Sigue a

Cartel de 'Lawrence de Arabia'

Esta semana también tenemos otro aniversario que celebrar y es que hoy se cumplen 50 años del estreno de la película ‘Lawrence de Arabia‘ (‘Lawrence of Arabia’, David Lean, 1962) en su premiere en Estados Unidos. Una cinta de producción colosal –en la línea de las de Cecil B. DeMille–, de más de tres horas de duración, localizaciones internacionales, entre las que se incluyó Sevilla para rodar varios exteriores como representación de ciudades como El Cairo, Jerusalem o Damasco. Monumentales equipos de extras que, sin la ayuda de los medios digitales de hoy en día, soportaron el agotador rodaje en el desierto.

El film narra la historia del militar británico T. R. Lawrence –intepretado por Peter O’Toole – al mando de las milicias árabes contra el imperio otomano durante la Primera Guerra Mundial. Con un guión escrito por Robert Bolt y Michael Wilson, a partir de textos del propio Lawrence, muchos han sido los que han puesto en duda su fidelidad a los hechos reales. Como en todas las obras y especialmente aquéllas dedicadas en última instancia al entretenimiento, el grado de idealización es elevado. Al retratar figuras heroicas se tiende a glorificar al personaje al margen del mérito real de sus gestas. Un grande como John Ford ya nos lo dejó claro en películas como ‘Fort Apache’ (id, John Ford, 1948) o ‘El hombre que mató a Liberty Valance’ (‘The man who shot Liberty Valance’, John Ford, 1962) y con su célebre frase When the legend becomes fact, print the legend; es decir, al escoger entre contar la verdad o la leyenda, siempre es más atractiva la leyenda.

Peter O'Toole y Anthony Quinn en 'Lawrence de Arabia'

La película obtuvo hasta siete Oscars, con un éxito arrollador de público y crítica, entre los que destacan el de mejor película, mejor director y mejor banda sonora. De este modo el trío formado por el productor Sam Spiegel, el director David Lean y el compositor Maurice Jarre; resultó uno de los más exitosos de todos los tiempos. Lean y Jarre volverían a colaborar en la mítica ‘Doctor Zhivago‘ (id, David Lean, 1965) y en ‘Pasaje a la India‘ (‘A passage to India’, David Lean, 1984). Especialmente recordada es su inconmensurable banda sonora, uno de los trabajos sinfónicos más impresionantes del cine, lleno de matices étnicos como el uso de la cítara.

Un reparto completamente masculino, de los que quitan la respiración, con Peter O’Toole, Omar Sharif, Anthony Quinn, Claude Rains, Alec Guinness, Anthony Quayle o José Ferrer. En particular destacar a éste último como uno de los más grandes actores de la historia del cine. No en vano, O’Toole asegura que aprendió más sobre actuación viendo a José Ferrer que en cualquier academia de interpretación. Además de este film, sus actuaciones en ‘Cyrano de Bergerac‘ (id, Michael Gordon, 1950) o en ‘El motín del Caine‘ (‘The Caine mutiny’, Edward Dmytryk, 1954) son verdaderas obras maestras.

José Ferrer en 'Lawrence de Arabia'

Un film épico de referencia, que marcó un antes y un después, no sólo en el cine sino en la vida de muchos cineastas, entre los que se encuentran Martin Scorsese, George Lucas o Steven Spielberg. Éstos dos últimos, con una singular inquietud por el género épico y de aventuras, citan a ‘Lawrence de Arabia’ como la película de mayor impacto e influencia en su decisión de dedicar sus vidas al séptimo arte. En términos de producción, escenografía, fotografía, música, dirección, guión e interpretación; esta cinta resulta clave para todo aquél que se disponga a narrar un suceso heroico. Su influencia llega hasta nuestros días, pues para la película ‘Prometheus‘ (id, Ridley Scott, 2012), Michael Fassbender se inspiró en el personaje interpretado por Peter O’Toole –tanto en el look como en la voz– para componer su representación del robot David.

La influencia de 'Lawrence de Arabia'

Debo reconocer que a pesar de todas sus virtudes es un film que siempre se me ha resistido, en especial por su duración. Sin embargo, son indudables su calidad, su vigencia y su trascendencia. Así que, lo más oportuno, será volver a ver este clásico y dejarse maravillar por la magia de David Lean. Sigan mi ejemplo.

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

40 comentarios