Batman & Robin

En pleno apogeo de ‘El caballero oscuro’ y sus elogiosos comentarios, uno echa la vista atrás en la memoria y recuerda el pasado de la saga de Batman. Un dolor ulceroso me revuelve la entrañas cuando recuerdo la pésima ‘Batman & Robin’ (1997), que casi consigue acabar para el cine con el hombre murciélago hasta que llegó Christopher Nolan y lo resucitó para eliminar el mal sabor de boca dejado ocho años atrás.

Tras ‘Batman Forever’, que sin ser nada del otro mundo, al menos no defraudó en exceso, Joel Schumacher decidió acometer una nueva entrega de la franquicia, parece que arrastrado por un enorme entusiasmo. Los productores, queriendo aprovechar el éxito de la arriesgada apuesta por el director, tras las entregas del inefable Tim Burton, se lanzaron a ello. Lo lógico y comprensible era repetir la fórmula, contando con el mismo equipo creativo y técnico para asegurar la continuidad. Pero, lo que sucede es que para explotar algo ya muy exprimido, habría que haber aportado nuevos elementos y, con ‘Batman & Robin’, esa elección fue su principal error.

Los villanos más populares del hombre murciélago ya habían aparecido, por lo que había que tirar de otros, con mucho menos gancho. Ahí tenemos a Mr. Freeze y a Poison Ivy (Hiedra Venenosa), una nueva terna de malos a los que enfrentarse. Pero, para rizar el rizo, deciden dar la oportunidad a Robin, fiel escudero de Batman, para fortalecer su presencia. Y, para colmo, también se sacan de la chistera a Batgirl, totalmente innecesaria en la historia.

¡Vótalo!

Editores 0

Comunidad 3,8

Actividad de la comunidad