Following

Hay quien aún piensa que la primera película de Christopher Nolan es ‘Memento’ (2000), cuando en realidad lo es otro título mucho más desconocido, filmado dos años antes y que ni siquiera está editado en DVD en nuestro país. Tras el simpático cortometraje ‘Doodlebug’, Nolan dio el salto al largometraje con ‘Following’, para el que mantendría al protagonista, el final sorpresa y la fotografía en blanco y negro, algo queda muy bien, especialmente cuando tu presupuesto es muy limitado.

‘Following’ (1998) comienza con la narración en off del protagonista, Bill, un joven aspirante a escritor que dice que sigue a otras personas. No tiene empleo, por lo que dispone de abundante tiempo libre, así que sale a la calle, elige a alguien y se dedica a ver qué hace ese individuo y a dónde va. En teoría, le ayudará para escribir. Pronto explica que así es como conoció a Cobb, quien se le encaró cuando descubrió que lo estaba siguiendo. Sin embargo, tras una amistosa charla, Cobb pide a Bill que desde ese momento le acompañe y así podrá saber con más detalle a qué se dedica. Por supuesto, no es nada legal…

Realmente, el debut de Christopher Nolan es interesante para comprobar cómo ya desde el principio el cineasta tenía claro cómo hacer cine; qué historias le interesan y cómo quiere contarlas. Es una película que todo aquel que haya disfrutado con las más famosas de Nolan debería ver, para tener una idea más global de su estilo y su carrera. Al margen de esto, no creo que ‘Following’ sea un título especialmente recomendable, salvo quizá como ayuda para alguien que también esté pensando en realizar su primer largometraje.

¡Vótalo!

Editores 7

Comunidad 7,7

Actividad de la comunidad