Síguenos

Leonardo DiCaprio protagoniza 'J. Edgar'

Este viernes 27 de enero se estrena en los cine españoles ‘J. Edgar’, la última película hasta la fecha como director de Clint Eastwood, uno de los directores más respetados de Hollywood, y uno de los últimos exponentes del cine clásico americano. En esta ocasión, ha tomado como base a J. Edgar Hoover, el responsable de que el FBI sea una de las organizaciones más respetadas de USA, contando con la colaboración en el guión de Dustin Lance Black, autor también el libreto del biopic sobre Harvey Milk que protagonizó Sean Penn. Tanto guionista como actor lograron llevarse un Oscar por su trabajo en ‘Mi nombre es Harver Milk’, algo que será imposible que suceda en ‘J. Edgar’, ya que no ha conseguido ni una sola nominación para los Oscar 2012.

Eastwood ha contado con un presupuesto de 35 millones de dólares (algo escaso si tenemos en cuenta que Leonardo DiCaprio, protagonista de la cinta, es uno de los actores más solicitados actualmente) para sacar adelante un ambicioso proyecto que recreara varias etapas de la historia americana del siglo pasado. Por ahora, ya ha recaudado 37 millones en la taquilla americana y otros 20 en el resto del mundo, aunque lo cierto es que se esperaba que tuviera unos resultados económicos algo mejores. Seguramente, la tibia recepción crítica ha ayudado a que el público no se anime a ir en masa a los cines a verla, ya que nos encontramos con quizá la película dirigida por Clint Eastwood de los últimos 20 años que peores críticas ha tenido, a lo que hay que sumar que la recepción que tuvo ‘Más allá de la vida’, su anterior trabajo, tampoco fue precisamente entusiasta.

El reparto de ‘J. Edgar’

Clint Eastwood es el director de 'J. Edgar'

Clint Eastwood está considerado como el último gran director clásico de Hollywood, pero eso es algo que prácticamente nadie esperaba cuando comenzó su carrera como actor en los años 50 del siglo pasado con pequeñas apariciones en cintas como ‘Tarántula’. Sin embargo, fue en los 60 cuando su carrera despegó al protagonizar la famosa trilogía de spaghetti westerns dirigida por Sergio Leone. Poco después, dio el salto a la dirección con ‘Escalofrío en la noche’ y siguió dirigiendo de forma constante desde entonces, pero el auténtico reconocimiento crítico no le llegó hasta el estreno de ‘Sin perdón’, por la cual consiguió ganar el Oscar a mejor director. Desde entonces su carrera ha estado marcado por el respeto y el aprecio tanto de crítica como de público, regalándonos grandes películas como ‘Un mundo perfecto’, ‘Los puentes de Madison’ o ‘Million Dollar Baby’. En 2008 pareció cerrar su ciclo como actor en ‘Gran Torino’, pero hace unos meses se confirmó su aparición en ‘Trouble with the Curve’, que es además la primera película que protagoniza sin ser el director desde ‘En línea de fuego’ en 1993. Si queréis conocer de forma más detallada su carrera podéis echar un vistazo al especial que mi compañero Alberto le está dedicando en Blogdecine.

La gran estrella de ‘J. Edgar’ es Leonardo DiCaprio, el joven actor que fue catapultado a la fama por su aparición en ‘Titanic’ (aunque ya había sido nominado al Oscar con anterioridad por su presencia en ‘¿A quién ama Gilbert Grape?’), la cual también le regaló la antipatía de cierto sector del público, el cual no empezó a tomárselo realmente en serio hasta su papel en ‘Atrápame si puedes’, la mejor película que ha dirigido Steven Spielberg en los últimos tiempos. A partir de ahí, ha ido ganando cada vez más prestigio en la industria, sin por ello dejar de aparecer en películas que reportaban pingües beneficios a sus productoras. Su relación profesional más asentada es con Martin Scorsese, con el cual por ahora ya ha colaborado en cuatro ocasiones (‘Gangs of New York’, ‘El aviador’, ‘Infiltrados’, y ‘Shutter Island’). Otra cosa que ha cuidado mucho DiCaprio es el participar en un número muy limitado de películas, pero con un interés especial, y no salir en cualquier cosa a cambio de un cheque sustancioso. El siguiente director de culto con el que va a colaborar es Quentin Tarantino en ‘Django Unchained’.

Leonardo DiCaprio es el protagonista de J. Edgar

No obstante, pese a la absoluta supremacía de DiCaprio, ‘J.Edgar’ cuenta con un reparto trabajado en el que también encontraremos a, entre otros, Naomi Watts, Armie Hammer, Josh Lucas y Judi Dench. Todos ellos dan vida a personas vitales en la vida del protagonista, sin los cuales su vida hubiese sido muy diferente. Watts, la gran revelación de hace unos años en ‘Mulholland Drive’, da vida a la fiel secretaria de DiCaprio, la cual respetó sus deseos hasta más allá de su muerte. Hammer, al que algunos recordaréis por dar vida a los hermanos Winklevoss en ‘La red social’, es el fiel compañero y gran amigo de Hoover, el único miembro activo del FBI en el que podía confiar para cualquier cosa. Por su parte, Judi Dench, una actriz que no necesita presentación, es la represiva y tradicional madre del protagonista, la cual es la gran guía moral de Hoover, y cuya muerte trastocó sobremanera su vida. Por último, Josh Lucas, protagonista de la reciente teleserie que continúa las andanzas del protagonista de ‘La Tapadera’, es Charles Lindbergh, el famoso aviador que aparece en la función porque el caso del secuestro de su hijo fue el trampolín de la carrera de Hoover dentro del FBI. Sin ese caso, Hoover jamás hubiese podido desarrollar la agencia hasta los límites que tanto le obsesionaban.

Sinopsis de la película ‘J. Edgar’

A lo largo de su vida, J. Edgar Hoover llegó a ser el hombre más poderoso de Estados Unidos. Durante sus casi 50 años como director del FBI (Oficina Federal de Investigación), no hubo nada que le impidiera proteger a su país. Hoover sobrevivió a ocho presidentes y a tres guerras, luchando contra amenazas reales e inminentes y saltándose las reglas a menudo con el fin de mantener a salvo a sus compatriotas. Sus métodos eran tan despiadados como heroicos, siendo la admiración del mundo su premio más codiciado y a la vez el más difícil de alcanzar. Hoover era un hombre que daba mucha importancia a los secretos, especialmente a los de los demás, y que no temía usar esa información para ejercer autoridad sobre las figuras líderes de la nación. Comprendiendo que el conocimiento es poder y que el miedo representa oportunidad, utilizó ambos elementos para ganar una influencia sin precedentes y construirse una reputación que era tan formidable como intocable. Preservaba su vida privada igual que la pública, permitiendo solo a unos cuantos formar parte de su pequeño y custodiado círculo de confianza. Su compañero más cercano, Clyde Tolson, también era su amigo más fiel. Su secretaria, Helen Gandy, quizá la persona que mejor conocía sus planes, fue leal hasta el final y más allá. Únicamente le abandonó su madre, quien fue su inspiración y su conciencia, y cuya muerte destrozó a un hijo que siempre buscó su amor y su aprobación. A través de los ojos del propio Hoover, ‘J. Edgar’ explora la vida y las relaciones públicas y privadas de un hombre que podía distorsionar la verdad con la misma facilidad con la que la defendió durante una vida dedicada a su propia idea de la justicia, a menudo dominada por el lado más oscuro del poder.

Cartel y tráiler de ‘J. Edgar’

Cartel español de 'J. Edgar', la última película de Clint Eastwood

Lo que ha dicho la crítica sobre ‘J. Edgar’:

Naomi Watts también sale en 'J. Edgar'

Siendo fiel al carácter discreto de Eastwood, ‘J. Edgar’ ofrece un tratamiento respetuoso a un tema potencialmente escandaloso, pero un enfoque algo más atrevido a lo Oliver Stone podría haber conseguido una película más viva.

(Variety)

La solemne dirección de Eastwood, el torpe guión de Dustin Lance Black y el cadavérico maquillaje de envejecimiento conspiran para distanciarse de la narración histórica y emocional. Es como un trabajo en cera parcialmente animado.

(The Wall Street Journal)

A pesar de estar sepultado bajo capas de látex, DiCaprio es una rugiente maravilla como J.Edgar Hoover. Incluso aunque la película falla en sus grandes ambiciones, no te la puedes quitar de la cabeza.

(Rolling Stone)

Eastwood renuncia a su ritmo parsimonioso por algo más rápido y conversacional, convirtiendo a ‘J.Edgar’ en un ensayo dramático sobre cómo se fusionaron la ley y la represión, el heroísmo y la corrupción, en la persona de Hoover

(Entertainment Weekly)

Una sorprendente colaboración que aborda sus retos más difíciles con credibilidad y buen gusto, al tiempo que ofrece un elaborado punto de vista cáustico al controvertido comportamiento, público y privado, del personaje.

(The Hollywood Reporter)

Una confusa selección de momentos históricos que cobra vida cuando su fascinante historia humana (...) se pone al frente. (...) Como siempre, cuando Eastwood vuelve su mirada compasiva sobre las debilidades y las emociones de sus personajes, la película vuela

(Screendaily)

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

32 comentarios