Invasor

En el cine español reciente la apuesta por el cine de género puro y duro está dando excelentes resultados y demostrando que ese es el camino a seguir. Películas como ‘Celda 211’ (Daniel Monzón, 2009), ‘Secuestrados’ (Miguel Ángel Vivas, 2011) o ‘No habrá paz para los malvados’ (Enrique Urbizu, 2011), entre otras, son films que nada tienen que envidiar a thrillers provenientes de otros países, y que cuentan además con los suficientes elementos para ser éxitos a cualquier nivel. Curiosamente dos de ellos están producidos por Vaca Films, en este momento la única productora patria con las ideas claras en lo que ofrecer al público. A priori, su última producción ‘Invasor’ (Daniel Calparsoro, 2012) parecía otra buena muestra de género, esta vez con rodaje en A Coruña, ciudad en la que Vaca Films tiene su sede, y en la que por cierto vive un servidor.

Recordemos que hacer una película no es fácil. Se necesita dinero, talento, perspectiva, tiempo y sobre todo amigos. El sólo intento de levantar un film es ya de por sí loable, que no se nos olvide nunca. Pero esta vez no puedo estar de acuerdo con la supuesta calidad de ‘Invasor’, tantas veces cacareada en Internet, lo cual no tiene nada de malo si tenemos en cuenta que el cine evidentemente además de arte es también un negocio. Mi principal miedo residía en el director elegido para el film, Daniel Calparsoro, firmante de algunos bodrios con Najwa Nimri —sin duda lo mejor de ellos—, aunque debo reconocer que cuando vi el tráiler albergué alguna esperanza, más tarde violada en el visionado del film. No es la primera vez que un tráiler, inteligentemente montado, supera con creces a la película.

(From here to the end, Spoilers) Alberto Ammann da vida a Pablo, un soldado español en misión humanitaria en Irak, que tras un sangriento incidente en el que casi pierde la vida, es enviado de vuelta a su hogar junto con sus compañeros. Una vez en A Coruña será protagonista de una turbia intriga que intenta tapar un terrible hecho acontecido en el frente. Pablo no se detendrá ante nadie y ante nada para descubrir la verdad. Dicho así suena espectacular, a thriller de acción trepidante con mensaje incluido. Pero nada más lejos de la realidad. ‘Invasor’ no se sostiene desde su inicio, y una poderosa sensación de déjà vu e incredulidad se apodera de uno durante el visionado de un film que bebe de mil sitios sin asimilar bien dichas influencias.

¡Vótalo!

Editores 1

Comunidad 6,5

Actividad de la comunidad