Frases de cine | La retirada de Tarantino, la clave de '2001', directores para Star Wars 7 y los pechos de Knightley

Sigue a

Quentin Tarantino durante el rodaje de su último trabajo: Django Desencadenado

Tras la entrega especial dedicada a la política —con motivo de las elecciones en EE.UU.—, volvemos a la normalidad en la sección “frases de cine”. En esta ocasión os traigo jugosas declaraciones de Quentin Tarantino, Sam Mendes, Keira Knightley, Jennifer Lawrence y Joseph Gordon-Levitt, entre otros. Solo tenéis que seguir leyendo…

Quentin Tarantino ya está pensando en su retirada. A un mes del estreno de su nuevo trabajo, ‘Django desencadenado’ (‘Django Unchained’, 2012), y veinte años después de que llegara a los cines su ópera prima, ‘Reservoir Dogs’ (1992), el cineasta revela que se ha fijado un límite:

No quiero ser un director viejo. Quiero parar en cierto momento. Los directores no mejoran al envejecer; normalmente, las peores películas de su filmografía son las cuatro últimas. Yo estoy preocupado por eso, porque una película mala jode tres buenas… No es bonito cuando un director se queda pasado de moda. […] Si paro cuando lleve diez películas, sería una buena declaración artística.

La extraordinaria secuencia de presentación de Silva (Javier Bardem), el villano de ‘Skyfall’ (Sam Mendes, 2012), no solo ha originado el rumor de que el personaje es gay, sino que hay gente que opina que James Bond también lo es, algo que Daniel Craig ha negado. John Logan (uno de los guionistas) se refería al asunto de la siguiente forma:

Había muchas maneras de intimidar a Bond, y pensamos que el público se sentiría muy incómodo con la intimidación sexual, jugando la carta de la erótica homosexual. Así que decidimos jugarla y disfrutarla.

Sam Mendes fue uno de los candidatos que Marvel barajó para dirigir ‘Los Vengadores’ (‘The Avengers’, Joss Whedon, 2012). Sin embargo, el realizador no tuvo en cuenta la propuesta y fue por este motivo:

Estaban enviando paquetes sobre ‘Los Vengadores’, ¿sabes? Para ofrecer el proyecto a directores, y yo recibí uno, lleno de cómics, sin guion. Pero en el sobre decía: “Los Vengadores de Marvel estarán en los cines en mayo de 2012”. Solo eso.

Paul Thomas Anderson está pensando en lo que quiere hacer después de ‘The Master’ (2012). Y os va a sorprender lo que tiene en mente…

Me gustaría hacer una película como ‘Airplane!’ [‘Aterriza como puedas’, 1980]. Nunca envejece. O ‘Ted’. Fue un gran éxito. ¿Por qué? Porque es genial. Las películas que son grandes éxitos nunca son jodidamente malas. ¿Sabes? La gente no es tan estúpida, esa película es un éxito porque es hilarante.

Aprovechando que la nombraron “madrina” del Festival de Cine Francés de Málaga, Victoria Abril defendió el cine europeo y declaró que rechaza trabajar en Hollywood porque le provoca “acidez”…

Allí, el director es un imbécil al que se le echa cuando nos da la gana, y las películas no las monta el director, sino el productor después de haber pasado por el público, por eso todas tienen el mismo formato. Finalmente, las películas, en vez de tener el punto de vista del autor, acaban siendo una especie de producto que tienes la sensación de conocer. Ese cine no me interesa.

Stanley Kubrick durante el rodaje de 2001

‘2001: Una odisea del espacio’ (‘2001: A Space Odyssey’, Stanley Kubrick, 1968) sigue siendo uno de los títulos más enigmáticos de la historia del cine, provocando todavía hoy debates y controversias. Hace poco, la hija mayor del realizador, Katarina Kubrick, aclaró el motivo de tanto misterio:

Una de las razones por las que Stanley nunca explicaba el final de la película era para evitar que los espectadores pensasen que esta tenía un solo significado. La forma en la que la interpretes dependerá de tus convicciones, de modo que si crees en Dios la verás de modo muy distinto a si eres ateo.

Desde que Disney anunció que tiene en marcha la séptima entrega de ‘Star Wars’, los medios se han vuelto locos asignando directores al proyecto —de momento solo hay guionista—. Uno de los muchos cineastas a los que han preguntado si estaría interesado en encargarse del Episodio VII es Guillermo del Toro, que ha respondido esto:

Algo así no es una posibilidad. Ya sabéis, tengo muchas cosas que necesito poner al día. Si esto se convierte alguna vez en una realidad, y me llaman para hacerlo, entonces me lo plantearía, pero… es como pensar si quiero tener una cita con una supermodelo. No pienso en cosas así.

Tarantino también se ha referido a la posibilidad de que le ofrezcan dirigir ‘Star Wars 7’, aunque él sí lo tiene claro:

No me podría interesar menos. Especialmente si lo hace Disney. No me interesa la versión Simon West de Star Wars.

Casi desde el anuncio de su fichaje, Daniel Day-Lewis suena para llevarse un Oscar por ‘Lincoln’ (Steven Spielberg, 2012). Uno de sus compañeros en el film, Joseph Gordon-Levitt, confirma el compromiso del actor con el papel, hasta el punto de que solo oyó su verdadera voz cuando terminó el rodaje.

Cuando llegué al set, él estaba estudiando la manera de escribir de Abraham Lincoln. […] No le llamaba “Daniel” y él no me llamaba “Joe”. Le llamaba “señor” y él a mí “Robert”. Spielberg solo le llamaba “Señor Presidente”.

Wesley Snipes también es un actor peculiar. Patton Oswalt, que tenía un papel secundario en ‘Blade: Trinity’ (David S. Goyer, 2004), ha contado que Snipes se presentaba a sí mismo como “Blade” y que tuvo un violento enfrentamiento con Goyer…

Wesley no salía de su trailer y se llevaba todo el día fumando hierba. […] Un día nos dejaron llevar nuestra propia ropa y había un actor negro que se puso una camiseta con la palabra “Basura” en grandes letras. Era su camiseta. Y Wesley vino al set, algo que solo hacía para primeros planos, todo lo demás era con un doble. Vino y soltó: “Solo hay otro actor negro en esta película, ¿y le haces llevar una camiseta que dice “basura”? ¡Puto racista!”. Y trató de estrangular al director.

Otra anécdota curiosa sobre una mala relación en un rodaje pero sin violencia. Arnold Schwarzenegger, que ha vuelto al cine con mucha energía, recordó que no le gustó trabajar con Peter Hyams, recomendado por James Cameron para dirigir ‘El fin de los días (‘End of Days’, 1999):

Le dije: “¿Sabes? Cuando te pones ahí y cae la lluvia, es un plano extraño con los focos dándote en la cara, las luces de la calle y toda esa gente dándote golpes. Sería interesante tener una cámara de mano ahí y captar ese punto de vista”. Y él respondió: “Eso es una gilipollez”. Le dije: “¿Estás diciendo que Jim Cameron hace gilipolleces? Usa mucho la cámara en mano”. Y me respondió: “No quiero criticar al tío, pero hay demasiada luz en sus sets y no me gusta cómo queda”. Me dije a mí mismo: “Menudo imbécil”.

Keira Knightley en una escena de Anna Karenina

Para promocionar el estreno de ‘Anna Karenina’ (Joe Wright, 2012), Keira Knightley está concediendo mil y una entrevistas. En una de ellas habló sobre los desnudos en el cine:

Soy muy estricta con lo que se muestra en las escenas de sexo. Nada de mitad para abajo. No me importa mostrar las tetas porque son tan pequeñas que a la gente realmente no le interesan.

Siguiendo con el físico, terminamos con unas declaraciones de Jennifer Lawrence sobre la imagen de las actrices en Hollywood. Al parecer, la industria considera que la protagonista de ‘Los juegos del hambre’ (‘The Hunger Games’, Gary Ross, 2012) está gorda:

En Hollywood soy obesa. Me consideran una actriz gorda. Soy como Val Kilmer en esa fotografía de la playa […] Nunca voy a morirme de hambre para obtener un papel. No quiero que las niñas pequeñas me vean y digan: “Quiero parecerme a Katniss, así que voy a saltarme la cena”.

Vía | Respuestas, Comicbookmovie, Firstshowing, Cinemanía, Worstpreviews, Hoycinema, EW, Aintitcool, Sensacine, Indiewire

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

50 comentarios