘La Sombra del Cazador’ (‘The Hunting Party’, 2007), alguien que con su anterior película, la correcta ‘Matador’, consiguió algo de prestigio, a pesar de que ya llevaba algunas películas a sus costas. Lo cierto es que el buen hacer interpretativo de aquélla, y algunos puntos irónicos en su trama, me hicieron acercarme a su nuevo film con unas más que altas esperanzas. Shepard me había dado la sensación en su anterior película de ser alguien distinto, capaz de realizar cosas distintas dentro del aburrido panorama americano. Y vaya si me lo encontré: me encontré con una historia totalmente estúpida de tres corresponsales de guerra que son más listos que el resto del mundo, defensores de la verdad y la justicia al más puro estilo de Chuck Norris, pero sin tantos disparos.

‘La Sombra del Cazador’ narra la historia, inspirada por personajes reales, de tres periodistas que se adentran en los lugares más recónditos de Bosnia para intentar entrevistar y de paso entregar a las autoridades, al criminal de guerra más buscado del país, al que todos apodan El Zorro. Por supuesto, se encontrarán con más de un impedimento, y los pocos que realmente quieren ayudarles, lo hacen a riesgo de poner en peligro sus pocas valiosas vidas.

Existe una remota posibilidad de que todo cuanto vemos en la película esté tratado como si de una comedia se tratase, algo que me parece muy arriesgado, y también poco probable, porque uno no se ríe viendo ‘La Sombra del Cazador’, más bien le entra la vergüenza ajena. Por supuesto es una película de denuncia, dirigida hacia todos esos altos mandatarios de los Estados Unidos que no hacen absolutamente nada por intentar apresar a criminales de la Guerra de Bosnia (y que cometieron verdaderas atrocidades), los cuales aún a día de hoy, permaneces sueltos y libres sabe Dios dónde. Sin embargo esa denuncia sólo funciona, a mi parecer, en los títulos de crédito finales, en los que se lanza alguna pulla contra el gobierno americano. El resto no es más que un intento en forma de sátira, aderezado con secuencias de acción y con una filosofía que parece salida de los films de Chuck Norris, a los que la película hace alusión más de una vez.

¡Vótalo!

Editores 4

Comunidad 6,8

Actividad de la comunidad