Malditos bastardos

Diez años ha tardado Quentin Tarantino en tener lista su particular visión de la II Guerra Mundial. Diez años desde que, tras finalizar ‘Jackie Brown’ (la única de su filmografía que no parte de un guión original, y curiosamente, para muchos su obra más redonda), Tarantino quiso crear su propia película bélica, inspirado por la italiana ‘Aquel maldito tren blindado’ (‘The Inglorious Bastards’ en Estados Unidos) de Enzo G. Castellari, por la que siente verdadera fascinación, a pesar de ser un aburrido bodrio de cabo a rabo. Pero es que al director de ‘Pulp Fiction’ le pierde la serie B y el exploitation, lo bizarro, lo cutre y lo exótico, como queda bien claro por todos los homenajes (o plagios, según el observador) que nutren su cine.

El norteamericano quería narrar la aventura de un grupo de soldados que deben infiltrarse entre los nazis para llevar a cabo una misión suicida. Pronto surgieron los nombres de Arnold Schwarzenegger, Sylvester Stallone o Bruce Willis, pero Tarantino no se decide, deja el guión sin acabar y decide cambiar de proyecto, centrándose en otro que había nacido durante el rodaje de ‘Pulp Fiction’ (‘Kill Bill’, que por razones comerciales acabó dividida en dos). Con el apoyo de un gran estudio como la Universal, que cubría los costes de la película que tenía en mente, y tras permitirse el lujo de rodar la divertida ‘Death Proof’ para la fallida experiencia de ‘Grindhouse’, Tarantino acaba el guión y emprende por fin el rodaje de su ‘Inglorious Bastards’, que acaba llamándose ‘Inglourious Basterds’, y que en España se ha estrenado como ‘Malditos traductores’... ah, no, ‘Malditos bastardos’.

Afirma Tarantino que durante todos estos años ha estado reescribiendo el guión de ‘Malditos bastardos’, y que sus personajes han ido cambiando de bando a bando, de situación en situación, hasta que finalmente encontró una historia que le dejó satisfecho, y dio el aviso para empezar con la pre-producción de su nuevo trabajo como director, el séptimo en términos oficiales (no se cuenta ‘My Best Friend´s Birthday’, según el realizador, un film de aprendizaje). Lo que finalmente se ve en la gran pantalla dista mucho de parecerse a su querida ‘Quel maledetto treno blindato’ (1978), lo cual es una muy buena noticia, manteniéndose sólo el tono ligero de la narración, dando cabida a bromas y diálogos intrascendentes aun en momentos de grave peligro, y, claro, que hay un comando de soldados norteamericanos que deben realizar una misión prácticamente suicida contra los nazis.

¡Vótalo!

Editores 6,8

Comunidad 8

Actividad de la comunidad

  • :
    A Spocky LE ENCANTA Malditos bastardos
  • Spocky vota Malditos bastardos:
    10 puntos
  • :
    A marlon LE ENCANTA Malditos bastardos
  • marlon vota Malditos bastardos:
    10 puntos
  • madsam vota Malditos bastardos:
    10 puntos
  • :
    A morriganblane LE ENCANTA Malditos bastardos
  • :
    A furundo LE ENCANTA Malditos bastardos
  • :
    A ramunet YA NO LE ENCANTA Malditos bastardos
  • :
    A madsam YA NO LE ENCANTA Malditos bastardos
  • :
    A madsam LE ENCANTA Malditos bastardos