Síguenos

Una de las pocas razones para quedarse a ver la gala de la 69ª edición de los Globos de Oro (3 horas de duración, de 2 de la madrugada a 5 en España) era que Ricky Gervais volvía a presentarla. Tras la absurda polémica ocasionada por las bromas que hizo el año pasado, que en el fondo no fue más que publicidad gratuita tanto para los premios como para él, Gervais volvió a ser invitado por la asociación de la prensa extranjera de Hollywood y desde que aceptó dio a entender que su actuación iba a ser todavía más explosiva que en 2011. El cartel con el que se anunciaba la ceremonia iba en este mismo sentido, sugiriendo que el cómico inglés no iba a dejar títere con cabeza.

Sé que muchos de vosotros no pudisteis ver la gala, así que en este post os he dejado el esperado monólogo (subtitulado al castellano, gracias a darkblackk por pasarlo) con el que se inició la entrega de premios celebrada en el Hotel Beverly Hilton de Los Angeles. Mi opinión sobre la labor de Gervais ya la conocéis, me pareció decepcionante. No fue tan agresivo ni hiriente como el año pasado, y dio la impresión de que estaba menos motivado para generar polémica. Aun así, incluso desganado o sin preparar mucho los chistes, es un tío muy divertido y hay que reconocer que soltó algunas perlas memorables, a mí al menos me hizo reír. Menos de lo que esperaba, pero me hizo reír. ¿Y a vosotros? ¿Cuál os parece que fue el comentario más gracioso que hizo el inglés durante la ceremonia? Yo me quedo con la broma sobre el test de paternidad de Justin Bieber…

PD: A continuación os dejo otros momentos divertidos de la noche (sin subtítulos, lo siento):

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

32 comentarios