Naomi Watts

Existen criaturas cuya sola existencia hace el mundo menos lóbrego, y que son muy superiores al hombre mortal. Alguna actriz, posiblemente una actriz de habla inglesa, debía ostentar el rango de mejor actriz de su generación, pero que además sea una de las actrices más inteligentes, elegantes, y atractivas de la Historia del Cine, eso ya supone lo más cercano a un milagro. La nacida en Inglaterra, pero criada en Australia, de nombre Naomi Watts, que con 41 años puede ser la intérprete más dotada de su generación, podría haberse ganado la vida holgadamente, si lo hubiese deseado, como modelo. Suerte para el cine que no lo hizo.

Watts ejemplifica como pocas actrices una vida dedicada a la interpretación y una voluntad de hierro para llegar a donde ha llegado, después de muchos años de papeles mediocres, muy por debajo del talento incontenible de una muchacha de aspecto frágil pero presencia arrolladora. Su lucha en televisión y cine por alcanzar papeles de interés fue, hasta 2001, infructuosa, pero inasequible al desaliento, siguió adelante hasta que un día llamó a su puerta David Lynch con su ‘Mulholland Drive’, y por fin todo cambió, y esta sublime actriz empezó a demostrar de lo que era capaz.

Hasta entonces, puede destacarse su estrecha amistad con Nicole Kidman (a quien conoció en el instituto y de quien sigue siendo una gran amiga), y algunos papelitos, que no hacían presagiar la explosión de talento de la década que acaba de terminarse, y en la que ha participado en veinticuatro largometrajes, entre los cuales se encuentra la que es, para quien esto suscribe, la mejor interpretación femenina de la década en un papel dramático protagonista, y que dan fe de su extrema versatilidad, de su capacidad de trabajo, y de su nulo interés por encasillarse en un tipo de producción determinada, pues ha participado tanto en grandes proyectos como en los más humildes.

¡Vótalo!

Editores 8,5

Comunidad 8,1

Actividad de la comunidad