300

Si hay algo que me suele molestar es esperar con ganas una película, uno de esos títulos llamados a destacar por encima del resto y que el tráiler te lo cuente todo. Por no hablar de cuándo hay una falta total de imaginación, un afán por generar expectación (verdadera esencia del tráiler) incluyendo demasiada información, imágenes claves y todo, por si fuera poco, siguiendo la línea cronológica de la historia, para una digestión aún más mascada y ligera.

Uno recuerda con ganas muchos tráilers que te han dejado un minuto sin pestañear, que tras verlo sorprendido, la mandíbula se desencaja y uno busca en el calendario cuánto falta para la fecha de estreno. Esos tráilers que justo cuando acaba tiene absolutamente claro que esa película no se la va a perder bajo ningún concepto. Son esos que juegan con el despiste, que no cuentan nada primordial, cuyo montaje, la elección de la música, del ritmo los convierte en auténticas maravillas. Y absolutamente disfrutables también en la edición doméstica de la película, cuando se pueden ver lo inteligente y hábil que ha sido. Bueno, vamos al tajo. Aquí dejo diez tráilers ejemplares (sin ningún orden específico) de los que gustaría ver más a menudo.

‘Alien, el octavo pasajero’

¡Vótalo!

Editores 8

Comunidad 7,5

Actividad de la comunidad