Rich Moore

Los clásicos animados de Walt Disney han sido parte vital de la infancia de prácticamente cualquier niño, pero la compañía llevaba varios años a la deriva, sin saber cómo volver a conectar con el espíritu que la encumbró. La primera década de este siglo XXI fue especialmente lamentable con el estreno de títulos tan olvidables como ‘Salvaje‘ (The Wild, Steve ‘Spaz’ Williams, 2006) , ‘Chicken Little‘ (Mark Dindal, 2005) o ‘Zafarrancho en el rancho‘ (Home On The Range, Will Finn y John Sanford, 2004) – tendría muchos problemas para elegir entre ambas, pero las dos últimas posiblemente sean los peores clásicos Disney jamás hechos- .

Sin embargo, ya a finales de la pasada década se notó una cierta recuperación que parecía haber alcanzado su punto álgido con la simpática ‘Enredados‘ (Tangled, Nathan Greno y Byron Howard, 2010). El estreno este pasado 25 de diciembre de ‘¡Rompe Ralph!‘ (Wreck-It Ralph, Rich Moore, 2012) viene a demostrar que eso era incierto y también que Disney aún puede ponerse al día dándonos grandes películas que nada tienen que envidiar a sus títulos más emblemáticos.

Actualizando el estilo Disney

El estilo moderno tomando como base el mundo de los videojuegos ha sido uno de los grandes reclamos de ‘¡Rompe Ralph!’, algo que alcanzó su mayor esplendor con la aparición del primer tráiler, donde podíamos ver que conocidos personajes de ese mundillo iban a tener breves apariciones en la película. El hype de muchas personas se disparó como resultado de ello, casi esperando que luego no tuviera nada que ver con las líneas maestras del toque Disney, pero ya os digo que ‘¡Rompe Ralph!’ no es otra de esas cintas animadas a las que hay que poner la odiosa apostilla de que parece hecha por Pixar.

¡Vótalo!

Editores 0

Comunidad 0

Actividad de la comunidad