'La Saga Crepúsculo: Amanecer. Parte 2', la película

Síguenos

Imagen con el cartel de 'La Saga Crepúsculo: Amanecer. Parte 2'

Son muchos los que están deseando que llegue el estreno de ‘La Saga Crepúsculo: Amanecer. Parte 2‘ (The Twilight Saga: Breaking Dawn. Part 2, Bill Condon, 2012). Algunos (aunque en este caso igual quedaría mejor decir algunas) por auténtico fervor hacia una de las franquicias cinematográficas más rentables de la historia y otros porque ya es la última parte de una serie de películas que odian encarnizadamente. Sea como sea, el viernes 16 de noviembre llega a los cines de medio mundo la entrega final de ‘Crepúsculo‘ (Twilight, Catherine Hardwicke, 2008) tanto en 2D como en IMAX con la intención de arrasar en la taquilla y concluir la historia del épico romance entre un vampiro y una humana, pero no de universo que ya está confirmado que tendrá continuidad más allá de ‘La Saga Crepúsculo: Amanecer. Parte 2’.

Sinopsis de la película

Bella concluye su transformación en vampiro y ahora debe familiarizarse con su nueva condición. Con el nacimiento de Renesmee, la hija de Edward y Bella, la familia Cullen deberá protegerse ante la amenaza de los Volturi, ya que existe una ley para los vampiros que prohíbe a todos los clanes convertir a niños, pues son difíciles de controlar y pueden generar auténticas masacres que pongan en peligro la secreta existencia de los vampiros.

La evolución de La Saga Crepúsculo

Imagen de la película 'La Saga Crepúsculo. Amanecer. Parte 2'

Los libros de Stephenie Meyer que adapta La Saga Crepúsculo eran ya todo un fenómeno literario cuando se estrenó ‘Crepúsculo’, pero pocos esperaban que las películas fueran a convertirse en un auténtico fenómeno de masas. Por llevarlo todo a los fríos datos, la primera entrega recaudó algo más de 392 millones de dólares a lo largo de todo el planeta, cifra que creció hasta los 709 con ‘La Saga Crepúsculo: Luna Nueva‘ (The Twilight Saga: New Moon, Chris Weitz, 2009), siendo entonces cuando Summit Entertainment vio que tenía una tremenda gallina de los huevos de oro en sus manos.

En junio de 2010 se confirmaba el rumor de que ‘Amanecer‘, el cuarto y último libro, iba a estar dividida en dos entregas, algo que traía consigo un problema para los productores: Los actores tenían una obligación contractual para aparecer en cuatro películas y ahora iban a ser cinco. Todo ello no iba a tener repercusión alguna en ‘La Saga Crepúsculo: Eclipse‘ (The Twilight Saga: Eclipse, David Slade, 2010), cuyo rodaje ya había finalizado para estrenarse meses después, pero sí a las dos últimas entregas, las más caras con mucha diferencia, ya que el presupuesto de ‘La Saga Crepúsculo: Amanecer. Parte 1‘ (The Twilight Saga: Breaking Dawn. Part 1, Bill Condon, 2011) ascendió a 110 millones de dólares y, aunque no es oficial, la que ahora nos ocupa llega a los 130 millones.

Imagen de Kristen Stewart echando un pulso en 'La Saga Crepúsculo. Amanecer. Parte 2'

Las cifras del párrafo anterior pueden no parecer excesivas en el contexto actual, pero Summit siempre quiso que La Saga Crepúsculo fuera una saga barata, habiendo costado 37 millones la primera entrega, 50 millones la segunda y 68 la tercera. Cifras al alza, pero no tanto como el salto de ‘La Saga Crepúsculo: Eclipse’ a ‘La Saga Crepúsculo: Amanecer. Parte 1’. Con todo, esto siempre fue un problema un tanto irrelevante, ya que estas dos últimas entregas rondaron las mismas cifras de recaudación que ‘La Saga Crepúsculo: Luna Nueva’. Lo que sí estuvo cerca de suceder fue que algunos actores tuvieran que ser sustituidos por otros, algo que Summit no tenía problema alguno en llevar a cabo con la salvedad de los grandes protagonistas, pero finalmente ningún personaje importante cambió de rostro.

El futuro de la franquicia

Lionsgate adquirió Summit Entertainment hace unos meses y no tardaron en anunciar que harían todo lo posible por evitar que ‘La Saga Crepúsculo: Amanecer. Parte 2’ fuera lo último que viéramos de la saga. Desde entonces se ha especulado con la posibilidad de un spin-off (los hombres loco lobo serían los protagonistas), reboot o remake, pero la opción preferida es la de contar nuevas aventuras protagonizadas por Bella Swan y Edward Cullen. Robert Pattinson no tuvo problemas en comentar que no estaba interesado en aparecer en más entregas, pero la auténtica clave está en que Stephenie Meyer escriba o no obra novela. Hasta hace bien poco se había mostrado bastante reacia a ello, pero eso es algo que ha cambiado en las últimas semanas, por lo que no es una posibilidad inmediatamente descartable.

El director de ‘La Saga Crepúsculo: Amanecer. Parte 2’

Imagen de Taylor Lautner en la última entrega de Crepúsculo

Robert Pattinson declaró en una entrevista con motivo del estreno de ‘La Saga Crepúsculo: Luna Nueva’ que le gustaría que Gus Van Sant se encargase de dirigir la adaptación cinematográfica de ‘Amanecer’. Lo cierto es que hubo contactos reales con el director de ‘Mi Nombre es Harvey Milk’ (Milk, 2008) para satisfacer el deseo de Pattinson, pero finalmente se optó por contratar a Bill Condon, un realizador tan solvente como alejado del glamour de Hollywood. Condon, además de tener un apellido que da pie a varios chistes malos, debutó en 1987 con la poco conocida ‘Hermanas, Hermanas’ (Sister, Sister) para luego pasarse varios años confinado a la realización de telefilmes. Ya en 1995 lo contrataron para rodar ‘Candyman 2: Adiós a la Carne’ (Candyman: Farewell to the flesh), pero fue tres años después cuando consiguió hacerse un nombre en Hollywood con ‘Dioses y Monstruos‘ (Gods and monsters, 1998), película centrada en los últimos días de vida del también director James Whale por la que consiguió llevarse para Oscar el premio a mejor guión adaptado.

Resulta curioso que Condon no capitalizase su repentina popularidad, ya que tardó otros 6 años en poder estrenar ‘Kinsey‘ (2004), aunque el delicado que tema que abordaba seguro que tuvo mucho que ver en ello. Sí que tuvo más facilidades para sacar adelante el musical ‘Dreamgirls‘ (2006), seguramente por el hecho de haber sido nominado al oscar por su participación en el guión de ‘Chicago’ (Rob Marshall, 2002). El problema es que no tuvo el éxito comercial esperado y las dos estatuillas que se llevó para casa también estuvieron lejos de colmar las aspiraciones de sus productores, por lo que Condon entró en otro hiato cinematográfico del que no salió hasta que aceptó encargarse de llevar al cine la novela de Stephenie Meyer. Eso sí, Condon ya trabaja en una película sobre el escándalo WikiLeaks, habiéndose confirmado recientemente que Benedict Cumberbatch va a interpretar al polémico Julian Assange.

El reparto de la película

Imagen de Robert Pattinson en 'La Saga Crepúsculo. Amanecer. Parte 2'

Uno de los principales ejes que vertebran La Saga Crepúsculo es su trío protagonista, tres intérpretes muy pocos conocidos antes de aparecer aquí y que ahora gozan de una gran popularidad. Kristen Stewart era el rostro más popular cuando se estrenó ‘Crepúsculo’, pues habíamos podido verla en producciones como ‘La Habitación del Pánico‘ (The Panic Room, David Fincher, 2002) o ‘Zathura. Una Aventura Espacial’ (Zathura, Jon Favreau, 2005). Sin embargo, ha sido su interpretación como Bella Swan la que le ha permitido su deseo de aparecer en cintas más minoritarias como ‘Adventureland’ (Greg Mottola, 2009) o ‘The Runaways’ (Floria Sigismondi, 2010), aunque sin descuidar el cine más comercial, pues recientemente pudimos verla en ‘Blancanieves y la Leyenda del Cazador‘ (Snow White and the huntsman, Rupert Sanders, 2012).

Antes de convertirse en el vampiro que brilla al contacto con la luz, Robert Pattinson sólo era recordado por haber interpretado a Cedric Diggory en ‘Harry Potter y el Cáliz de Fuego‘ (Harry Potter and the globet of fire, Mike Newell, 2005), pero convertirse en Edward Cullen también lanzó su carrera. Y es que Pattinson se ha dejado ver también en cintas tan dispares como ‘Agua Para Elefantes’ (Water for elephants, Francis Lawrence, 2011) o ‘Cosmopolis’ (David Cronenberg, 2012). Por su parte, Taylor Lautner había sido uno de los protagonistas de ‘Las Aventuras de Sharkboy y Lavagirl‘ (The Adventures of Sharkboy and Lavagirl in 3D, Robert Rodriguez, 2005) antes de convertirse en el hombre lobo que más tiempo pasa sin camiseta cuando está en modo humano. Existe cierto consenso respecto a que es el actor con menos talento de los tres, pero eso no ha impedido que protagonizase su propia película de acción con la infame ‘Sin Salida’ (Abduction, John Singleton, 2011).

Imagen de 'La Saga Crepúsculo. Amanecer. Parte 2'

En papeles menores podremos ver también a Peter Facinelli, Dakota Fanning, Michael Sheen, Ashley Greene, Jackson Rathbone, Nikki Reed, Kellan Lutz, Peter Facinelli, Elizabeth Reaser, Billy Burke,  Maggie Grace y Mackenzie Foy. Sus cuentas bancarias a buen seguro agradecerán el haber participado en la misma, pero también su carrera, ya que varios de ellos han recibido múltiples oportunidades para demostrar su talento en otros papeles.

Todos los vídeos de ‘La Saga Crepúsculo: Amanecer. Parte 2’

  • Teaser tráiler en inglés

  • Teaser tráiler doblado al español

  • Tráiler en versión original

  • Tráiler doblado al castellano

  • Tráiler final en versión original

  • Tráiler final en español

  • Clips de ‘La Saga Crepúsculo: Amanecer. Parte 2’

  • Evento fan de la película en Sitges 2012

Todos los carteles de la película

Ver galeria completa » 'La Saga Crepúsculo: Amanecer. Parte 2', carteles de la entrega final (10 fotos)

Críticas en Blogdecine

‘La Saga Crepúsculo: Amanecer. Parte 2’, el final soñado

‘La saga Crepúsculo: Amanecer. Parte 2’, ¿fin?

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

50 comentarios