Meryl Streep

La estrella oficial de la jornada de ayer en el Festival de Cine de Berlín o Berlinale 2012, era Meryl Streep, quien recibía el Oso de Oro de Honor, con el acompañamiento de la proyección de ‘La dama de hierro’ (‘The Iron Lady’, 2011), de Phyllida Lloyd –sobre la que podéis leer aquí una crítica –, y una de las ovaciones más sonoras de la 62 edición del festival, como asegura El Universal. La actriz confesó, entre bromas, que los gin-tonics que le servía la directora le ayudaron a meterse en el papel y que “moverse” tras la espesa capa de maquillaje que hizo falta para caracterizarla no le costó tanto como pudiera parecer, aunque le facilitó guardar una “prudente distancia” con su personaje.

La afroportuguesa ‘Tabú’, dirigida por Miguel Gomes y filmada en Mozambique, se presentaba a concurso, con su retrato exótico y melancólico de una historia de amor adúltera que nos retrotrae al comienzo del fin del imperio de Portugal en el continente africano. AFP la califica como un homenaje al cine y especialmente a Murnau, que se demuestra en su fotografía en blanco y negro y sus referencias cinéfilas. La agencia EFE nos habla de una acogida conmovida de este film, casi mudo.

‘La mer à l’aube’ (“el mar al alba”), de Volker Schlöndorff, que se pudo ver en la sección Panorama, y ‘Death Row’ (“el corredor de la muerte”), de Werner Herzog, proyectado en Berlinale Special, ofrecieron dos perspectivas distintas de personajes ante un pelotón de fusilamiento nazi o en el camino a la ejecución de una moderna penitenciaria en EE UU.

¡Vótalo!

Editores 8

Comunidad 8,4

Actividad de la comunidad