Síguenos

Imagen del cartel de Django Desencadenado

Menudo inicio de año estamos teniendo los aficionados al cine. Durante el mes de enero, en las carteleras españolas podremos encontrar las nuevas películas de Kathryn Bigelow, Paul Thomas Anderson, Michael Haneke, Steven Spielberg y Quentin Tarantino, entre otros. Aunque también nos llega ‘Lincoln’ (2012), la película con más nominaciones a los Oscar, el estreno del próximo viernes que más me interesa es ‘Django desencadenado’ (‘Django Unchained’, 2012).

Y es que un servidor, aunque no disfrutara con la sobrevalorada ‘Malditos bastardos’ (‘Inglourious Basterds’, 2009), tiene el póster de ‘Pulp Fiction’ (1994) en su habitación y considera a Tarantino uno de los diez mejores cineastas norteamericanos de las últimas tres décadas. Muy pocos resisten la comparación si hablamos de puesta en escena, ritmo y dirección de actores, pero la lista se queda aún más corta si solo tenemos en cuenta los que escriben sus propios guiones. Intentadlo, es más difícil de lo que parece juntar diálogos en cien páginas y que no parezca que solo está hablando vuestro alter ego. Desde hace años —creo que desde ‘Kill Bill, Vol. 1’ (2003)— comenzó a generarse un gran interés por ver de qué sería capaz Tarantino si realizara un western. En unos días saldremos de dudas.

Christoph Waltz y Jamie Foxx en Django Desencadenado

La historia de ‘Django desencadenado’

Django —nombre que hace referencia al famoso spaghetti western de Sergio Corbucci, ‘Django’ (1966)— es un esclavo cuyo brutal pasado le lleva con el cazarrecompensas alemán, el Dr. King Schultz. Ambos emprenden la búsqueda y captura de los delincuentes más buscados del Sur, que los guiará hacia Calvin Candie, el dueño de “Candyland”, un lugar donde los esclavos son preparados para luchar unos contra otros por diversión, allí Django y Schultz levantan la sospecha de Stephen. Durante su viaje se verán obligados a escoger entre la independencia y la solidaridad, el sacrificio y la supervivencia…

El director

Escenas violentas brutales e imaginativas, conversaciones ingeniosas plagadas de referencias culturales y palabras malsonantes, brillante y a menudo sorprendente acompañamiento musical, homenajes a toda clase de trabajos cinematográficos y televisivos, interpretaciones inmejorables y rescate de viejas leyendas de la pequeña y la gran pantalla. Son algunas de las características más reconocibles del cine de Quentin Tarantino, uno de los directores más populares del planeta desde que el jurado del festival de Cannes le premiara con una polémica Palma de Oro por su segundo largometraje, ‘Pulp Fiction’, título que también le proporcionó un Oscar al mejor guion original —compartido con Roger Avary— y una nominación a la mejor dirección. Posteriormente fue candidato a la estatuilla por ‘Malditos bastardos’ en las mismas dos categorías y puede lograr nuevamente al premio por haber escrito ‘Django desencadenado’, un western sureño del que comenzó a revelar detalles en 2007.

La silla de Quentin Tarantino durante el rodaje de Django Desencadenado

Dejando a un lado la incompleta ‘My Best Friend´s Birthday’ (1987), la carrera como director de Quentin Tarantino comenzó en hace once veintiún años con ‘Reservoir Dogs’, y ya desde su ópera prima comenzaron las acusaciones de plagio por incluir ideas o escenas de algunas de sus películas favoritas, lo que otros llaman homenajes de un apasionado cinéfilo —el film más mencionado en aquel debate fue ‘City on Fire’ (‘Lung fu fong wan’, 1987) de Ringo Lam—. Tras el éxito de ‘Pulp Fiction’ llegó su segmento para ‘Four Rooms’ (1995) y dos años más tarde su esperadísimo tercer largometraje, ‘Jackie Brown’ (1997), que dejó descolocados a muchos de sus fans. Los volvería a cautivar años más tarde con su siguiente trabajo, las dos mitades de ‘Kill Bill’ (2003-2004), de la que aún se dice que habrá una tercera entrega.

Luego llegó el fallido intento de recuperar la experiencia ‘Grindhouse’ (2007) junto a su amigo Robert Rodriguez; su parte para este inusual producto, ‘Death Proof’, volvió a dividir radicalmente a sus seguidores. En 2009, Tarantino regresó a Cannes con ‘Malditos bastardos’ y más de uno quiso creer que hablaba a través del personaje de Brad Pitt cuando éste decía directamente a la cámara (o sea, al público): “Creo que ésta podría ser mi obra maestra“. Durante la promoción de ‘Django desencadenado’, el cineasta reveló que su próximo proyecto podría ser ‘Killer Crow’, un spin-off de ‘Malditos bastardos’ que en cierto modo formaría una trilogía con ésa y ‘Django desencadenado’.

El reparto

Jamie Foxx y Franco Nero, los dos Djangos

Para el papel protagonista, se sabe que Quentin Tarantino quería en primer lugar a Will Smith, pero no llegaron a ponerse de acuerdo y el realizador barajó entonces otras opciones. Idris Elba, Chris Tucker, Terrence Howard, M.K. Williams y Tyrese Gibson pudieron ser Django pero quien convenció al director de ‘Reservoir Dogs’ fue Jamie Foxx, del que dijo esto: “Él era el cowboy. Sin considerar que tiene su propio caballo, exactamente el mismo que sale en la película, él es de Texas, entiende al personaje. Entiende lo que se siente al ser considerado “el otro”.

Foxx —cuyo verdadero nombre es Eric Marlon Bishop— alcanzó la cima de su carrera en 2005, con el Oscar al mejor actor protagonista por ‘Ray’ (2004) y la nominación como mejor actor de reparto por ‘Collateral’ (2004). Otros títulos destacables de su carrera son ‘Un domingo cualquiera’ (‘Any Given Sunday’, 1999), su primer papel importante a las órdenes de Oliver Stone, y ‘El solita’ (‘The Soloist’, 2009), más por su interpretación que por la calidad del film. Este año participará en el rodaje de ‘The Amazing Spider-Man 2’ para dar vida a Electro, el nuevo enemigo de Peter Parker.

Leonardo DiCaprio en Django Desencadenado

Desde que se anunció el nuevo proyecto de Tarantino comenzó a circular por Internet todo tipo de rumores sobre el posible reparto. La lista de candidatos o posibles fichajes —Joseph Gordon-Levitt, Kurt Russell, Kevin Costner, Sacha Baron Cohen…— llegó a ser casi más extensa que la del reparto definitivo del film. Uno de los primeros nombres que se anunciaron y que afortunadamente acabó confirmándose fue el de Christoph Waltz, el único actor de ‘Django desencadenado’ que ha sido nominado a un Oscar. Como sabéis, el intérprete de origen austriaco —al que hemos podido ver en ‘The Green Hornet’ (2011) o ‘Un dios salvaje’ (‘Carnage’, 2011)— ya ganó la preciada estatuilla por el inolvidable villano que compuso en ‘Malditos bastardos’, un papel que en un principio estaba destinado a Leonardo DiCaprio.

La estrella estadounidense —que ha optado al Oscar en tres ocasiones, la última por ‘Diamante de sangre’ (‘Blood Diamond’, 2006)— debió lamentar no haber trabajado con Tarantino y no quiso volver a dejar pasar la oportunidad de ser el villano en su siguiente película; desafortunadamente para DiCaprio —cuyo próximo estreno le reúne con Martin Scorsese, ‘The Wolf of Wall Street’—, esta vez el despreciable personaje concebido por Tarantino no ha sido un imán para los premios. Del resto del elenco cabe destacar los nombres de Samuel L. Jackson —habitual del director, sobresale su trabajo en ‘Pulp Fiction’ y ‘Jackie Brown’—, Kerry Washington —‘Ray’, ‘El último rey de Escocia’ (‘The Last King of Scotland’, 2006)—, Jonah Hill —‘Moneyball’ (2011), ‘Infiltrados en clase’ (‘21 Jump Street’, 2012)—, Bruce Dern —‘Naves misteriosas’ (‘Silent Running’, 1972), ‘Driver’ (1978)—, Don Johnson —‘Dos duros sobre ruedas’ (‘Harley Davidson and the Marlboro Man’, 1991), ‘Machete’ (2010)— y Franco Nero, el Django original.

La polémica

Samuel L. Jackson y Kerry Washington en Django Desencadenado

En este tiempo de absurda y peligrosa corrección política en el cine, en el que los brutales asesinatos son preferibles a los desnudos, se recortan escenas por coincidir casualmente con crímenes reales o una película puede ser tachada de hacer apología de la tortura por revelar prácticas auténticas, no causa ya sorpresa que cierta palabra pueda generar controversia en Estados Unidos. Se trata de “nigger“, que podríamos traducir como “negrata”. Spike Lee ya acusó previamente a Tarantino de abusar del término en ‘Jackie Brown’ pero con el estreno de ‘Django desencadenado’ la polémica ha vuelto a salir a la superficie. El director, acusado de racista, respondió que es una simple cuestión de contexto, en la época y el lugar donde transcurre la historia era habitual oír “nigger”. También podría haber añadido que ninguno de los actores negros de la película se sintieron ofendidos…

Lee no se ha dado por vencido y ha vuelto a la carga contra Tarantino diciendo que no va a ver su último film porque si lo hiciera estaría faltando al respeto a sus antepasados. A través de su cuenta en Twitter aclaró que la esclavitud en Estados Unidos “no fue un spaghetti western de Sergio Leone, fue un holocausto“. Foxx contestó al realizador de la siguiente manera: “Si quieres aprender algo, ve a ver un documental“.

Los vídeos de ‘Django desencadenado’

  • Teaser tráiler (en inglés con subtítulos):

  • Primer tráiler español:

  • Tráiler definitivo (en inglés con subtítulos):

  • Tráiler definitivo en español:

  • Spot de televisión (en español):

  • Escenas del rodaje (en inglés):

  • Entrevistas al director y los actores principales (en inglés):

  • Tarantino está harto de hablar sobre la violencia en el cine (en inglés subtitulado):

Los carteles de la película

Ver galeria completa » 'Django desencadenado', los carteles (9 fotos)

Crítica en Blogdecine

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

50 comentarios