Niños grandes

Ya madurarás algún día. Sólo tienes que encontrar a la chica adecuada…

Ésa es la clase de filosofía que se respira en la simplona, desganada y conservadora ‘Niños grandes’ (‘Grown Ups’), una nueva comedia al servicio del famoso Adam Sandler, que se ha estrenado hoy en nuestro país. El actor vuelve a colaborar con el director Dennis Dugan y con dos sus habituales compañeros de reparto, Kevin James y Rob Schneider, a los que se han sumado esta vez David Spade y Chris Rock (también en el remake de ‘Un funeral de muerte’, aún en nuestra cartelera); puede que al espectador español estos nombres les resulten indiferentes, pero son rentables estrellas al otro lado del Atlántico.

Así se entiende que, a pesar de haber costado la friolera de 80 millones de dólares (para pagar a estos cinco), ‘Niños grandes’ haya sido un rotundo éxito de taquilla en Estados Unidos (donde lleva recaudados casi 150 millones en un mes), y es que allí hay un gran público que se identifica con los personajes sobre los que giran este tipo de productos; los adoran, se derriten con ellos. Supongo que podría compararse con el fenómeno de ‘Torrente’ aquí. ‘Niños grandes’ está escrita por Sandler y Fred Wolf, que se han limitado a copiar el punto de partida de la estupenda ‘Reencuentro’ (‘The Big Chill’, 1983) y a rellenar las páginas del guión, sin exigencia alguna, con todo tipo de chistes fáciles, caídas, golpes, insultos y bromas escatológicas. No necesitan más, ahí están las cifras.

¡Vótalo!

Editores 2

Comunidad 3,6

Actividad de la comunidad