David Fincher

¿Y ahora? Pues ahora una película que está a punto de estrenarse, a la que venimos haciendo un seguimiento especial desde blogdecine (bastante antes, como es lógico, de comenzar este extenso y arduo análisis…), y que ha sido alabada por los pocos que ya la han visto como un logro de gran magnitud. Todos conocemos ya sus numerosas nominaciones a esos premios absurdos (pero importantes a nivel nacional) de los Globos de Oro, y a nadie le sorprenderá que en pocas semanas anuncien importantes candidaturas a los premios Oscar.

De modo que, por mucho que el propio Fincher, después de que se hiciese público que los productores le retiraron el derecho al corte final de ‘The Curious Case of Benjamin Button’, haya renegado de ella, parece que las aguas se han calmado con su más que probable nominación y consiguiente premio Oscar. Y sin duda las imágenes que el resto de la humanidad hemos podido ver de ella auguran un filme diferente y con potencial de convertirse en otro hito de su director. Esperemos no equivocarnos, y que su adaptación del celebérrimo relato de Francis Scott Fitzgerald esté a la altura de ‘Se7en’ o ‘Zodiac’.

Hasta aquí ha llegado el análisis cronológico de una obra irregular, intrincada, poco comprendida y de una nitidez apasionante, que cristaliza muchos de los logros (y también, por qué no, algunas de las limitaciones) del cine norteamericano de finales del siglo pasado y principios del presente. Una filmografía de seis películas de ficción, que alternan entre lo mejor (‘Se7en’), y lo peor (‘Alien 3’), pero que en ningún caso dejan indiferente, y que siempre tienen alguna idea, aspecto narrativo, idea tramática, ingeniosa, diferente, potente, o directamente brillante respecto de los condicionantes, siempre abusivos y limitadores, del Hollywood actual, esa máquina tragaperras que entiende poco de cine de autor y que se mueve sólo por la ganancia fácil.

¡Vótalo!

Editores 7,6

Comunidad 8,4

Actividad de la comunidad