Síguenos

king%20Kong.jpg

Universal Pictures y Telefónica han lanzado la llamada Descarga Permanente Inmediata (DPI) en España, Reino Unido, Francia y Suecia. Este sistema permitirá bajar películas de la red legalmente. Existen casos anterioes a éste, pero esto ocurría sólo en los títulos que la productora decidía vender de esta forma. La novedad de este sistema es que se extenderá a todas las películas de la Universal.

El sistema se llama www.pixbox.com y permitirá, previo pago de entre 9 y 16,95 euros — según la novedad del filme —, obtener dos copias digitales de una película. Una que podrá ser vista en la pantalla del ordenador, y otra que se podrá transferir a reproductores portátiles con soporte para vídeo en modalidad Windows Media DRM. Es decir que no es compatible con los reproductorres normales de DVD. Menuda cosa: pagar ese dineral por algo que no puedes ver tranquilamente en el sofá del salón. En Inglaterra se incluye el envío de un DVD. Aquí se está estudiando la posibilidad de que el usuario se lo pueda “tostar” legalmente. La salida al mercado en DVD de los nuevos títulos será simultánea a su disponibilidad legal en Internet a través de la DPI.

‘King Kong’, de Peter Jackson será el primer film que pueda descargarse. ‘Plan oculto’ (‘Inside man’), de Spike Lee; ‘Brokeback Mountain’, de Ang Lee; ‘Orgullo y prejuicio’ (‘Pride and Prejudice’), de Joe Wright; ‘Serenity’, ‘La niñera mágica’, y ‘Corrupción en Miami’ (‘Miami Vice’)… vendrán detrás. A partir del 1 de agosto estarán disponibles 30 títulos. Aunque, como contrapartida, ya presentan una bastante grave: estarán disponibles en un único idioma. Pagar tanto dinero por algo que se puede tener con opción de idioma, me parece absurdo. Deberían dar la posibilidad de que tuviera v. o. y doblaje.

El presidente de Universal Pictures International, Peter Smith, presentó ayer en Madrid este sistema, que él mismo equiparó al i-Tunes, gestionado por Apple. “Hemos aprendido la lección de nuestros colegas de la música. Hay que escuchar al consumidor y adaptar el modelo de negocio a lo que nos pide”, dijo.

Creo que ésta no es la forma de combatir la piratería. Al menos no con estos precios. Si se pagaran uno o dos euros por descarga, tendría sentido, pero desembolsar una cantidad por la que se puede comprar el DVD con carátula y todo o con la que se puede ir varias veces a verla en cine, no creo que guste a nadie. Si la lección que tienen que aprender los vendedores de la piratería es que sus precios son muy altos (especialmente si los comparas con el ínfimo coste que tiene producir un CD o un DVD), con esto se demuestra que no sólo parece que no quieran bajar los precios de sus productos a la venta en tiendas, sino que, además, en Internet (medio en el que se ahorran los intermediarios, costes de transporte, embalaje, etc…) tampoco quieren hacer eso por sus clientes.

En Reino Unido, Francia y Suecia “los resultados, por el momento, se sitúan por encima de las expectativas. En conjunto, no esperamos que las descargas permanentes representen más de un 1% de nuestro negocio. Se trata más bien de apostar por el futuro”, añadió. Quizá ante esta afirmación hay que tener en cuenta que, al menos en Francia — puede que también en los otros dos países, pero lo desconozco — la persecución legal a quien se baje música o cine de Internet es muy fuerte. Incluso se presentan en el domicilio del infractor y le “secuestran” el ordenador, que sólo puede retirar previo pago de una multa.

Después de todos los problemas que ha habido con el sector de la exhibición, se teme que de nuevo puedan molestarse y encontrar en este sistema más competencia. Por ello, Smith afirmó que “se trata de ampliar la oferta. Nosotros también somos distribuidores y no se trata de perder negocio. La gente cambia sus hábitos y hay que ofrecer opciones. Las cifras demuestran que cada vez que se ha instaurado un nuevo espacio de exhibición, como por ejemplo el vídeo, los resultados finales reportan más beneficios y no necesariamente en detrimento de los canales ya existentes. Hay que abrir más ventanas y dejar que la gente elija”.

El directivo de Universal no rechaza los estrenos simultáneos en cines y en DVD que algunas voces reclaman: “Los estudios invierten mucho dinero en el lanzamiento de una película. En cierta medida, es una lástima perder ese momentum en el segundo lanzamiento”, pero explica que en general se dejarán pasar tres meses entre salas y DVD y DPI y otros tantos hasta que llegue a emitirse por televisión.

Otra de las posibilidades que apunta Smith es el nuevo campo que se abre con la telefonía móvil. “Hemos probado con sketches cómicos y va bastante bien. En Internet esto también es un campo a explorar que podría permitir a los cibernautas hacer sus propios montajes”. Esto se hizo en España con la serie ‘Supervillanos’.

Como decía, eso no es novedad. En 2002 cinco grandes estudios pusieron en marcha en Estados Unidos Movielink, el primer sistema de pago por descargas de películas, para hacer frente a la piratería. Universal ha sido el pionero en Europa, pero Warner Bros acaba de implantar el mismo sistema en Holanda.

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

16 comentarios