Aliens

A menudo se me acusa en esta página de escasa objetividad. Debido a mi vehemencia (tanto positiva como negativa) a la hora de expresar mi criterio respecto a las diferentes películas que se van estrenando, o respecto a los autores de los que voy ofreciendo estudios, parece ser que me entrego en exceso a mis subjetividades. Esto según algunos lectores. Son los lectores que sospecho no soportan una opinión distinta a la suya, pero eso es lo de menos. Creo que la objetividad es imposible cuando uno habla acerca de lo que le interesa. Objetivos son los hechos. Lo diíficil es respetar el punto de vista subjetivo de cada uno.

Pero vamos a hacer un ejercicio. En los próximos párrafos vamos a enfrentar las figuras de dos directores consagrados, ambos profesionales de la industria cinematográfica norteamericana, aunque uno sea británico y otro canadiense. Y lo vamos a hacer exponiendo hechos, no opiniones. Igual se me escapa alguna, pero mi objetivo es, con la excusa de que por fin llega ‘Avatar’ (si es que no se retrasa, como aseguran algunos), dejar a cada uno en su justo lugar siempre ateniéndonos a los hechos, a los datos y lo meramente objetivo. Y espero que hasta el lector menos dispuesto a tolerar mis vehemencias me conceda el mérito de hacerlo con un director que por lo general me parece un bluff, frente a otro al que tanto admiro, pese a que soy muy consciente de que es un nazi en el set de rodaje.

Mercenarios, visionarios, artistas

¡Vótalo!

Editores 8

Comunidad 8,9

Actividad de la comunidad