Django desencadenado

Menudo inicio de año estamos teniendo los aficionados al cine. Durante el mes de enero, en las carteleras españolas podremos encontrar las nuevas películas de Kathryn Bigelow, Paul Thomas Anderson, Michael Haneke, Steven Spielberg y Quentin Tarantino, entre otros. Aunque también nos llega ‘Lincoln’ (2012), la película con más nominaciones a los Oscar, el estreno del próximo viernes que más me interesa es ‘Django desencadenado’ (‘Django Unchained’, 2012).

Y es que un servidor, aunque no disfrutara con la sobrevalorada ‘Malditos bastardos’ (‘Inglourious Basterds’, 2009), tiene el póster de ‘Pulp Fiction’ (1994) en su habitación y considera a Tarantino uno de los diez mejores cineastas norteamericanos de las últimas tres décadas. Muy pocos resisten la comparación si hablamos de puesta en escena, ritmo y dirección de actores, pero la lista se queda aún más corta si solo tenemos en cuenta los que escriben sus propios guiones. Intentadlo, es más difícil de lo que parece juntar diálogos en cien páginas y que no parezca que solo está hablando vuestro alter ego. Desde hace años —creo que desde ‘Kill Bill, Vol. 1’ (2003)— comenzó a generarse un gran interés por ver de qué sería capaz Tarantino si realizara un western. En unos días saldremos de dudas.

La historia de ‘Django desencadenado’

Django —nombre que hace referencia al famoso spaghetti western de Sergio Corbucci, ‘Django’ (1966)— es un esclavo cuyo brutal pasado le lleva con el cazarrecompensas alemán, el Dr. King Schultz. Ambos emprenden la búsqueda y captura de los delincuentes más buscados del Sur, que los guiará hacia Calvin Candie, el dueño de “Candyland”, un lugar donde los esclavos son preparados para luchar unos contra otros por diversión, allí Django y Schultz levantan la sospecha de Stephen. Durante su viaje se verán obligados a escoger entre la independencia y la solidaridad, el sacrificio y la supervivencia…

¡Vótalo!

Editores 6,3

Comunidad 7,7

Actividad de la comunidad